Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Es hora de que los padres corten el cordón digital con sus hijos?

Gracias a la tecnología, es más fácil mantener el contacto con hijos adolescentes y jóvenes. Pero tal vez no sea bueno para ellos ni para ti.

spinner image Adolescente observa la pantalla de su teléfono
Illustración por Lehel Kovács​

Yo fui a la universidad en la era prehistórica, es decir antes de los iPhone. Si mi madre quería comunicarse conmigo, tenía que llamar al teléfono público de la residencia estudiantil que, según recuerdo, sonaba constantemente sin que nadie lo atendiera al final de un pasillo largo y oscuro. ¡Cómo cambiaron las cosas cuando mis dos hijos se preparaban para iniciar una nueva vida! Yo iba literalmente en su bolsillo. Hoy en día los padres pueden ver fotos de las fiestas de sus hijos en Instagram o monitorear dónde están con aplicaciones de rastreo para familias como Life360.

¿Es normal esto? El Clay Center for Healthy Young Minds del Massachusetts General Hospital dice que el 71% de los padres de hijos universitarios envían al menos tres mensajes de texto por día a sus hijos. La mitad dice que se comunican con sus hijos en la universidad con la misma frecuencia que lo hacían cuando vivían en casa. (Mi familia estaba por debajo de la cifra mediana, ya que nos conformábamos con mensajes recordatorios frecuentes que decían: “¡avísanos si necesitas algo!”, las ocasionales sesiones por FaceTime y un régimen constante de fotos de las mascotas de la familia). Los expertos dicen que los padres están en medio de un enorme experimento social: ¿son los teléfonos celulares una herramienta nueva brillante para apoyar a estos adultos primerizos? ¿O solo sirven para que los “padres helicóptero” sigan sobrevolando indefinidamente sobre sus hijos?

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Julie Lythcott-Haims es la exdecana de alumnos de primer año de la Universidad de Stanford y autora de Your Turn: How to Be an Adult. Ella notó una reciente tendencia cultural de crianza "intensiva" que se extiende a los años universitarios de los hijos y más allá. Al igual que un conserje cumplidor, algunos padres sienten que deben estar disponibles día y noche para resolver complicaciones y atender lo que les pidan. “Puede ser difícil simplemente dejar de hacerlo cuando llegas a esta próxima etapa de la vida”, dice Lythcott-Haims.

Diferencia de comunicación entre los sexos

Cantidad de mensajes de texto promedio entre jóvenes universitarios y sus...

Padres: 3 por día

Madres: 8 por día

Fuente: “Digital Parenting of Emerging Adults in the 21st Century”, Social Sciences, 2021

Será reconfortante para los padres preocupados, pero no es necesariamente bueno para los hijos. Ser un adulto joven significa adquirir independencia, explica Kayla Reed-Fitzke, profesora adjunta de Terapia de Pareja y Familia de la Universidad de Iowa. “Es un momento importante para lo que llamamos 'diferenciación'; es decir, el proceso de hallar tu propia identidad como ser separado de la familia, pero todavía conectado a ella”.

La crianza sobreprotectora o “helicóptero” se ha asociado a niveles más bajos de autoestima entre los jóvenes de edad universitaria. Esos chicos necesitan el espacio para desarrollar las habilidades que les permitirán sobrellevar los desafíos diarios de la vida, señala Lythcott-Haims. “Es así como ganan seguridad en sí mismos y la sensación de que confiamos en ellos”.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Según lo que hemos escuchado, los hijos no se están quejando necesariamente. “Esta generación creció con la tecnología”, comenta Reed-Fitzke. “Tal vez consideren que es normal o hasta previsible que los padres sigan interviniendo activamente de esta manera”. Verónica Arreola de Chicago, madre de una hija en segundo año de la universidad, está en busca del equilibrio acertado. “Cuando mi hija recién se fue, le di mucho espacio. Me comunicaba con ella no más de una vez por semana”, dice. “Fui directa y le dije que quería darle la oportunidad de crecer. Un par de meses más tarde me contestó que no tenía problema alguno y que quería que me mantuviera en contacto”. 

Renee Nerenberg, alumna del último año de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, hace videollamadas con sus padres una vez por semana y les escribe mensajes de texto con frecuencia, a lo que agrega que su compañera de vivienda también mantiene una relación estrecha con su familia. “La llaman todas las noches para ver cómo está”, dice Nerenberg.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

¿Cómo saber cuánta comunicación digital con tus hijos es excesiva? Aquí presentamos algunos consejos de expertos para atravesar esta senda a veces desconcertante.

Establece expectativas. Acuerda un plan de comunicación. Puedes proponer una videollamada cada domingo, por ejemplo, pero revisa el plan una vez que todos se ajusten a la nueva rutina.

Presta atención a las señales. Si estás enviando mensajes varias veces por día, pero tu hijo responde horas más tarde con tres palabras, retrocede. Deja que ellos marquen el ritmo, sugiere Kara Kornher, una psicóloga que trabaja con alumnos en la Universidad Estatal de California en San Marcos. “Te servirá de consuelo saber que tu hijo está haciendo la transición a la independencia”.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Empodéralos. Si tu hijo necesita buscar un dentista cercano, por ejemplo, es posible que te llame. “No trates de resolver la situación inmediatamente”, dice Lythcott-Haims. En cambio, sé compasivo y luego pregúntale: “¿Cómo crees que lo vas a resolver, cariño?”.

Establece tus propios límites. “Si tu hijo te llama cinco veces por día, yo le daría un empujoncito para que condense ese contacto”, comenta Kornher. “Está bien decirle: ‘Hablemos al final del día después del trabajo, así puedo dedicarte mi atención completa’”. (Claro que si sospechas que se está comunicando con tanta frecuencia porque está ansioso o deprimido, aborda el asunto directamente, aconseja ella).

Resiste la tentación de acecharlos. Es tentador estar pendiente de tu hijo consultando su cuenta de Instagram o TikTok. Tal vez llegó el momento de ocultarlos de tu muro de actividad para darles la privacidad que tú disfrutaste en tu época.

Mantén poca presión. Los jóvenes también estarán tratando de descifrar las reglas de esta nueva etapa. Charlotte Zehnder, alumna del último año de Middlebury College en Vermont, dice que en el ajetreo diario, a veces se siente “culpable” de no comunicarse con sus padres más a menudo. Catherine Newman, madre de dos y autora de How to Be a Person, ofrece una sugerencia sencilla de alta tecnología. “Mi familia mantiene un chat grupal activo”, dice ella. “A veces sugiero que todos compartan una foto del fin de semana o les doy noticias sobre el gato. Nos mantiene conectados sin ser opresivo con nadie”.

Después de todo, en lo que parecerían meros minutos, tus hijos habrán crecido y habrán iniciado su propia vida. Cuando ya no sean dependientes, su relación contigo será mayormente voluntaria, dice Newman, “y eso es algo maravilloso”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.