Skip to content
 

Lista de quehaceres que completar antes del cambio de hora

Reajustar los relojes ayuda a recordar estas tareas importantes.

Persona sostiene un reloj en las manos

NITO100/GETTY IMAGES

In English

​Al adelantar o retrasar el reloj cada primavera y otoño al inicio o fin del horario de verano, muchas personas tienen en cuenta que también es importante cambiar las baterías de los detectores de humo. Pero puedes usar estos cambios de hora dos veces al año como un recordatorio práctico para abordar otras tareas importantes en tu hogar.

Este año, no consideres como hechas tus tareas para el cambio de hora de otoño hasta que hayas tachado de la lista estas medidas de limpieza y seguridad que se hacen una o dos veces al año.

1. Cambia las baterías en el hogar

La conocida campaña “Cambia tus relojes, cambia tus baterías” estableció la importancia de revisar las baterías del detector de humo de tu hogar por lo menos dos veces al año. No te detengas ahí. También revisa y reemplaza las baterías de cada termostato digital y detector de monóxido de carbono de tu hogar, así como las baterías de la radio del tiempo y las linternas que puedan ser parte del kit de emergencias de tu hogar.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


2. Programa una inspección de la chimenea

El fin del horario de verano —que cae en el primer domingo de noviembre— es el momento perfecto para preparar la chimenea para el invierno. El Chimney Safety Institute of America recomienda que inspecciones la chimenea al menos una vez al año, especialmente si la usas con frecuencia. Durante la inspección, un profesional puede verificar si hay daños y, si es necesario, limpiar el hollín y la acumulación de creosota, la causa principal de los incendios de chimenea.

3. Cambia tus filtros

Debes cambiar el filtro de aire en tu sistema de climatización al menos cada 90 días, o aproximadamente cada tres meses, recomienda Lane Dixon, vicepresidente de operaciones de Aire Serv, una empresa de Neighborly. Si no recuerdas si estás al día con el mantenimiento del filtro, aprovecha el cambio de hora de otoño para reorganizarte. “Abre la rejilla de ventilación y mira el filtro. Si está descolorido o sucio, o si tiene mucha acumulación de polvo o pelo de mascotas, eso podría significar que hay que cambiarlo”, dice Dixon. El cambio de hora también es una oportunidad perfecta para cambiar los filtros de la línea de agua de tu refrigerador o el filtro de agua para toda la casa, los cuales deben cambiarse aproximadamente cada seis meses.

4. Organiza tus especias

Estante de cocina con varias especias

JUPITERIMAGES/GETTY IMAGES

Actualiza tus especias para estar listo para cocinar y hornear durante la temporada festiva. “La regla general es que, una vez abiertas, las especias deben reemplazarse cada seis meses”, dice Samantha Kennedy, directora de la oficina de extensión del condado de Wakulla del Institute of Food and Agriculture Sciences de University of Florida (UF/IFAS). (Adopta el hábito de escribir la fecha en tus especias cuando abres un frasco nuevo, así sabrás cuándo es el momento de tirarlas). Kennedy recomienda reemplazar las especias que se hayan endurecido o puesto grumosas, incluso si aún no llevan seis meses abiertas. “Que se apelmacen es señal de que el sello ya no es hermético, por lo que se verá afectada la calidad de la especia”, dice.

5. Revisa tu botiquín

Mujer abre el gabinete de medicinas en el baño

JGI/TOM GRILL/GETTY IMAGES

Hazle frente a la temporada de resfriados y gripe reabasteciendo y reorganizando tu botiquín cada año en sintonía con el fin del horario de verano. Reemplaza los medicamentos esenciales de venta libre vencidos, entre ellos los descongestionantes, los analgésicos y los que reducen la fiebre, con medicamentos nuevos. Desecha de manera segura los medicamentos recetados vencidos en un evento de recolección de medicamentos, o mézclalos con café molido o arena para gatos antes de desecharlos en la basura. Eso hace que sea menos probable que alguien los ingiera al encontrarlos en la basura.

