Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 razones para mudarte en la jubilación

Y los 10 estados a los que más se mudan los jubilados.

spinner image Pareja mayor frente a un camión de mudanzas
GETTY IMAGES

El periodista y escritor Martin J. Smith trabajó y vivió durante décadas en ciudades o sus suburbios. Sin embargo, cuando hace algunos años llegó el momento de jubilarse de su empleo a tiempo completo como editor de una revista en el sur de California, él y su esposa, Judy, gerente municipal jubilada, optaron por algo distinto.

La pareja se mudó a Granby, Colorado, un pueblo de unos 2,200 habitantes en las Montañas Rocosas, al noroeste de Denver. Granby es conocido como destino de esquí, senderismo y pesca, pero Smith dice que también es un lugar donde un jubilado puede olvidarse del estrés de la congestionada vida urbana y volver a conectar con la naturaleza. Un lugar donde la mayor complicación del día podría ser que un alce hembra embarazada decida acostarse en tu prado.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

La amabilidad de los vecinos y el ritmo de vida más lento de Granby son asimismo atractivos para Smith, de 66 años. 

“En una gran ciudad es fácil sentir que no importas y que la vida solo se trata de la lucha diaria”, explica. “Pero en un pueblo pequeño sí importas. Tus acciones afectan constantemente a los demás, y sus acciones te afectan a ti”. Ha hecho muchas amistades a través del trabajo voluntario en la asociación histórica local y en Hábitat para la Humanidad, y señala que disfruta tanto de la transición que está considerando escribir un libro sobre su experiencia. 

La historia de Smith no es única. En todo el país, muchas personas mayores buscan un cambio de ambiente al dejar atrás la vida laboral, o la mayor parte de ella.

En una encuesta realizada en el 2022 entre los adultos del país con al menos $10,000 en activos invertibles, encargada por la empresa de seguros y servicios financieros Nationwide, el 40% de las personas que aún no se habían jubilado indicaron que planeaban mudarse a otra ciudad o región cuando lo hicieran.

Y uno de cada cinco clientes de United Van Lines menciona la jubilación como motivo de su traslado, según el Estudio Nacional de Mudanzas 2022 (en inglés) de la empresa. En nueve estados —Arizona, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Delaware, Florida, Maine, Nuevo México, Virginia Occidental y Wyoming— al menos un tercio de los recién llegados el año pasado eran jubilados.

“La mayoría de mis clientes que están jubilados o que piensan jubilarse desean mudarse”, afirma Christie M. Russell, asesora financiera de Northwestern Mutual, con sede en Dallas. 

LOS PRINCIPALES ESTADOS PARA MUDANZAS DE JUBILADOS

En el 2022, estos 10 estados tuvieron la mayor migración neta (el número de personas que se mudaron al estado menos el número de personas que se mudaron fuera de él) de personas mayores de 60 años, según el último informe “Where Retirees Are Moving” del sitio web de finanzas del consumidor SmartAsset.

1. Florida (migración neta de personas mayores de 60 años: 78,174)

2. Arizona (25,090)

3. Carolina del Sur (19,004)

4. Carolina del Norte (18,996)

5. Tennessee (14,767)

6. Idaho (8,566)

7. Nevada (6,814)

8. Arkansas (5,774)

9. Maine (5,718)

10. Texas (5,542)

FUENTE: SMARTASSET (A PARTIR DE LOS DATOS DE LA OFICINA DEL CENSO DE ESTADOS UNIDOS)

Russell y otros asesores señalan que una variedad de factores influye en las decisiones de los jubilados de mudarse, desde buscar el sol hasta estar más cerca de sus seres queridos. Las finanzas personales también desempeñan un papel: en la encuesta de Nationwide, el 43% de los que planean mudarse en la jubilación citan la reducción del costo de vida como una de sus tres principales razones, y el 34% incluyó mudarse a un estado con una tasa impositiva más baja. 

A menudo, “todo se reduce al dinero, la familia y el clima, ya sea una de estas razones individuales o una combinación de ellas”, explica Barbara O’Neill, profesora jubilada de la Universidad de Rutgers y autora de Flipping a Switch: Your Guide to Happiness and Financial Security in Later Life

A continuación, presentamos cinco de las razones más comunes por las que los jubilados deciden mudarse. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

1. Costos más bajos de vivienda

Según un estudio de febrero del 2023 (en inglés) realizado por Vanguard, el 60% de los jubilados que se mudan venden una casa en un mercado caro y se trasladan a un lugar más económico. En el proceso, por lo general les quedan alrededor de $100,000 en capital neto por la venta de la vivienda, que pueden utilizar para aumentar el Seguro Social y los ahorros o las pensiones para la jubilación.

Russell observa que es un buen negocio, incluso si la casa que vendes está paga. 

“A pesar de que muchos de mis clientes ya no tienen una hipoteca, los altos costos de los impuestos sobre la propiedad, los servicios públicos y el mantenimiento son factores que influyen en la mudanza”, afirma. “La inmensa mayoría de las personas que desean jubilarse tienen la mayor parte de su patrimonio neto vinculado al valor neto de su vivienda y a sus planes [de jubilación] cualificados. Un traslado es una gran oportunidad para liquidar el capital en la venta de una vivienda con el fin de prepararse para los objetivos financieros que plantea la jubilación”. 

Por supuesto, mudarse cuesta dinero, sobre todo si vas a comprar una nueva vivienda. No obstante, la mayoría de las personas recuperan desembolsos como los gastos de mudanza y los costos de cierre en uno o dos años, indica Matthew Essmann, socio director de Cornerstone Financial Services en Troy, Míchigan. 

See more Salud y bienestar offers >

2. Una reducción de los impuestos

Otra forma de ahorrar dinero es mudarte a un lugar donde no tengas que pagar tanto en impuestos sobre los ingresos de jubilación

Por ejemplo, no hay impuesto estatal sobre la renta en Alaska, Dakota del Sur, Florida, Nevada, Nuevo Hampshire, Tennessee, Texas, Washington y Wyoming, lo que significa que no hay impuesto sobre los ingresos de jubilación, como las pensiones, el Seguro Social y los retiros de las cuentas IRA y 401(k). (Nuevo Hampshire sí cobra impuestos sobre los dividendos y los intereses, de los que dependen muchos jubilados).

Si bien por lo general se cobran impuestos sobre los ingresos en Illinois, Misisipi y Pensilvania, los ingresos de jubilación están exentos. Otros estados ofrecen exenciones fiscales específicas para los residentes mayores. Los residentes de Colorado mayores de 65 años, por ejemplo, pueden deducir de sus impuestos estatales hasta $24,000 en ingresos por pensiones o anualidades sujetas a impuestos federales, y Carolina del Sur exime hasta $15,000 en ingresos gravables para ese grupo de edad. Es posible que algunos destinos de jubilación también tengan impuestos sobre la propiedad más bajos, aunque las tasas pueden variar mucho dentro de un mismo estado.

Según O’Neill, todo esto puede suponer un ahorro considerable, sobre todo para los jubilados acomodados. “Si tienes mayores ingresos más tarde en la vida, querrás pagar menos impuestos, así que tal vez decidas mudarte por esa razón”, añade.

3. Vivir más cerca de la familia

Según un informe de junio del 2022 (en inglés) de Transamerica Center for Retirement Studies, el 53% de los trabajadores consideran que pasar más tiempo con la familia y los amigos es un objetivo importante para la jubilación.

En muchos casos, eso significa mudarse a donde viven sus seres queridos. En la encuesta de Nationwide, más de uno de cada cinco inversores que planean mudarse en la jubilación mencionó entre sus tres razones principales estar más cerca de la familia.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“La mayoría de mis clientes tienen familia repartida por todo el país, y con más tiempo y libertad en sus manos, les entusiasma la idea de compartir más en los sucesos de la vida diaria en los que sus carreras les impedían participar antes de jubilarse”, señala Russell.  

