Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo proteger tu vehículo estacionado afuera

La intemperie, la seguridad y el mantenimiento del auto y otros consejos que debes tener en cuenta.

Casa con un auto gris parqueado frente a su casa

Kathy deWitt / Alamy Stock Photo

In English | Si tienes un garaje, úsalo, y no solo para las bicicletas, pinturas y herramientas. Guarda tu auto.

Tu auto se verá mejor a pesar del transcurso del tiempo y eso podría significar más dinero para ti cuando lo quieras vender o cambiar. Además, si mantienes el vehículo en el garaje, no tendrás que ocuparte de ciertos aspectos con tanta frecuencia, lo cual significa menos gastos. Eso es importante en estos momentos difíciles que atravesamos por el coronavirus y la incertidumbre ante la desocupación laboral y las bajas en las inversiones.

Podrías usar un toldo o un cobertizo portátil y temporal para proteger tu vehículo del sol ardiente que le descolora la pintura y de la suciedad de los árboles y los excrementos de las aves, que le dejan marcas en el acabado.

Al final de una temporada en que los robles dejaban caer bellotas tan pesadas que causaban el mismo daño que el granizo, nosotros decidimos comprar un cobertizo. Básicamente, son como una tienda de campaña sin laterales, pero armarlos puede ser un sufrimiento y es difícil ubicarlos para que no ocupen toda la entrada para el auto. Además, son feos. Pero funcionan.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Una alternativa sería una funda ajustada. Las mejores fundas para vehículos son resistentes al agua y dejan pasar el aire. Las fundas impermeables pueden atrapar la humedad y dañar la pintura del auto.

Sin embargo, el auto debe estar limpio y seco antes de cubrirlo con una funda. Hasta las fundas resistentes al agua pueden mantener suficiente humedad debajo para arruinar la pintura, y si el auto no está limpio, la suciedad arrastrada puede rayar el acabado.

La funda con un cable candado que se pasa debajo del auto impide que otros la quiten sin que lo sepas, pero es incómodo de usar.

Si no quieres una funda, hay otras maneras de prolongar la vida de tu auto a la intemperie.

La mejor manera de lavarlo

Lávalo con frecuencia. Con el lavado, evitarás que se acumule suciedad que daña la pintura.

"Lava tu auto todas las semanas si está estacionado afuera. La lluvia ácida y los excrementos de aves pueden dañar el acabado. Además, al pasar la tarde lavando, aspirando y encerando tu vehículo quemarás unas 1,100 calorías. ¡Y también sirve para aliviar el estrés!", aconseja la AAA, la asociación de automovilistas que antes se llamaba American Automobile Association.

Pareja mayor lavando un auto juntos

Kevin Dodge/Getty Images

Si usas un servicio comercial de lavado de automóviles, escoge el que tenga personal que lo haga a mano; evita los que tienen cepillos, que pueden rayar. Busca un servicio donde el grupo encargado de secar los autos use toallas limpias para cada vehículo. Los lavados comerciales restriegan la parte inferior del auto, lo cual es importante en especial después de un invierno tormentoso.

"Pide un lavado a presión del chasis para eliminar los restos de sal y otros residuos de la parte inferior del auto. Es muy agresiva la forma en que corroe", dice Dave Cappert, del National Institute for Automotive Service Excellence, con sede en Leesburg, Virginia, que certifica a técnicos en especialidades automotrices. El enfoque de Cappert es en acondicionamiento de aire, manejabilidad y reparaciones electrónicas.

Trata de evitar los túneles de lavado automático con o sin cepillos, que con frecuencia se encuentran en las gasolineras. Ambos pueden rayar el acabado.

Si lavas el auto tú mismo, usa jabón para lavado de vehículos y no el detergente para platos. El detergente para platos elimina la grasa, pero quita los químicos que le imparten a la pintura su brillo duradero.

Para limpiar con agua jabonosa y para la mayoría de la limpieza del exterior, la clave es la microfibra. Usa un paño o mitón de microfibra para lavar, una toalla de microfibra para secar y un paño de microfibra para lustrar la cera para auto. Puedes usar un aplicador especial de esponja para esparcir la cera, ya que también preserva la pintura.

Las microfibras secan tanto como un paño de algodón de cuatro veces su tamaño. Llegan a donde otros no pueden. Tampoco retienen suciedad ni restos que pueden rayar el acabado y desprender los aceites de la pintura, algo que sí sucede con las toallas de algodón y las gamuzas de cuero.

Ten a mano una botella rociadora con un producto "detallador". ¿Ves excremento de pájaro u otras manchas que no puedes lavar hasta más tarde? Para removerlos rápidamente, rocía con el producto detallador y pásale el paño de microfibra.

Para los vidrios, usa un paño de microfibra y un limpiador para vidrio de autos aunque también puedes lograr buenos resultados con un limpiador común de vidrios y papel de periódico. La tinta no mancha ni marca el vidrio, pero puede dejarte las manos sucias. El papel de periódico se despedazará, pero no es difícil de remover.

No olvides el techo corredizo

Si tu auto tiene un techo corredizo, Cappert sugiere abrir el panel de vidrio o metal para asegurarte de que los agujeros de desagüe en las esquinas no estén taponados de residuos. Con frecuencia, las culpables son las agujas de los pinos.

Vierte agua en los agujeros de la abertura mientras otra persona verifica que se desagote debajo de las puertas delanteras, para las aberturas delanteras, o debajo de la parte trasera del auto, cerca de los parachoques traseros, para las aberturas traseras. Si el agua no se desagota, con el tiempo terminará adentro del auto.

No uses aire a presión ni un pedazo de cable duro para desatascar los agujeros, dice Cappert. Los tubos de desagüe de caucho pueden romperse y crear un problema mayor. En cambio, lleva tu vehículo a un taller mecánico.

Retira las hojas, agujas de los pinos y polen de los árboles de las rejillas en la base del parabrisas. De lo contrario, los residuos pueden penetrar en el sistema de calefacción y aire acondicionado e impedir que funcionen, dice él. Necesitarás el acondicionador de aire para desempañar el limpiaparabrisas los días húmedos, no solamente para enfriar el auto.

Si la obstrucción empeora, "los residuos pueden retener humedad", comenta Cappert. "Y una vez que entra la humedad, aparece el moho".

¿Prefieres no hacerlo tú mismo? Contrata a alguien. Te costará menos ahora que a la larga.

Cuida la batería

La batería del auto se descargará aunque el vehículo esté apagado.

"La batería tiene una fuga de corriente todo el tiempo —[debido] a las computadoras, la comodidad y el confort de funciones como los asientos con memoria y las preferencias de estaciones de radio—. Para recordar esas configuraciones, se necesita la alimentación de la batería", explica Cappert.

"La batería tiene una fuga de corriente todo el tiempo —[debido] a las computadoras, la comodidad y el confort de funciones como los asientos con memoria y las preferencias de estaciones de radio—. 

— Dave Cappert, National Institute for Automotive Service Excellence

La vida de la batería depende de varios factores, pero calcula que una nueva dura de tres a cuatro años. La revista Popular Mechanics dice seis años; no hay consenso.

Si tu batería era nueva en el 2016, ahora comienza el período incierto. Los talleres mecánicos y algunas tiendas de autopartes pueden verificar la carga de tu batería. Para darte una idea, fíjate en las terminales de la batería.

"La limpieza de las terminales ha caído en el olvido", explica Cappert. Si ves una fuga verde alrededor de los contactos eléctricos, esa acumulación con el tiempo impedirá la conexión.

Puedes limpiar las terminales tú mismo; para ello, desenchufa los cables de las terminales y aplica bicarbonato de sodio y agua con un cepillo de dientes viejo. Pero tendrás que restablecer la hora y todas las configuraciones convenientes alimentadas por la batería.

