Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Emprende tu propia revolución sexual en la madurez

Cómo redescubrir la intimidad y la pasión sexual en la etapa de la vejez.

spinner image Mujer abraza a un hombre
HANNAH WHITAKER

Reservar la habitación n.º 200 al mediodía en un Quality Inn de una anodina autopista, antes de la hora normal de registro del hotel, fue como llevar a cabo una negociación comercial de alto nivel. Ese era el único momento que tendríamos esa semana para disfrutar de una hora de placer, y para conseguirlo fueron necesarios un empleado de reservas y dos supervisores para dar el visto bueno. La culpa es de mi libido desenfrenada y de la falta de tiempo. ¿Sexo de motel o nada? "Nada" es la respuesta equivocada.

Después de una sequía sexual de cinco años, vuelvo a tener una relación sexual. A veces, es lo único en lo que soy capaz de pensar. Cuando veo a Ed, el sexo suele venir primero.

spinner image Image Alt Attribute

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

¿Quién me iba a decir que, con más de 60 años, el sexo podría ser tan impactante? Había echado de menos mi ser sexual, y ahora siento una sensación de urgencia en torno al sexo que nunca antes había experimentado. Esa urgencia solo hace que el sexo sea aún más ardiente. Creo que Ed diría lo mismo.

El sexo y la intimidad desaparecieron de mi panorama cuando murió mi esposo. La presencia de estos en mi vida me había definido en parte. Y también lo hizo su ausencia. En algún momento, empecé a referirme a mí misma como "célibe". Me parecía que ese era un enfoque más de vaso medio lleno. Es solo una palabra, pero me hacía sentir mejor, como si tuviera voluntad o poder para decidir el asunto. Entonces me reencontré con Ed, un hombre sobre el que había escrito un perfil para una revista local hace décadas. Había desenterrado el artículo que escribí durante una mudanza y me encontró.

Por fin, pensé, volvía a tener relaciones sexuales, como todo el mundo.

spinner image Ellen Uzelac
La escritora Ellen Uzelac en su casa de Chestertown, Maryland.
Stephanie Diani

Sin embargo, lo que he descubierto en conversaciones con amistades, profesionales de la salud sexual y médicos es que muchas personas mayores que mantienen una relación estable no tienen relaciones sexuales. Y aunque muchas parejas se sienten cómodas con la situación, otras, como es de comprender, se angustian.

Un hombre con el que hablé me dijo que su esposa le comunicó cuando cumplió los 60 años que no tenía más interés en el sexo. Eso fue hace ocho años. Una mujer que conozco dice que extraña a la "conejita sexual" que solía ser, pero que su apetito sexual se apagó alrededor de los 55 años. Según lo plantea ella: "Podríamos hacerlo, pero sería lastimoso. Te duele y te cansas. Lo que nos queda son los recuerdos".

Otra amiga, de más de 70 años, recurre cada vez más a darse placer a sí misma porque su esposo, con quien tiene 50 años de casada, evita de manera persistente demostrarle afecto físico, sin explicarle por qué.

"¿Por qué no nos sentamos y tratamos de resolverlo? ¿Por qué abandonamos algo que es tan poderoso y produce tanto placer y felicidad?", pregunta. "Me causa profunda tristeza".

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Triste, sí, y también es la norma para muchas parejas. De hecho, la Encuesta nacional sobre el envejecimiento saludable del 2018, patrocinada por AARP y la Universidad de Míchigan, puso de manifiesto que, entre los hombres y las mujeres de 65 a 80 años, solo el 40% continuaba teniendo relaciones sexuales. Incluso entre los que tenían pareja, la tasa era de apenas el 54%.

La Dra. Margery Kates, mi ginecóloga, califica la sequía sexual como una epidemia entre las personas mayores de 50 años. No obstante, es una epidemia sin nombre, porque nadie habla de ello.

"Es un verdadero problema ", observa Kates. "Ahora está saliendo a la luz en muchos escritos académicos sobre el tema. ¿Se han transferido esos conocimientos a los pacientes? Lo cierto es que no".

Una de las principales causas de la sequía sexual es la falta de comunicación. Muchos de nosotros no tenemos el vocabulario para expresar ni a nuestras parejas ni a nuestros médicos incluso los conceptos y preocupaciones más simples sobre el sexo.

"La salud sexual es uno de los temas más difíciles de tratar", afirma Wendy Strgar, fundadora de Good Clean Love, una empresa de productos para el bienestar sexual en Eugene, Oregón.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

"Así que se convierte en un problema de evasión. El sexo se convierte en algo que evitamos".

Muchas parejas mayores evitan el sexo en parte debido a problemas relacionados con el envejecimiento que tienen fácil tratamiento: dificultades eréctiles, sequedad vaginal, deficiencia de testosterona, baja libido. Una vez que el sexo se vuelve un poco difícil, los problemas psicológicos pueden tomar el control, indica el Dr. Irwin Goldstein, director de San Diego Sexual Medicine. La disfunción eréctil, por ejemplo, "puede ser devastadora para un hombre", explica. Si quieres intimidad y no logras una erección, todo tu ego, tu valor como hombre, tu autoestima se hacen añicos".

El miedo a hablar del sexo quizás sea la mayor barrera para tener relaciones sexuales, sobre todo cuando se trata de obtener ayuda. "Muchos hombres se muestran reacios a consultar a un urólogo o a un médico especialista en medicina sexual", observa Goldstein.

Sin embargo, existe toda una gama de tratamientos: hormonas, píldoras para la disfunción eréctil, inyectables, dispositivos de vacío, anillos de restricción y terapia de ondas de choque, entre otros. "Si un hombre tiene pene, es capaz de lograr una erección", afirma. Hay muy pocos casos que no sean susceptibles de tratamiento".

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

También hay problemas médicos —por ejemplo, los problemas de la espalda o la artritis— que tal vez dificulten las relaciones sexuales. En ese caso, las parejas pueden optar por explorar lo que la comunidad del bienestar sexual denomina relaciones sexuales sin penetración, como la masturbación, el sexo oral, las caricias, el roce, las fantasías y los juguetes sexuales.

Había olvidado lo cálido y maravilloso que se siente desear y ser deseada. Cuando voy en camino para ver a Ed, a menudo la anticipación me hace sentir un hormigueo en todo el cuerpo. No es de extrañar que el sexo sea bueno para la salud. Entre otros muchos beneficios para la salud bien documentados, mejora el sueño, despeja la mente, libera analgésicos naturales y crea una sensación de bienestar que, para mí, no tiene rival.

Hablé con el Dr. Abraham Morgentaler, autor de The Truth About Men and Sex: Intimate Secrets from the Doctor’s Office y profesor asociado de Urología en Beth Israel Deaconess Medical Center y en la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston. "El sexo es un ingrediente mágico para las parejas. Es algo que no solo es increíblemente íntimo, sino que implica una parte primitiva de nuestro cerebro que crea un sentido de unión, exclusividad e intimidad. Una vez que eso desaparece de una relación, se pierde mucho".

Sé cómo se siente esa pérdida. Y rebasarla es algo mágico, como dice Morgentaler. Pero llegar hasta aquí ha costado algo de trabajo. Yo, como la mayoría de las mujeres de mi edad, experimento sequedad vaginal que puede hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas. Una crema de estrógeno recetada por mi médico y un lubricante de venta libre han supuesto un cambio radical.

Y no soy la única que experimenta un renacimiento sexual:

A pesar de que las mujeres mayores tienen relaciones sexuales con menos frecuencia que los hombres, un estudio del Consejo Nacional sobre el Envejecimiento reveló que las mujeres de más de 60 años solían calificar su satisfacción física con el sexo como igual o mejor que la que sentían entre los 40 y los 50 años.

No obstante, muchos de nosotros permanecemos ignorantes sobre nuestra salud sexual a medida que envejecemos. Los consejos de "Sex in Your 50s: A Critical Decade" (a la derecha) tal vez sean sorprendentes, pero ofrecen una esperanza real.

 Relatos personales

spinner image Michelle Paris y Kevin Porter
Michelle y Kevin, tres años de casados.
Lexey Swall

Michelle, de 59 años, y Kevin, de 63

Cuando Michelle Paris empezó a salir con Kevin Porter en el 2015, tenía 52 años y había pasado la menopausia. A causa de ello, entre otros efectos secundarios comunes, sufría atrofia vaginal o sequedad.

