Skip to content
 

¿Sigues con las amigas de siempre?

Razones por las que quizá necesites nuevas amistades en esta etapa de tu vida.

Tres mujeres sonríen

Sam Edwards/Getty Images

Hay muchas maneras de formar nuevas amistades, no tienes que aferrarte a los amigos de la niñez.

Nosotras ya lo sabemos: ¡Es importante tener amigas a cualquier edad! Pero mientras algunas amistades perduran desde la infancia hasta la vejez, otras simplemente desaparecen o hasta pueden convertirse en una relación perjudicial. Cuando pasa esto, es hora de reflexionar y decidir si realmente queremos continuar esa amistad.

Yo misma he dejado atrás amistades que no me proporcionaban ningún tipo de satisfacción. Es más, no tengo una sola amiga de toda la vida, de esas que empiezan en la niñez. Puede ser porque me he mudado muchas veces de ciudad e incluso de país a lo largo de mi vida. Pero también soy consciente de que tengo tiempo y energía limitados. No me gusta perderlo con relaciones que no sean positivas.  

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Y tú, ¿tienes amigas de siempre, o has formado nuevas amistades a lo largo de tu vida? Si es así, lo más probable es que te sientas feliz y realizada.

Mariana Guzmán de Pérez, masterada en psicología, afirma que las amistades femeninas son vitales en la vida de cualquier mujer. “Las mujeres somos conversadoras por naturaleza”, dice. “Necesitamos que nos escuchen y sentirnos escuchadas y comprendidas”.

Las amistades que perduran por mucho tiempo, porque nos nutren el alma, son esas que fueron duraderas y sólidas desde el principio, señala Guzmán de Pérez. “Está claro que en cada etapa que atravesamos vamos desarrollando nuevas y variadas amistades. [Esto ocurre] cuando vamos a la universidad, luego durante el matrimonio, la maternidad, con los distintos hijos con sus edades distintas, divorcio, pérdidas, ganancias, trabajos, vejez, entre otras”.

¿Es el momento de interrumpir una amistad?

Sin embargo, debemos adaptar nuestras relaciones de amistad a nuestra evolución personal, según Amanda Edwards, MSC, terapista de familia y niños. “Nuestros deseos y necesidades cambian y nuestras relaciones deben adaptarse a esto o bien nos pueden robar energía y dejarnos estancadas emocionalmente”, dice Edwards. “A las mujeres la sensación de apoyo social y de comunidad nos proporciona alegría, enriquecimiento, satisfacción y muchas cosas más. Pero esto deja de ser así cuando somos infelices en una relación de amistad”.

Es posible incluso que nos encontremos desempeñando un papel que ya no queremos jugar en la vida de otra persona, afirma. Sentirse utilizada en una relación, por ejemplo, es peor que no tener amigas. Tenemos que evaluar nuestras prioridades con regularidad para saber de cuáles amistades alejarnos y para desarrollar nuevas, agrega Edwards.

Yo soy de las que evalúa sus prioridades, y por esto muchas de mis relaciones de amistad han tenido principio y también fin. Las amigas que tengo desde hace 30 años han perdurado porque hemos sabido superar discusiones o malentendidos. Y porque el deseo de que continuara la amistad fue más fuerte que cualquier sensación de desengaño. Una de mis mejores amigas vive en otro país y hace siete años que no nos vemos. Pero a través de las redes sociales compartimos anécdotas, fotos y apoyo, no importa lo que pase. Para mí una gran amiga es aquella con la que puedo retomar una conversación en cualquier momento, a pesar del tiempo y la distancia, sin reproches.

Si tienes dudas sobre algunas de tus amistades y te preguntas si merece la pena seguir con ellas, reflexiona sobre los siguientes puntos. Podrían ayudarte a tomar una decisión.

Considera distanciarte de una amistad si:

  • Te hace sentir mal. Si cada vez que te reúnes con tu amiga, te sientes mal —incómoda, baja de ánimo, resentida— pregúntate si merece la pena continuar la amistad. La vida es corta para pasarla con personas que te quitan las ganas de vivir.
  • No tienen nada en común. Si nunca tienen nada de qué hablar, si no comparten absolutamente ningún interés, evalúa si no es mejor buscar un grupo de personas afines con quienes compartir tu próxima aventura.
  • Te exige más de lo que puedes darle. Cuando alguien te recrimina constantemente que no le dedicas el suficiente esfuerzo o atención, pregúntate si realmente quieres dedicarle más tiempo. Si tienes otras prioridades: hijos, nietos, pareja, profesión, aficiones, quizá sea momento de abandonar la relación.

Estrategias para formar nuevas amistades

El deseo de establecer nuevas amistades puede tener diferentes motivos. Quizá te hayas mudado de ciudad, o has cambiado de trabajo. O te divorciaste y tu ex esposo se quedó con algunos de los amigos comunes. En cualquier caso, hay maneras de conocer personas afines.

Algunas formas de conocer gente nueva:

  • Apúntate a un curso presencial. Es decir, un curso al que tengas que asistir en persona. ¿Qué te apetece aprender? Es fácil hacer amigos en un entorno en el que todos tienen un interés común.
  • Adopta un perro. Las mascotas son buenas compañeras. Pero en particular los perros, te obligan a salir de casa e incluso hablar con desconocidos. Verás cómo otros dueños de animales te pararán para preguntarte sobre tu perrito.
  • Haz labores de voluntariado. Además de que te sentirás mejor, te permitirá conocer a otras personas que tienen tus mismos valores.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto