Skip to content
 

Cómo actualizar tu teléfono inteligente sin pagar demasiado

Puedes conseguir un excelente dispositivo sin gastar más de $1,000.

Dispositivos iPhone 13 en exhibición

Getty Images

Si no quieres gastar dinero para comprar uno de estos iPhone 13 Pros de primera categoría, toma en cuenta el iPhone SE de tercera generación.

In English

Como el 85% de la población tiene un teléfono inteligente —un aumento del 35% comparado con una década atrás, según el Pew Research Center—, no es sorprendente que surjan preguntas como: cuándo actualizarlo y si vale la pena hacerlo.

Un teléfono más antiguo puede tener dificultades para ejecutar las últimas aplicaciones o tal vez descubras que tu iPhone o tu Android viejo se queda rápido sin batería, más que antes. Arreglar una pantalla que se ha roto podría costar demasiado en comparación con lo que vale el teléfono.

Quizás hayas visto anuncios sobre la red 5G y te des cuenta de que tu teléfono actual no puede funcionar en esas redes celulares más rápidas. O, lo que es peor, si funciona en una red 3G, probablemente no puedas usarlo mucho más tiempo. Es posible que todavía uses el teléfono celular para llamadas y algunos mensajes de texto, pero estés listo para actualizarte a un teléfono inteligente.

Si tu teléfono muestra su edad y dependes de él todos los días, tal vez ahora sea el momento de cambiarlo. Lo mejor de todo es que no es necesario invertir más de $1,000 por el teléfono más económico iPhone 13 Pro de Apple ni $1,200 por un Samsung Galaxy S22 Ultra.

Puedes llevarte un teléfono excelente por un tercio de ese precio, o menos, si estás dispuesto a intercambiar tu antiguo teléfono inteligente, una opción que ofrecen muchas compañías móviles y comercios. Antes que nada, no olvides borrar correctamente tus datos.

También puedes ahorrar eligiendo un teléfono con menos funcionalidades extras. Por supuesto, deberás renunciar a algunas funciones, pero te sorprenderás de lo que puedes conseguir sin tener que refinanciar tu casa. O bien descubrirás que no necesitas cambiar de teléfono.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Evalúa los problemas

¿Te quedas sin batería rápidamente? Si no tienes mucha disponibilidad de efectivo y todavía no puedes comprar un teléfono nuevo, cambiar la batería podría ser la solución cuando se agota antes del final del día o sientes que funciona más lentamente. Si tu iPhone no está bajo garantía, puedes llevarlo a una tienda de Apple y pagar para que le cambien la batería, que debería costar entre $50 y $70 dependiendo del modelo. Además, hay muchas tiendas independientes y cadenas, como Best Buy o uBreakiFix, que pueden instalar baterías nuevas en teléfonos inteligentes Apple y Android por aproximadamente el mismo precio.

¿Se te hizo añicos la pantalla? Cambiar una pantalla rota puede costarte unos $200. En cambio, tal vez decidas que es mejor inversión comprar un dispositivo nuevo.

¿Tu teléfono es lento? Prueba esto antes de tomar una decisión: actualiza el software a la última versión que admite el teléfono. Eso debería mejorar su funcionamiento. Cierra las aplicaciones y ventanas del navegador que no estés usando ahora. Si te estás quedando sin almacenamiento, borra las aplicaciones que ya no usas.

La obsolescencia es un mito

Muchas personas creen que las empresas de teléfonos celulares hacen que dejen de funcionar los dispositivos cuando se ponen viejos para forzar la compra de uno nuevo. Aunque el estreno de varios modelos de teléfonos al año parece ser parte de la obsolescencia programada, pero no es así.

Las empresas como Apple, Samsung y Xiaomi —las tres fábricas de teléfonos inteligentes más grandes del mundo en el 2021— no se beneficiarían de invalidar los dispositivos de los usuarios. Eso no solo podría generar mala publicidad y comentarios negativos en las redes sociales, sino que también los clientes insatisfechos podrían cambiar de marca.

Sin embargo, a fines del 2017 Apple admitió que había utilizado las actualizaciones de software para disminuir la velocidad de los iPhones viejos porque, como tienen baterías de iones de litio más antiguas, podían apagarse inesperada y repentinamente. La compañía decidió que el menor de los males era la funcionalidad más lenta.

Pero Apple convino pagar hasta $113 millones a los dueños de iPhones como parte de una demanda colectiva. Además, la compañía ofreció baterías de repuesto por $29 en lugar de $79 cada una. Apple también estableció una página de asistencia con consejos para maximizar el desempeño de la batería del iPhone.

Samsung, con una filosofía de diseño que no admite incorporar fallas técnicas en sus teléfonos viejos, dice que le está dando más tiempo al ciclo de actualizaciones para que los usuarios no tengan que comprar nuevos dispositivos con tanta frecuencia, como antes. Al igual que Apple, Samsung sigue prestando asistencia técnica a los teléfonos antiguos con actualizaciones frecuentes del sistema operativo y parches de seguridad mensuales.

Pocas opciones para los fanáticos de Apple

Damos por sentado que ya decidiste cuál es tu sistema operativo favorito: Android o Apple. Si es Apple, recurres a una sola compañía.

Si no tienes dinero para gastar en la familia de teléfonos de primera categoría iPhone 13, considera comprar el iPhone SE de tercera generación por apenas $429. El iPhone SE toma prestadas muchas de las funciones del iPhone 13, como una cámara superestrella que produce buenas fotos con poca luz; conectividad celular rápida a la red 5G; el chip A15 Bionic, promocionado como el chip más rápido de los teléfonos celulares; y acceso a servicios de Apple como Apple Arcade, Apple Music, Apple TV e innumerables aplicaciones.

También cabe señalar que el iOS, el sistema operativo móvil de Apple, viene con un sinnúmero de funciones de accesibilidad, incluida una lupa incorporada para agrandar la pantalla, función de texto a voz que te lee el contenido en pantalla y asistencia para dispositivos auditivos certificados para iPhone.

Las desventajas: el iPhone SE es un teléfono más pequeño, de 4.7 pulgadas con una pantalla LCD en vez de las pantallas de 6.1 pulgadas del iPhone 13 Pro o de 6.7 pulgadas del iPhone 13 Pro Max, que son OLED y muy superiores. Quizás te resulte más difícil ver y navegar con el SE que con un teléfono de pantalla más grande.

Viene con una sola cámara gran angular en vez de múltiples lentes como tiene la familia de los iPhone 13 en la parte posterior. La duración de la batería llega a 15 horas en el iPhone SE, comparado con hasta 22 horas en el iPhone 13 Pro. Todavía tiene un botón de inicio físico con Touch ID como los iPhones viejos.

Consejo de expertos: Apple normalmente estren nuevos iPhones en septiembre. Cuando se anuncie oficialmente el iPhone 14, bajaría el precio del iPhone 13. De lo contrario, no suelen reducir los precios durante el año.

Ahórrate unos cientos de dólares y consigue una pantalla más grande comprando un teléfono reacondicionado de último modelo de vendedores respetables, como Apple, Amazon o Best Buy. Pero lee la letra pequeña para ver exactamente qué funcionalidades pusieron a prueba, qué componentes cambiaron (como la batería) y cuánto tiempo tienes para devolverlo si no satisface tus expectativas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Más fabricantes de Android significa más opciones

El sistema operativo “abierto” de Android permite que más compañías se unan a este equipo. Eso significa más competencia por tu dinero.

Samsung tiene tres grupos principales de teléfonos inteligentes de marca Galaxy: su serie S “insignia”, que incluye el Galaxy S22 y el S22 Ultra de tamaño más grande; la serie A, que ofrece funciones primordiales por un precio más barato; y la serie Z, que incluye el Samsung Galaxy Fold y el Galaxy Flip Z, ambos con pantallas plegables.

El teléfono de mayor categoría de Samsung de la serie A es el Samsung Galaxy A53 5G de 6.5 pulgadas ($449) y ofrece un avanzado sistema de cámaras con tres lentes y sensores dobles, 128 GB de almacenamiento, conexión móvil rápida a la red 5G, un procesador más rápido y más memoria en el sistema (llamada RAM) que otros teléfonos de la serie A. Todos los teléfonos Galaxy ofrecen muchas funciones de accesibilidad para asistir a quienes tienen dificultades de destreza, audición y visión.

