Skip to content
 

¿Hay formas de agilizar una solicitud de beneficios por discapacidad?

Una vez que solicitas beneficios del Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI) o de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), los dos beneficios que administra el Seguro Social para las personas que tienen discapacidades, pueden transcurrir meses hasta que se apruebe o se rechace tu solicitud.

Los períodos de espera de una decisión inicial sobre las solicitudes de beneficios por incapacidad se han prolongado bastante durante la pandemia de COVID-19, de un promedio de 122 días en el último trimestre del 2019 a 169 días en el mismo período del 2021. Esa espera puede ser difícil, especialmente si no percibes otros ingresos familiares o si tus problemas de salud son lo suficientemente graves como para poder acortar tu expectativa de vida.

La Administración del Seguro Social (SSA) puede acelerar la tramitación en el caso de los solicitantes de beneficios por discapacidad que tienen ciertas enfermedades, los que enfrentan circunstancias personales particularmente difíciles o los que prestaron servicio militar en EE.UU. Aunque no pertenezcas a ninguna de estas categorías de “casos críticos”, hay ciertas medidas que puedes tomar para tratar de agilizar tu solicitud, como obtener la ayuda de un abogado, un defensor profesional de personas discapacitadas, o tu congresista.

Estas son algunas de las formas en las que podrías recibir una determinación más rápida sobre tu derecho a recibir beneficios por discapacidad.

Aprobaciones por compasión

Los solicitantes que tienen ciertas enfermedades tienen derecho a una tramitación acelerada de su solicitud de beneficios por discapacidad según el programa de Aprobaciones por compasión (en inglés) de la SSA. La lista abarca más de 250 tipos de enfermedades y lesiones graves que incluyen varios tipos de cáncer y trastornos neurológicos, como la enfermedad de Huntington y la demencia con cuerpos de Lewy.

No deberías tener que solicitar que te consideren para recibir una aprobación por compasión: el Seguro Social utiliza un software de escaneo de texto para identificar las solicitudes que podrían reunir los requisitos. Sin embargo, si tienes una enfermedad admisible, los expertos en discapacidad advierten que no está de más anotarlo en el formulario de tu solicitud.

Enfermedad terminal

Si tienes una enfermedad terminal —o TERI, el término del Seguro Social que denota una enfermedad previsiblemente mortal— quedas automáticamente habilitado para que la tramitación y la determinación de tu solicitud sean más rápidas. Las enfermedades y circunstancias admisibles para participar en el programa TERI incluyen (entre otras):

  • esclerosis lateral amiotrófica (ELA)
  • sida
  • cáncer maligno o en etapa IV
  • recibir cuidados terminales en un centro o en el hogar
  • estar en espera de un trasplante de corazón, pulmón, corazón y pulmón, hígado o médula ósea

Si tu solicitud de beneficios indica que tienes una enfermedad admisible, el Seguro Social la identificará para que se considere tu participación en el programa TERI. También puedes anotar en el formulario que padeces una enfermedad que se presume mortal.

Necesidad económica extrema

Si no tienes alimentos, medicamentos o un lugar donde vivir, o si enfrentas un desalojo o ejecución hipotecaria inminentes, la SSA puede acelerar el procesamiento de tu solicitud como un caso de extrema necesidad, o DRND.  

Las personas que deseen obtener esta clasificación deberían informar al Seguro Social el nivel de gravedad de su situación, ya sea mediante una llamada telefónica o por medio de lo que se denomina una carta de “extrema necesidad” en la que detallen el motivo por el cual necesitan ayuda. Los solicitantes que están en el proceso de apelación también pueden solicitar una audiencia acelerada debido a una necesidad extrema.

Servicio militar

El Seguro Social agiliza las solicitudes de beneficios por discapacidad de los veteranos de las Fuerzas Armadas de EE.UU. si pueden considerarse “combatientes lesionados” (en inglés), lo que significa que la discapacidad se produjo durante el servicio activo después del 1.° de octubre del 2001, inclusive, o si reciben una clasificación de indemnización del 100% de incapacidad permanente y total (P&T) —en inglés— del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA). En este último caso, asegúrate de identificarte como “veteran rated 100 percent P&T” (veterano clasificado 100% P&T) cuando solicites los beneficios.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Ayuda profesional

Un abogado o un representante no letrado (también llamado defensor de personas discapacitadas) puede ayudar con el proceso de solicitud y asegurarse de que hayas incluido la información correcta en el formulario para que se considere su tramitación acelerada (o que no hayas omitido nada que pueda lograr ese resultado). Si parece que tu solicitud está retrasada, también pueden ayudarte a determinar con quién debes hablar en la SSA o en la oficina estatal que evalúa tu solicitud.

Ayuda del Congreso

Tus congresistas también pueden ayudar. Comunícate con el despacho de un senador o un representante (enlaces en inglés) para consultar con un miembro del personal que pueda averiguar sobre el estado de tu solicitud y verificar si se ha identificado para su procesamiento acelerado.

Requisitos de la renuncia al aviso de audiencia

Si tu solicitud de beneficios por discapacidad está en proceso de apelación y en espera de una audiencia ante un juez de derecho administrativo, el Seguro Social te debe notificar la fecha de tu audiencia con al menos 75 días de antelación. Puedes optar por renunciar a este plazo de antelación y tal vez lograr que tu audiencia se programe antes si llenas un formulario HA-510 (Waiver of Timely Written Notice of Hearing; Renuncia a la notificación escrita y oportuna de la audiencia —en inglés—) y lo envías a la oficina de audiencias (en inglés) que está a cargo de tu caso.

Ten en cuenta que renunciar a la notificación de 75 días podría significar que tienes menos tiempo para reunir y presentar pruebas que demuestren tu discapacidad. Aún debes presentar las pruebas —o informar a la SSA por escrito sobre las pruebas que tienes intención de presentar— a más tardar cinco días hábiles antes de la fecha de la audiencia.

Solicitud de decisión oficial

Otra opción para acelerar el proceso de apelación es solicitar una decisión oficial (OTR) de un juez de derecho administrativo. Una solicitud OTR indica que tú consideras que las pruebas que constan en tu expediente respaldan claramente tu solicitud de beneficios por discapacidad, sin necesidad de que tú o los expertos presenten el caso en una audiencia.

Para solicitar una decisión OTR, comunícate con la oficina de audiencias más cercana. Ya debes haber presentado una apelación y solicitado formalmente una audiencia. Un juez examinará el expediente del caso y decidirá si emitir un fallo por escrito que apruebe tu solicitud o proceder a una audiencia.

Ten en cuenta que

  • Las designaciones de casos críticos pueden trasladarse al proceso de apelación o pueden agregarse durante ese proceso si inicialmente se niega tu solicitud de beneficios por discapacidad, lo que significa que puedes continuar recibiendo evaluaciones aceleradas.
  • El Seguro Social y el VA tienen criterios diferentes para determinar si una persona está discapacitada, por lo que el 100% de P&T no necesariamente otorga a un veterano el derecho a recibir beneficios del SSDI o SSI.

Publicado el 10 de febrero del 2022