6. Prepara tu auto para el invierno

Persona revisa la presión de los neumáticos del auto

ANDREYPOPOV/GETTY IMAGES

A principios de noviembre es el momento ideal para anticipar las condiciones extremas de las carreteras en el invierno al actualizar tu kit de preparación para conducir durante esta temporada. David Bennett, gerente de sistemas de reparación de la AAA, recomienda reunir lo básico, como una manta, sombreros y guantes, agua potable y refrigerios, una linterna, un raspador de hielo, una pala pequeña, una bolsa de arena para gatos —para ayudar a recuperar la tracción— y tal vez hasta triángulos reflectantes de emergencia. Con estos elementos esenciales en el maletero, estarás bien equipado si se te descompone el auto o te quedas atascado durante condiciones de nieve o hielo. Bennett sugiere que revises el desgaste de las llantas antes de que llegue el clima invernal, ya que la tracción se ve afectada cuando las carreteras están mojadas o cubiertas de hielo. “Debes asegurarte de tener un mínimo de 4/32 de pulgada de banda. Si es menor que eso, debes reemplazarlas”, dice. Para revisar el grosor de la banda de rodadura, toma una moneda de 25 centavos, voltéala y colócala en la ranura de la llanta. “Si puedes ver la parte superior de la cabeza de Washington, probablemente sea el momento de obtener un nuevo juego de llantas”, dice Bennett.

7. Limpia el horno

Mujer limpia el horno de su cocina

GEO-GRAFIKA/GETTY IMAGES

Los expertos recomiendan limpiar el horno cada tres a seis meses. Vincular esta tarea no muy divertida a los dos cambios de hora anuales te ayudará a no retrasarte demasiado. Comienza cubriendo las rejillas del horno con una mezcla de ½ taza de bicarbonato de sodio y tres cucharadas de agua. “Deja que las rejillas cubiertas se asienten durante la noche. Luego, límpialas con vinagre y un paño húmedo”, sugiere Leanne Stapf, jefa de operaciones de The Cleaning Authority. Puedes limpiar las superficies restantes del interior del horno con la misma pasta de bicarbonato de sodio o con un rociador comercial para limpiar hornos.

8. Verifica si hay riesgos de incendio

La mayoría de los incendios en el hogar ocurren durante el invierno. Reduce el riesgo de tu hogar al buscar —y eliminar— posibles peligros de incendio como parte de tu rutina del cambio de hora de otoño. Inspecciona los electrodomésticos en busca de cables eléctricos deshilachados o dañados. Usa protectores de sobrecarga para reducir la carga eléctrica en los enchufes que tienen muchas conexiones. Asegúrate de que los calentadores portátiles en el hogar estén ubicados a por lo menos 3 pies de distancia de telas u otros materiales inflamables. Como medida de seguridad adicional, pero esencial, contra incendios, asegúrate de practicar el plan de evacuación de incendios de tu familia cada seis meses, según lo recomienda la National Fire Protection Association. Hacer que un simulacro de incendio en el hogar sea parte de tu rutina durante los cambios de hora anuales es especialmente importante si tienes hijos o nietos pequeños que viven en tu hogar.

9. Voltea tu colchón

La Sleep Foundation recomienda que gires tu colchón de espuma viscoelástica o de muelles una o dos veces al año, lo cual es otra tarea que coincide perfectamente con los cambios de hora. Voltear tu colchón puede prolongar su vida útil al disminuir la probabilidad de que se desgaste de un solo lado. Tal vez hasta duermas más cómodo, especialmente si cambias el colchón a un lado con poco uso, lo que puede darle un mejor apoyo al cuello y la espalda.

Robin Roenker colabora con artículos sobre temas de salud, viajes, educación y estilo de vida. También ha escrito para USA TODAY, Wine Enthusiast y la sección de acceso exclusivo para socios de AARP.