"Tener relaciones sexuales era como frotar mi vagina contra una alfombra. Era doloroso", afirma Paris, cuya novela, New Normal, se publicará esta primavera. "Fui al ginecólogo cuando nuestra relación tomó un giro más definitivo para explorar las alternativas".

¿La solución para Paris? Una crema de estrógeno vaginal que ha hecho que las relaciones sexuales vuelvan a ser cómodas.

"Cuando eres soltera y tienes más de 50 años, se crea esa ansiedad en torno al cuerpo y la sexualidad", añade Paris, que vive en Elkridge, Maryland. "Todo el mundo llega a la mediana edad con mucho bagaje. Me decía una y otra vez que, si me quedaba sola, estaría bien. Pero Kevin y yo somos compatibles en todos los sentidos. Hasta el día de hoy, me siento embelesada cada vez que me toca".

Paris y Porter, que se conocieron en la página web de citas OurTime, se casaron en el 2020.

"Bromeo con Kevin sobre mi crema para ancianitas", dice Paris. "Pero, con toda honestidad, fue una salvación”.

spinner image Billie Best y Roger Emmert
Billie y Roger en Oregón.
Celeste Noche

Billie, de 68 años, y Roger, de 67

"Química sexual instantánea". Así resume la bloguera del bienestar Billie Best su primera cita con Roger Emmert. La pareja, ambos de más de 65 años, había cantado en el mismo coro cuando eran adolescentes, pero no se habían visto en más de cinco décadas hasta principios del 2020, cuando volvieron a conectar por Facebook.

"Nos sentimos muy atraídos físicamente", afirma Best, radicada en Eugene, Oregón, y creadora del blog Billie Best: Aging Beyond 60—Loving Life, Staying Relevant. "Ambos habíamos estado solteros por años. Había transcurrido una eternidad desde que disfrutamos de sexo e intimidad".

Durante esa sequía sexual, lo que Best describe como la "zona geográfica de entre mis piernas" se había secado como consecuencia de la atrofia vaginal relacionada con la edad; y tanto ella como Emmert, vendedor de jacuzzis, tienen problemas de las articulaciones en las rodillas y caderas. Sus preferencias en esta etapa de la vida son el sexo oral y el contacto de piel a piel a lo largo del día.

"Una de las ventajas de ser mayor es que tienes claro lo que quieres, cuáles son tus límites y quién eres como persona", señala Best.

"El sexo a edad avanzada es más lento, no es gimnástico. Se trata de encontrar maneras de darse placer mutuo. Me encanta ir despacio, disfrutar de la experiencia y dedicarle tiempo. Me parece que cada día será aún mejor".

spinner image Istvan Szilvassy y Raven Wylde
Raven e Istvan en California.
Yuri Hasegawa

Istvan, de 73 años, y Raven, de 67

Dos veces por semana, Istvan Szilvassy y su esposa, Raven Wylde, encuentran tiempo para un prolongado encuentro sexual que los deja "satisfechos" y "felices".

"Lo que hacemos es original, sexi y estimulante. Hablamos de ello. Creemos en ello", observa Szilvassy. "Hacemos todo lo posible por darnos placer mutuo. Y hay todo tipo de técnicas para lograrlo".

Szilvassy, un artista conocido profesionalmente como Pali X Mano, no ha tenido erecciones fiables desde hace casi una década, por lo que toma una píldora recetada por un médico antes de sus encuentros sexuales.

La pareja de Santa Bárbara, California, se enfrenta a "los desafíos habituales" del sexo y el envejecimiento, según Wylde, una enfermera jubilada. Ambos padecen artritis, lo que les ha obligado a modificar su postura durante las relaciones sexuales. Wylde también utiliza una crema de estrógeno para tratar la sequedad vaginal.

Según Wylde, no fue hasta que tenía más de 50 años que empezó a valorar el sexo lento y pausado, en el que se busca tanto el propio placer como el de la pareja.

 "Me encanta ir más lento y saborearlo todo", añade. "El sexo en esta etapa de la vida es mucho más divertido. Cuando eres mayor, dejas de lado mucha de la autocrítica. Es liberador".

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.