"Un profesional de servicio automotor puede conectar un mantenedor temporal de batería y evitar que las configuraciones se pierdan durante la limpieza de la batería", dice Cappert.

Conduce el auto al menos una vez por semana

Tal vez esto no esté en tus planes si trabajas desde casa u otra persona te trae las compras del supermercado y de la farmacia. Pero sube a tu vehículo, enciéndelo y conduce 15 o 20 millas por la autopista.

Eso ayudará a mantener cargada la batería.

Además, este proceso calienta el aceite lo suficiente como para eliminar la humedad que puede dañar el motor. Así se bombea el aceite sobre las superficies internas del motor para mantenerlas lubricadas adecuadamente y reducir el desgaste la próxima vez que enciendas el motor, que es cuando sufre el mayor desgaste.

Calentar el auto antes de conducirlo también mantendrá la lubricación en circulación dentro de la transmisión. Si tienes un vehículo viejo de doble tracción, tira de la palanca, pulsa el botón o gira la perilla para activar la tracción 4x4 y así lubricar los engranajes que impulsan las dos ruedas que normalmente no se accionan.

"Los vehículos no se hicieron para estar estáticos. Condúcelo una vez por semana de 15 a 30 minutos" y no se trata de conducir hasta la esquina y regresar, comenta Cappert. "Los viajes cortos no tienen ningún beneficio".

Debes generar suficiente calor por el tiempo necesario para evaporar la humedad que se acumula en los sistemas de combustible y escape. Si no lo haces, empieza a aparecer la oxidación perjudicial.

Ilustración de una partícula del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Vacunas, tratamientos, fraudes y más.

No descuides la seguridad

• Cierra el auto con llave. Aun en una zona sin muchos robos, un vehículo estacionado afuera sin llave atrae el delito. Aún peor: un niño sin supervisión podría meterse y echar a rodar el auto o podría quedarse atrapado adentro en un día caluroso.

• Mantén las ventanillas cerradas. Dejar abiertas las ventanillas o el techo corredizo, aunque sea un poco, deja pasar las inclemencias del tiempo que pueden dañar el interior. Si hace un calor extremo donde vives, deja las ventanillas abiertas un poco cuando lo dejes estacionado un corto tiempo para que el aire caliente se escape antes de volver a subirte al auto.

• Estaciónalo en un lugar visible. Si lo estacionas donde vives, trata de mantener el área iluminada para disuadir el vandalismo. Para que no te abollen la puerta en un estacionamiento, busca un lugar bien iluminado que no atraiga a otros a estacionar inmediatamente junto a ti.

• Esconde o llévate los objetos de valor. Los ladrones suelen caminar por las filas de autos en estacionamientos llenos durante el día y echan un vistazo para ver si hay carteras, maletines o teléfonos inteligentes. Luego rompen la ventanilla para arrebatarlos rápidamente.

No escatimes en mantenimiento

Las alertas del tablero de mandos te avisarán del próximo servicio recomendado. Si tu auto no tiene esa función, consulta el manual del usuario.

A veces la recomendación es cada 5,000 millas o seis meses, según lo que ocurra primero. Si no usas mucho el auto, programa las citas de servicio en función del tiempo y no del millaje.

El paso del tiempo puede deteriorar las juntas, mangueras y lubricantes. Las llantas pierden hasta dos libras de presión de aire por mes. Esto se acelera si el auto está afuera.

La presión correcta no es la que se indica en la pared lateral de la llanta; esa es la máxima. La presión correcta aparece en la calcomanía del marco de la puerta del conductor.

Por cada 10 grados de caída de la temperatura, una llanta puede perder alrededor de una libra de presión. Este es un peligro estacional principalmente cuando los días son cálidos y las noches son frías, dejándote con llantas un poco desinfladas a la mañana siguiente. Y las llantas infladas incorrectamente son inseguras y se gastan más rápido.

No conducir el auto no es un motivo para escatimar en mantenimiento. Si no le realizas el mantenimiento, podría dejarte varado cuando necesites ir a algún lado.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO