Skip to content
 

Consejos para solicitar beneficios del Seguro Social cuando eres soltero

Postergar la solicitud para recibir un mayor beneficio puede ser aún más importante si no estás casado.

Mujer haciendo cuentas frente a su computadora, una alcancía azul, unas facturas y una calculadora

ANDREYPOPOV/GETTY IMAGES

In English

Los solteros suelen pensar que no les conviene utilizar las estrategias para solicitar beneficios del Seguro Social, y es cierto que los casados tienen más opciones a su alcance. Sin embargo, todos —incluso los solteros— pueden resultar favorecidos si planean bien el momento de solicitar los beneficios.

Por ejemplo, los asesores financieros suelen recomendar postergar la solicitud de los beneficios del Seguro Social tanto como sea posible, porque los montos aumentan cada mes que demoras en presentar la solicitud entre los 62 y los 70 años.

Sin embargo, las personas solteras “tienen el mayor incentivo para esperar hasta los 70 años para cobrar el beneficio anual más alto”, señala Laurence Kotlikoff, profesor de Economía de Boston University y presidente de Maximize My Social Security, que produce un programa informático que facilita la comparación de las estrategias para solicitar los beneficios.

“Los solteros corren un mayor riesgo de longevidad financiera”, explica Kotlikoff. “No pueden confiar en recibir ayuda de su cónyuge si se quedan sin dinero. También es posible que tengan pocos hijos —si es que tienen alguno— que puedan colaborar. En consecuencia, es aún más importante esperar para cobrar el beneficio más alto del Seguro Social, un beneficio que se mantiene hasta que fallecemos”.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Una persona que nació en 1960 y que solicita los beneficios de jubilación a la edad mínima de 62 años tiene derecho a recibir el 70% de su beneficio básico, es decir, el importe total calculado a partir del historial de ingresos de por vida. A la edad plena de jubilación de 67 años, obtendría el 100% del beneficio básico. A los 70 años tendrían derecho a recibir el 124%.

En otras palabras, si esa persona tiene derecho a recibir $1,800 mensuales del Seguro Social a la edad de 67 años, su beneficio sería de $1,260 si lo solicitara al cumplir los 62 años este año. Si esperara otros ocho años, pasaría a recibir $2,232 al mes, y eso sin tener en cuenta el ajuste anual por costo de vida (COLA) del Seguro Social, que aumenta los beneficios en función de la inflación. Esas reducciones, o adiciones, se mantienen de por vida.

Postergar la solicitud puede no ser una opción conveniente si, por ejemplo, necesitas los beneficios lo antes posible después de cumplir los 62 años para llegar a fin de mes, y los solteros tienen muchas más probabilidades que los casados de vivir en la pobreza, según datos de la Oficina del Censo. Solicitar los beneficios antes de tiempo también puede resultar conveniente si no esperas vivir hasta los 70 años o mucho después debido a tu salud o a tus antecedentes familiares.

No obstante, “a no ser que tengas un problema de salud grave que acorte tu vida, esperar hasta los 70 años para cobrar el mayor beneficio de jubilación posible ofrece una gran recompensa”, dice Kotlikoff.

Opciones para sobrevivientes y solteros divorciados

Las personas solteras por divorcio o por fallecimiento del cónyuge también tienen opciones para solicitar beneficios que pueden ser más altos.

Si eres viudo, puedes tener derecho a recibir un beneficio para sobrevivientes de entre el 71.5 y el 100% de los beneficios del Seguro Social de tu difunto cónyuge (o excónyuge). Si también tienes derecho a recibir tu propio beneficio de jubilación, puedes aumentar al máximo tus ingresos del Seguro Social si solicitas uno de ellos antes que el otro. (No puedes recibir al mismo tiempo tu propio beneficio y un beneficio para sobrevivientes; si solicitas ambos, el Seguro Social pagará el que sea más alto).

Las consideraciones más importantes son qué beneficio será mayor y a qué edad deberías solicitarlo. Al igual que los beneficios de jubilación, los pagos para los sobrevivientes son más bajos si se solicitan antes de la edad plena de jubilación.

Kotlikoff recomienda empezar con el beneficio más bajo para que el otro pueda aumentar. Por ejemplo, si el sobreviviente es el cónyuge que percibe menos ingresos, puede resultar más lógico desde el punto de vista económico que cobre su beneficio de jubilación antes y que luego solicite el beneficio más alto para sobrevivientes al llegar a la edad plena de jubilación.

Quizá también puedas solicitar los beneficios para cónyuges divorciados basados en el registro de ingresos de un excónyuge que aún vive, si tú y tu excónyuge tienen al menos 62 años y el matrimonio duró diez años o más.

Solo puedes cobrar un beneficio para excónyuges si es superior a tu propio beneficio de jubilación. Ese podría ser el caso si tu excónyuge percibiera ingresos considerablemente superiores a los tuyos. Los beneficios para excónyuges varían entre el 32.5 y el 50% de lo que tu excónyuge recibe del Seguro Social.

En esa situación, podría ser conveniente permanecer soltero, al menos en términos del Seguro Social: si te vuelves a casar, pierdes el derecho a recibir los beneficios para excónyuges.​

 

Andy Markowitz cubre temas relacionados con el Seguro Social y la jubilación para AARP. Es exredactor de The Prague Post y Baltimore City Paper.