Ayudar con los nietos es una motivación particularmente convincente. Un estudio reciente (en inglés) realizado por investigadores de la Universidad de Wisconsin reveló que los abuelos recién jubilados tienen el doble de probabilidades de mudarse para estar cerca de un nieto que los que aún no se han jubilado.

4. Mejor clima

Si llevas décadas paleando nieve, es tentador optar por una residencia cálida y soleada con inviernos más moderados. No es de extrañar que un nuevo análisis de los datos del Censo de Estados Unidos (en inglés), realizado por el sitio web de finanzas personales SmartAsset, pusiera de manifiesto que cinco estados del cinturón del sol (Sun Belt) —en orden, Florida, Arizona, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Tennessee— tuvieron el mayor influjo de personas mayores de 60 años. 

No obstante, Richard Haiduck, que entrevistó a jubilados reubicados para su libro del 2020 Shifting Gears: 50 Baby Boomers Share Their Meaningful Journeys in Retirement, advierte que el sol no debería ser el único factor de un traslado.

“Los lugares de vacaciones desaparecieron de la lista una vez que las personas se dieron cuenta de que quizás estarían lejos de la familia o en un sitio turístico en lugar de un pueblo acogedor, y que tal vez no tendrían acceso a las actividades que más les interesaban”, afirma. “Por lo tanto, el atractivo del clima pasó a ser solo uno de los criterios finales”.

5. Un nuevo estilo de vida

Volver a empezar en un nuevo lugar puede ayudarte a reevaluar tu vida y hacer cambios, o simplemente a deshacerte de aspectos de tu existencia que en realidad no necesitas y quedarte con lo que te hace feliz. 

En el caso de Smith, todavía puede escribir libros y ensayos para revistas, sin el gasto de un vestuario adecuado para la oficina. Y en lugar de luchar contra el tránsito, puede pasar las mañanas de verano tomando café y observando los gansos del estanque pastorear a sus crías para mantenerlas a salvo del zorro del vecindario.

También tiene la oportunidad de experimentar la vida en un pueblo pequeño donde el trato amable es más importante que expresar opiniones en las redes sociales, algo que no importa en absoluto en su nueva vida. “Aquí estamos inmersos en la vida cotidiana; vemos a los vecinos en el supermercado o ayudamos a construir sus casas”, añade. “Y es mucho menos estresante”.

Infórmate bien sobre el lugar al que deseas mudarte

Si piensas mudarte en la jubilación, los asesores señalan que es importante que hagas un poco de investigación antes de tomar la decisión. Evalúa tu destino potencial, y no solo según los factores mencionados con anterioridad. O'Neill aconseja que te informes sobre aspectos como la disponibilidad local de atención médica y que pienses en lo que extrañarías del lugar donde vives ahora. 

Essmann recomienda que, si es posible, pruebes primero el lugar donde deseas jubilarte. 

"El mejor consejo que doy a mis clientes, si es económicamente factible, es que compren un lugar más pequeño donde crean que quieren mudarse y que vayan y vengan entre temporadas para ver cuánto les gusta vivir allí", propone. Otros asesores sugieren alquilar primero. 

Y ten en cuenta que los traslados no tienen que ser permanentes. Si te cansas del nuevo lugar, puedes volver a "casa". 

Esa fue la experiencia de Theresa Immordino. Cuando se jubiló como agente de bienes raíces en el 2013, dejó Takoma Park, Maryland, por Hollywood, Florida. Sin embargo, después de varios años, se desencantó con el clima caluroso y se aterrorizó ante el riesgo que los sapos de caña, una especie tóxica invasora, podían suponer para sus Jack Russell terriers

Immordino acabó por vender su casa en Florida y se mudó de nuevo al norte, a un distrito histórico en Hyattsville, Maryland, a poca distancia en auto de su antiguo vecindario. "Vivía con miedo constante hasta que pude organizarme, vender mi casa y regresar", dice. "Y siempre me encantó Maryland, así que no tenía motivo para irme a otro lugar".

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.