Skip to content
 

¿Puedes recibir el SSDI y la SSI a la vez?

(Haz clic en el botón CC del video para seleccionar los subtítulos en español)

 

Sí, puedes recibir el Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI) y la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) al mismo tiempo. El Seguro Social usa el término “concurrente” cuando cumples los requisitos para recibir ambos beneficios por discapacidad que administra.

Sin embargo, recibir beneficios del SSDI puede reducir tu pago de la SSI o hacer que no puedas recibir uno de los dos. Esto se debe a las diferencias en la intención de los programas y los criterios de elegibilidad.

Tanto el SSDI como la SSI brindan beneficios a las personas que cumplen con la definición del Seguro Social de una discapacidad: una enfermedad física o mental lo suficientemente grave como para evitar que realices la mayoría de los trabajos durante al menos un año. Pero el SSDI proporciona pagos a las personas con discapacidades, independientemente de su situación financiera. Los requisitos están vinculados a cuánto tiempo trabajaste en el empleo donde pagaste los impuestos del Seguro Social, y las cantidades de pago se basan en tus ingresos promedio de por vida.

La SSI, por otro lado, se basa en las necesidades. Paga beneficios a las personas con discapacidades, ciegas o de al menos 65 años que tienen ingresos bajos y recursos financieros limitados. No está relacionada con tu historial laboral; puedes recibir la SSI incluso si nunca trabajaste ni pagaste impuestos del Seguro Social.

Pero no puedes recibir la SSI si lo que el Seguro Social considera tus ingresos “contables” excede un umbral establecido por el Gobierno federal, que en el 2022 es de $841 al mes para las personas y $1,261 para las parejas. Esas cifras también son los pagos federales máximos de la SSI.

El Seguro Social considera que el SSDI y otros pagos de beneficios son contables, pero exime $20 al mes de ese total. Por lo tanto, si recibes un beneficio del SSDI que excede $861, no cumples los requisitos para recibir la SSI. Si tu pago del SSDI es menor que eso, es posible que puedas recibir la SSI, pero se reducirá por la mayor parte de la cantidad de tu SSDI.

Por ejemplo, supongamos que cumples los requisitos para recibir la SSI y un beneficio del SSDI de $400. Con la exención de $20, el Seguro Social reducirá tu SSI en $380. Todavía obtendrías $400 al mes del SSDI y $461 ($841 menos $380) de la SSI. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Beneficios de recibir el SSDI y la SSI

Dado que tus beneficios combinados están limitados efectivamente por el máximo de la SSI, ¿cuál es el valor de recibir ambos beneficios?

Por un lado, si cumples los requisitos para recibir un beneficio bajo del SSDI porque tenías un empleo de salarios bajos o trabajaste solo por un corto tiempo antes de quedar discapacitado, la SSI puede ser una fuente de ingresos adicional hasta que puedas volver a trabajar.

Por otro lado, hay un período de espera para el SSDI: los beneficios comienzan en el sexto mes después de la fecha en que el Seguro Social determina que quedaste discapacitado. No hay tal brecha con la Seguridad de Ingreso Suplementario, por lo que podrías obtener un beneficio completo de la SSI mientras esperas que el SSDI comience.

Una reclamación concurrente también puede ayudar con el cuidado de la salud. Los beneficiarios del SSDI son aptos para Medicare, pero en la mayoría de las circunstancias, esa cobertura no comienza hasta que hayas estado recibiendo beneficios durante 24 meses. Los beneficiarios de la SSI en la mayoría de los estados reúnen automáticamente los requisitos para Medicaid, lo que podría ayudar a cubrir tus costos de salud mientras esperas que Medicare comience. Una vez que lo haga, es posible que puedas permanecer en Medicaid, que cubre algunos costos que Medicare no cubre.

Puedes solicitar beneficios concurrentes en internet, por teléfono (comienza llamando al 800-772-1213) o en persona (una vez que las oficinas del Seguro Social vuelvan a abrir después de la pandemia). El Seguro Social proporciona una lista de discapacidades de adultos para ayudarte a recopilar los materiales que necesitas. Para algunos solicitantes, el proceso de la SSI requerirá una entrevista directa con un representante del Seguro Social, que se puede hacer por teléfono.

Ten en cuenta que

Junto con los beneficios del SSDI, los ingresos del trabajo y de otras fuentes se pueden usar para determinar la elegibilidad y los pagos de la SSI. Las reglas para lo que cuenta y lo que no son complicadas. Encontrarás información en el sitio web de la SSI del Seguro Social, que tiene una página detallada sobre las reglas de ingresos (en inglés).

Actualizado el 28 de diciembre del 2021