Google, la compañía matriz de Android, ha tenido éxito con sus teléfonos inteligentes de marca Pixel, que cuestan a partir de $599 para el Pixel 6 y $899 para el modelo más avanzado Pixel 6 Pro.

Los teléfonos inteligentes Android de Xiaomi (se pronuncia “shau-mi”) te darán más por tu dinero. El Xiaomi 11T Pro 5G de 6.7 pulgadas ($515) incluye 256 GB de almacenamiento, 8 GB de RAM, red móvil 5G y una cámara de 108 megapíxeles con grabación de video 4K.

Las desventajas: el teléfono menos costoso de Samsung, el Galaxy A12, que ahora está en oferta por $179, tiene especificaciones modestas que podrían ser suficientes para los usuarios casuales. Incluye una pantalla LCD de 6.5 pulgadas, 32 GB de almacenamiento para todas tus aplicaciones, fotos y videos (con la opción de agregar más memoria con una tarjeta microSD), conectividad celular 4G y una cámara de 48 megapíxeles que puede tomar fotos nítidas y video en HD de 1080p, pero no de 4K u 8K.

El teléfono más económico de Xiaomi, el Redmi 9A (desde $159), tiene una pantalla de 6.5 pulgadas, dos cámaras, 32 GB de almacenamiento y velocidades móviles de 4G.

Consejo de expertos: Samsung no suele recortar los precios de sus teléfonos Galaxy, pero con frecuencia ofrece paquetes promocionales con el teléfono y algo más gratis, como un par de auriculares inalámbricos. Busca esas promociones en el sitio web de Samsung.

También puedes buscar teléfonos Android reacondicionados por internet. Ten en cuenta los mismos consejos que para los iPhones antes de comprar un teléfono reacondicionado.

Una mano sostiene un teléfono inteligente genérico

Getty Images

¿Vas a intercambiar tu dispositivo viejo? Consejos prácticos

1. Borra toda la información. Antes de donar, reciclar o intercambiar tu antiguo teléfono, es sumamente crítico que le borres correctamente todos tus datos personales. Seleccionar simplemente la función “restablecer” o “configuración de fábrica” servirá si tu iPhone es del año 2012 o más nuevo y si tu Android es del 2015 o más nuevo.

Recuerda también extraer la tarjeta de memoria del teléfono, si la tiene, y la tarjeta del módulo de identidad del suscriptor (mejor conocida como la tarjeta SIM), que contiene tu número de teléfono y a veces tus contactos. Deberías poder insertarla en tu teléfono nuevo o pídele a alguien de la tienda o el quiosco que lo haga.

2. Úsalo para sacar dinero. Muchos proveedores y fabricantes de teléfonos móviles, como Apple y Samsung, aconsejan intercambiar tu dispositivo viejo para comprar uno nuevo por un precio menor. Haz los cálculos para ver si te conviene.

Es la solución más fácil porque no tienes que buscar un comprador. Pero tal vez ganes más si lo vendes en otro sitio.

Algunas plataformas con fines de lucro, como Decluttr, ecoATM y Gazelle, te compran el teléfono y lo revenden dependiendo de su antigüedad y condición. Si prefieres buscar un comprador por tu cuenta, publica un aviso en un sitio de comercio electrónico, como Craigslist, eBay, Facebook Marketplace o Nextdoor.

Si todavía tienes la caja original del teléfono, inclúyela y no olvides los cables de carga. Publica también si tienes una cubierta protectora que va con el teléfono. No la vas a necesitar para tu nuevo teléfono porque los tamaños cambian.

3. No corras peligro. Si te vas a encontrar con el comprador en persona, procura hacerlo en un lugar público, durante el día y quizás con un amigo. Acepta solo dinero en efectivo si la transacción es en persona y nunca aceptes un cheque.

4. Evalúa el seguro. Por último, cuando compres tu teléfono nuevo, considera comprar la garantía extendida como seguro. Sin embargo, no siempre es una buena idea: Consumer Reports dice que el valor de la garantía depende de varios factores. Verifica primero si la tarjeta de crédito que usaste para comprar el teléfono o tu seguro para propietarios cubre los daños.

Marc Saltzman es un colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Presenta la serie de pódcast Tech It Out y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies.