Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

7 señales adicionales de que tu jubilación marcha según lo planeado

Buenas razones para calmar tu mente.

Ilustración de una carretera con una señal de tránsito con un símbolo de dólares.

CHRIS GASH

In English | Menos de una de cada cinco personas ha establecido un plan financiero integral para su jubilación, según un estudio de Fidelity Investments. Pero incluso si estás entre los que sí lo tienen, ¿cómo puedes estar seguro de que tu plan se adaptará a cada escenario que te imaginas y te provoca insomnio? Consultamos con expertos en jubilación, quienes dicen que es probable que todo salga bien con tu jubilación si las siguientes afirmaciones son generalmente ciertas.

1. Tus ingresos y gastos están en equilibrio

Si no tienes más deuda de la que tenías hace un año y solo usaste una cantidad modesta de tus ahorros para gastar en efectivo, te va bien. Esta es la prueba: si después del primer año de jubilación pudieras vivir cómodamente con cualquier fuente de ingresos garantizado (como pensiones y Seguro Social) y menos del 4% de tus inversiones, estarás en una situación sólida. Los estudios han descubierto que al seguir la regla general del “4%”, es poco probable que agotes tus ahorros para la jubilación. Simplemente multiplica el valor de tus activos por un 4% (o divide entre 25) para obtener tu número de gastos seguros durante el primer año. Por ejemplo, si tienes $250,000 en ahorros, puedes usar $10,000 de ellos durante el primer año para complementar tus otras fuentes de ingresos.

2. Reflexionas sobre la manera en que usas tu dinero en efectivo

La prueba aquí es lo que harías si te encontraras con dinero extra inesperado. Por ejemplo, ¿qué hiciste con el cheque de estímulo o reembolso de impuestos que recibiste el año pasado? Si lo primero que hiciste fue pagar la deuda de las tarjetas de crédito y cualquier factura en la que te hayas atrasado, eres un experto en gastos. Si no tenías alguna de estas obligaciones, asegurarse de que tuvieras suficientes ahorros de emergencia (ver más abajo) también fue una buena decisión. Pero si el dinero extra de inmediato lo derrochas, sugiere que necesitas ser más estratégico y consciente de tus finanzas.

3. Tienes suficiente dinero para cubrir sorpresas y sobrellevar una crisis prolongada

Al igual que mantienes un fondo de emergencia durante tus años laborales, necesitas uno en la jubilación para cubrir los gastos repentinos. “Me gusta que mis clientes tengan seis meses de gastos básicos en efectivo”, dice Ashley Coake, planificadora financiera de Radford, Virginia.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


4. Hablas sobre tus decisiones financieras

¿Tienes amigos cercanos, familiares o asesores con los que puedes hablar abiertamente sobre el dinero? Incluso si esa persona no es un genio financiero, hablar sobre las opciones financieras con un conocido puede mejorar tu toma de decisiones, según un estudio del 2018 realizado por académicos de EE.UU., Canadá e Inglaterra. Digamos que recibes una oferta tentadora por correo. Tus amigos pueden ayudarte a determinar si es realmente una buena oferta. A medida que envejeces, puedes ser más susceptible a las estafas, lo que hace que estas conversaciones sean aún más importantes.

5. Tus instintos pasaron la prueba de marzo del 2020

¿Te sentiste cómodo con tu situación financiera durante la crisis económica y el derrumbe del mercado de valores al comienzo de la pandemia? ¿Te dijiste a ti mismo: “Estaré bien”? Y si has invertido en acciones, ¿pudiste mantener la calma? Si no es así, es buena idea reducir el porcentaje de acciones de tu cartera, pero seguir invirtiendo para que tu cartera se mantenga al día con la inflación. Una buena regla general es restar tu edad de 100 (110, si estás dispuesto a correr más riesgo) y mantener ese porcentaje en acciones.

6. Recibes, o te das, un chequeo anual de dinero

Una buena señal sería que gastaste aproximadamente la cantidad de dinero que creías que gastarías. Si tienes inversiones, otra señal sería que estás satisfecho con el rendimiento de tu cartera. Si hubo grandes variaciones de las expectativas (ya sean positivas o negativas), ahora es el momento de ajustar tu plan para los próximos años. También es importante preguntarte si alguno de tus objetivos financieros ha cambiado. “La mejor manera de saber que tu plan está encaminado según lo planeado es hacer una evaluación anual”, dice Brad Bobb, planificador financiero en Springfield, Illinois.

7. Como dicen los milénicos, te sientes bastante tranquilo

Es una buena señal si no te estresas con frecuencia sobre el dinero y te queda algo al final del mes para divertirte. Jill Gianola, planificadora financiera en Columbus, Ohio, lo expresa de esta manera: “Tu plan de jubilación está funcionando si te sientes satisfecho con tu vida”.

Karen Cheney es una periodista financiera que ha escrito para Money, Real Simple y Better Homes & Gardens.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.