Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Discapacidad del Seguro Social: enfermedad de proceso rápido Skip to content
 

¿Cuáles enfermedades te hacen apto para una decisión rápida sobre los beneficios por discapacidad del Seguro Social?

In English | Existen cientos de enfermedades y trastornos, al igual que circunstancias médicas y personales específicas, que pueden afectar el procesamiento rápido de una reclamación para el Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI). También hay procedimientos para acelerar el proceso de las solicitudes para la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), un programa de beneficios administrado (pero no financiado) por la Administración del Seguro Social para personas discapacitadas, ciegas o mayores de 65 años

El programa de aprobaciones por compasión (CAL, Compassionate Allowances) (en inglés) mantiene una lista de enfermedades (en inglés) —actualmente tiene 230— que pueden acortar el tiempo de procesamiento de las reclamaciones para el SSDI de meses a días. (Esto podría no resultar en pagos inmediatos al ser aprobadas —ver más adelante—). La lista incluye cánceres que avanzan rápidamente, enfermedades del sistema inmunitario o neurodegenerativas, trastornos genéticos poco frecuentes y otras enfermedades que por definición cumplen con el estándar de discapacidad del Seguro Social. Impiden que las personas realicen su trabajo y es probable que causen la muerte. 

No tienes que solicitar una aprobación por compasión específicamente (o ningún tipo de revisión rápida). El Seguro Social usa un sistema de software para identificar las solicitudes que incluyan impedimentos de la lista de CAL. Si eres apto o no para una decisión rápida depende de tu diagnóstico y la gravedad. 

El Seguro Social usa otro sistema electrónico, el proceso rápido para determinación de discapacidad (QDD, Quick Disability Determination), para filtrar las solicitudes presentadas en internet para el Seguro por Discapacidad del Seguro Social y la Seguridad de Ingreso Suplementario. El QDD busca palabras y frases clave que indiquen que una reclamación tiene altas probabilidades de ser aprobada, y verifica que la solicitud incluya toda la documentación requerida. Estos casos se marcan para un procesamiento más rápido. Las solicitudes que no se presentan por internet son revisadas por examinadores de reclamaciones, quienes también pueden marcarlas para ser procesadas más rápido.

El Seguro Social tiene varios programas y procedimientos que aceleran reclamaciones específicas por discapacidad:

  • Las solicitudes que indican que la enfermedad del solicitante ha alcanzado una fase terminal se pueden mover al principio de la fila. Ciertas situaciones —por ejemplo, un cáncer metastatizado o un paciente que recibe cuidados paliativos— se procesan más rápido. 
  • Las circunstancias que no implican trastornos o enfermedades terminales específicos también se podrían considerar: un niño con bajo peso al nacer, por ejemplo, o un solicitante por discapacidad que esté en peligro inminente de quedarse sin hogar. 
  • Si eres un solicitante del SSI y tienes uno de alrededor de 15 impedimentos físicos o intelectuales graves —entre ellos, amputación, síndrome de Down, ceguera o sordera total, y VIH/SIDA—, el Seguro Social podría determinar que tienes una "discapacidad presunta". Esto te hará apto para recibir hasta seis meses de beneficios mientras tu reclamación pasa por el largo proceso de revisión.
  • El Seguro Social puede acelerar el proceso de reclamación para el SSDI y el SSI de los veteranos que quedaron discapacitados durante el servicio activo. La discapacidad no tiene que haber empezado durante acciones militares —por ejemplo, puede ser el resultado de una lesión que sucedió mientras estaba en licencia—, pero debe haber ocurrido después del 1.º de octubre del 2001. Al comienzo del proceso de solicitud, asegúrate de informarle al Seguro Social que la enfermedad surgió durante tu período de servicio.

Recuerda que

  • Todas las reclamaciones del SSDI están sujetas a un período de espera para los beneficios: lo más temprano que puedes empezar a recibir los pagos es cinco meses desde la fecha en la que el Seguro Social determine que tu discapacidad comenzó, según la evidencia médica que proveas. Este es el caso incluso si tu solicitud se procesa más rápidamente y se aprueba durante esos meses. No hay tal período de espera para los pagos del SSI.
  • Si tienes una enfermedad que no está aprobada para un procesamiento rápido bajo el programa CAL, puedes pedirle al Seguro Social (en inglés) que considere añadirla a la lista.

Publicado el 10 de octubre del 2018

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.