Skip to content
 

Hazte amigo de tus hermanos

Cómo concretar, fortalecer y disfrutar de un renovado lazo familiar.

Dos hombres mayores juegan con un balón de fútbol.

Ljupco/Getty Images

In English | Cuando se ha llegado a la madurez, es probable que la relación con los hermanos haya pasado por muchos altibajos. Tal vez tú y él eran muy buenos amigos en la niñez, pero se alejaron una vez llegaron los cónyuges, los hijos y las semanas laborales de 50 horas. O tal vez eran rivales en esa época, pero ahora que viven en casas separadas es más fácil llevarse bien (si tan solo esas casas no quedaran a 500 millas una de la otra).

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

“Parte de crecer es separase un poco de los hermanos y los padres, y al mismo tiempo tratar de permanecer conectados”, dice Geoffrey Greif, coautor del libro Adult Sibling Relationships. “Puede ser normal tener sentimientos encontrados con respecto a tus hermanos, incluso si los quieres”. 

Aun así, tus hermanos pueden tener un efecto profundo en tu bienestar (incluso en este momento). Una cantidad de investigaciones han demostrado que las personas con vínculos sociales sólidos, ya sea con hermanos u otros, son más felices y saludables. También se ha mostrado en algunos estudios que las personas mayores, en particular, son más felices cuando se sienten cercanas a sus hermanos. Estas relaciones se tornan incluso más decisivas cuando los padres (o los mismos hermanos) envejecen o se enferman. 

“En algún momento tendrán que reunirse y trabajar en equipo”, afirma Francine Russo, autora de They’re Your Parents, Too!: How Siblings Can Survive Their Parents’ Aging Without Driving Each Other Crazy. “Si los hermanos pueden arreglar o restaurar su relación antes de que la situación de sus padres se convierta en una crisis, esto puede ayudarlos a evitar una cantidad de problemas”.

Si los lazos que los unen se han aflojado en los últimos años (o si nunca los mejoraste durante el período de cuidado de los padres por ejemplo), te presentamos cinco maneras de estrecharlos.  

1. Habla sobre lo que quieres

La mejor forma de tratar de cerrar la brecha es por medio de la comunicación. “A menudo, el problema es que las personas tienen ideas diferentes sobre cómo debe ser la relación”, dice Greif, también profesor de la Facultad de Trabajo Social de University of Maryland School. Pregúntales a tus hermanos cómo se sienten al verse más a menudo o al hablar con más frecuencia. Pero los expertos no aconsejan tratar de resolver algún problema complicado de la infancia con una sola charla para aclarar las cosas, especialmente si no creciste en una familia con tendencia a discutir las cosas cuando se presentaban. Ten en mente que en ocasiones puede que tengas que adoptar una estrategia de “evasión activa”, al no hablar de cosas como política o religión, sobre las que sabes que están en desacuerdo. En general, si bien puede que nunca tengas la relación perfecta que soñaste, probablemente la puedas hacer un poco mejor.

2. Conoce a sus amigos

Es difícil dejar el pasado atrás. Una forma de hacerlo más fácil es saliendo de la casa de tus padres, en donde vuelves a asumir los papeles de la niñez, y encontrarse en su territorio. “Trata de pasar tiempo con sus amigos o colegas”, afirma Greif. “El grupo de tus hermanos puede ayudar a que te des cuenta de cómo otras personas los ven como adultos”.

3. Haz un viaje solo con tus hermanos

Si suelen llevarse bien, pero la relación se ha estancado, una gran experiencia que los acerque (en particular, si es oficialmente “solo para hermanos”) puede ser un buen empujón. “En realidad ayuda a que hablen si están solos”, dice Russo. “Además, algunas veces hay dinámicas negativas con los cónyuges o las parejas”. Sin embargo, Greif aconseja mantener bajas las expectativas con respecto a lo que lograrás en tu fin de semana de jugar fútbol, o ir de campamento, pesca y otros. “No puedes reconstruir 50 años en 48 horas”.

4. Saquen tiempo para estar juntos

Cuando se trata de darles prioridad a las relaciones, es posible que tus hermanos hayan pasado a ser los últimos de la lista, después de tus hijos, tu cónyuge, tu jefe e incluso tu perro. Y si tus padres ya fallecieron, también es posible que lo hayan hecho algunas tradiciones familiares que antes los unían. Reavivar la relación puede ser tan simple como planear pasar tiempo de calidad regularmente. Tal vez quieran reunirse para preparar un plato de la niñez algún domingo o llamarse por videochat un par de veces al mes. “Puede que se necesite algo de paciencia, pero con constancia, dará sus frutos”, dice Russo.

5. Encuentra cosas en común más allá de tus padres

Mejorar tu relación no se trata solo de contacto más frecuente, sino de contacto de calidad. “En lugar de limitar tu conversación a ‘¿cómo está mamá?’ trata de preguntar ‘¿cómo estás?’”, dice Russo. Si sientes que tu hermano es un extraño, piensa en lo que le preguntarías si lo acabaras de conocer en un cóctel. “Necesitas invertir en establecer una relación real con esta persona como adulto”. 


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.