Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo comprar un automóvil por internet durante la pandemia del coronavirus

Para las tiendas de autos, el distanciamiento social y la limpieza son parte del proceso de venta en línea.

Representación 3D de un llavero con forma de auto de lujo sobre el teclado de una computadora

DenisKot/Getty Images

In English | Lo que parecía un aspecto interesante en la compra de autos hace un par de meses se ha convertido en algo importantísimo tanto para compradores como para vendedores: la compra a distancia, en línea y “sin contacto”.

Las compras desde casa no son una novedad, pero lo nuevo es hacer la transacción sin ir a un concesionario para probar el auto, firmar papeles u obtener financiamiento. Todo se hace por internet.

El auto se entrega en la puerta o la acera de tu casa. Firmas los papeles desinfectados que te dejaron dentro si no lo has hecho ya por internet, recoges las llaves desinfectadas que dejaron en el auto y tienes un vehículo nuevo... o nuevo para ti.

“Hace un mes, nosotros —la industria— pensábamos que teníamos el lujo de implementar estos cambios lentamente. Pero en los últimos 30 días, esto se ha convertido en la diferencia entre poder hacer negocios y no hacerlos”, explica Alain Nana-Sinkam, vicepresidente de Iniciativas Estratégicas del servicio de compra y venta de autos TrueCar (en inglés).


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Las compras hechas exclusivamente desde casa

TrueCar ha lanzado recientemente una función de compra desde el hogar que permite hacer la transacción completa sin tener contacto personal con el concesionario. Eso es en gran parte una respuesta a los temores de contraer COVID-19, pero también porque a algunas personas no les gustan los vendedores de autos.

“Si pasas tres horas en el concesionario, puedes sentir como si hubieras pasado una semana allí”, dice Nana-Sinkam. “Si pasas dos de ellas en internet y una hora en la entrega, es completamente diferente”.

Hasta el momento, más de 4,500 de los 16,741 concesionarios de autos nuevos en EE.UU. se han inscrito en el programa de compra desde casa de su empresa y pueden mencionarlo en sus anuncios, explica. TrueCar impone requisitos de desinfección que los concesionarios deben cumplir y reglas que hacen que sea posible comprar desde el sofá. El programa de compra de vehículos AARP Auto Buying Program, de AARP, está asociado con TrueCar.

¿Qué hay de las pruebas? Siguen siendo importantes, pero quizás lo sean menos en el futuro, dice Jon Gray, propietario y presidente del concesionario Chrysler Jeep Dodge Ram Fiat de Costa Mesa, California.

“No sé si eso es tan crítico como antes”, dice.

Investiga antes de comprar

Las clasificaciones de terceros evaluadores, como Consumer Reports y J.D. Power and Associates, pueden ayudar a dirigir a un comprador hacia las marcas y los modelos de vehículos que funcionan como el comprador quiere. Puedes investigar los frenos, los resultados de las pruebas de choque, los puntos problemáticos y el valor de reventa.

Ilustración de una partícula del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Vacunas, tratamientos, fraudes y más.

En lugar de la tradicional inspección física, dice Gray, muchos compradores “quieren ver qué nuevos instrumentos hay en el interior del vehículo para que la conducción sea más agradable”. En lugar de querer saber cómo es el andar y la conducción de un auto, un comprador “puede preguntarse si tiene Apple CarPlay o qué tan grande es la pantalla [de infoentretenimiento]. Quieren saber más sobre las cosas fantásticas que hay dentro”.

“Eso es cada vez más cierto”, dice Chris Sutton, vicepresidente de Estudio y Venta Minorista de Automóviles en la empresa de investigación J.D. Power. El año pasado, el 83% de los compradores hicieron una prueba de manejo, todavía un porcentaje abrumador. Pero eso es menos que el 87% del 2014.

El concesionario de Gray fue el primero en inscribirse en Digital Motors, una plataforma de tecnología financiera y de venta minorista de automóviles para facilitar la compra por internet. Y ahora Gray es un inversor en la compañía. Sus empleados llevarán tu auto hasta donde estés y enviarán también un especialista en el producto para que te informe sobre las características.

Si prefieres probar el auto, puedes quedarte con el vehículo durante varias horas para enseñárselo a tu familia, asegurarte de que les guste a todos y recorrer algunas millas de autopista y de ciudad. De esa manera, puedes estar seguro de que te sentirás bien en tus viajes habituales.

Carvana.com (en inglés), que solo vende autos usados, también te traerá el vehículo y te dará siete días para decidir si te quieres quedar con él o devolverlo.

Si estás fuera de una de las 161 áreas de mercado de Carvana, debes pagar por la entrega y la devolución. Si estás dentro de una de esas áreas, los dos servicios son gratuitos. En ambos casos, todo el asunto puede manejarse sin tener que acercarte a otra persona, dicen los funcionarios de Carvana.

No todos los concesionarios cuentan con procedimientos “sin contacto”, pero cada vez son más los que los están adoptando. AutoNation y Sonic Automotive, dos de las mayores cadenas de concesionarios de EE.UU., ofrecen entregas a domicilio.

“Las ventas en línea y las entregas a distancia han adquirido una nueva importancia vital para muchos concesionarios”, dijo recientemente la NADA (Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles), y señaló que “22 estados aplican restricciones a las ventas en persona”.

Cómo comprar sin entrar en contacto con un vendedor

Las entregas a domicilio y las pruebas para conducir un auto podrían sobrevivir a la COVID-19. Estas son cosas que puedes hacer, como comprador, para que el sistema funcione.

• Decide qué quieres. ¿Auto, camión, van, camioneta? Probablemente eso sea fácil de decidir. ¿Pero cómo quieres que esté equipado tu vehículo? Eso es más difícil. Utiliza los sitios web para “diseñar y cotizar” de los fabricantes de automóviles. Por ejemplo, si haces una búsqueda con “Ford build and price” o con “Honda build and price”, encontrarás una página web que te permite elegir detalles específicos.

No te estás comprometiendo a nada al hacerlo. Es como mirar vidrieras. Puede que te sientas intimidado por las opciones y los distintos paquetes de accesorios disponibles. Por eso es mejor hacer esto en línea que en persona. En internet, puedes jugar con una variedad de combinaciones; en persona, estás limitado a lo que el concesionario tenga disponible.

• Revisa las opiniones de expertos y de propietarios verificados del vehículo. ¿Qué clasificación tiene el vehículo que quieres en Consumer Reports? ¿Y en J.D. Power? (en inglés).

¿Qué hay de la seguridad en caso de choque? La NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras) (en inglés), parte del Departamento de Transporte de EE.UU., proporciona las clasificaciones del Gobierno. La industria de los seguros entrega sus calificaciones a través de su grupo comercial, el IIHS (Instituto de Seguro para la Seguridad en las Carreteras) (en inglés).

Para enterarte de cómo son el andar y la conducción de un vehículo, busca información en Cars.com y en los sitios web de las revistas Car and Driver, Consumer Reports y Road & Track. Para ver los precios, puedes consultar los sitios web de Edmunds y Kelley Blue Book.

• Revisa el precio con anterioridad. Además de Edmunds y Kelley Blue Book, TrueCar puede ser una fuente de precios regionales, es decir, lo que la gente de tu localidad paga efectivamente por un vehículo como el que tú quieres. TrueCar es un sitio de compras, no una red de concesionarios, pero cuenta con más de 4,500 concesionarios que han aceptado sus estándares para el protocolo de compras desde casa por internet.

Autos dentro de una máquina expendedora Carvana de ocho pisos

MARK RALSTON/Getty Images

Si vas a comprar un auto usado, en algunas de las 161 áreas de mercado de Carvana encontrarás las grandes máquinas expendedoras de 32 autos que tal vez hayas visto en los anuncios. El precio de Carvana es el precio final, no hay negociación.

Carvana tiene entrega a domicilio y presta mucha atención a la higiene para matar el coronavirus, dice su portavoz Amy O'Hara.

“Limpiamos las llaves, los documentos, todo lo que se toca. Puedes dar una vuelta, e incluso nos quedamos en el teléfono contigo. Cuando terminas, dejas los papeles en el asiento o en el buzón, lo que te parezca más seguro”, explica.

• Explora opciones de préstamo. Muchas compañías de automóviles ofrecen préstamos al 0% a través de sus concesionarios. Pero tal vez el vehículo que quieres no sea parte del programa de 0% o no tengas buena calificación crediticia.

O quizás las condiciones en letra pequeña no te resulten aceptables. Bankrate.com puede darte una idea de otras tasas de préstamos para autos. Los concesionarios suelen ofrecer préstamos por los que normalmente obtienen beneficios propios. Eso significa que las tasas no son las mejores.

La revista Consumer Reports sugiere que también investigues en línea: "Clearlane [operado por Ally Bank], E-Loan y LendingTree trabajan con numerosos prestamistas y normalmente te proporcionan varias ofertas que compiten entre sí".

• Contacta a los concesionarios. Algunos sitios de venta de autos tienen un formulario para que los vendedores se pongan en contacto contigo. O puedes llamar por teléfono (¡imagina eso!).

Asegúrate de decirles que no quieres interacción personal.

  1. Quieres completar todos los documentos en línea o que los dejen en un lugar seguro al cual los regresarás para que los recoja el concesionario.
  2. No irás al concesionario ni te reunirás en persona con nadie.
  3. Quieres que te entreguen el auto a domicilio. Quieres tener la oportunidad de revisarlo y ver que no está dañado, tiene solo unos pocos kilómetros en el odómetro y lo han limpiado a fondo antes de que lo toques.

Dile al concesionario que también querrás probar el auto antes de dar el visto bueno final al trato por escrito. Si eres muy alto o muy bajo, querrás asegurarte de que el auto te resulta cómodo. Si tienes problemas en la espalda, deberás revisar los ajustes del asiento para asegurarte de que te resulta cómodo.

Puedes anticipar que el concesionario tratará de venderte una garantía extendida o, por un alto costo, un contrato de mantenimiento que cubre el precio de las citas de servicio recurrentes en los intervalos especificados por el fabricante. Los concesionarios obtienen sus mayores ganancias de este tipo de extras, ya que la venta de autos nuevos es muy competitiva en precio.

Tu investigación anterior probablemente definió si querías esas cosas o no.

• Puedes presumir... o al menos sentirte realizado. Ahora eres un veterano de lo que bien podría convertirse en la nueva normalidad para comprar autos.

Alain Nina-Sinkam, de TrueCar, dice que las compras tradicionales en las salas de exposición durarán más allá de la epidemia de coronavirus, pero las transacciones sin contacto y en casa serán cada vez más atractivas.

“Descubrimos que las cosas que tuvimos que hacer con la urgencia del momento fueron ideas buenas que tienen sentido”, concluye.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO