Skip to content
 

6 formas en que Magic Johnson cambió el baloncesto y mucho más

La leyenda del deporte consigue su momento ‘Last Dance’ esta temporada en dos nuevas series de alto perfil.

La leyenda del NBA Magic Johnson.

JC Olivera/WireImage

In English

Si el 2020 estuvo dominado por la serie documental ganadora del premio Emmy The Last Dance acerca de Michael Jordan, piensa en el 2022 como el año de Magic Johnson. En marzo, HBO debutó su drama deportivo Winning Time: The Rise of the Lakers Dynasty (enlace en inglés), el cual narra el ascenso del equipo de Los Ángeles en la década de 1980 y destaca al recién llegado Quincy Isaiah como el mejor base de todos los tiempos. Y este mes, Apple TV+ estrenará su serie documental de cuatro partes They Call Me Magic (enlace en inglés), la cual —parecida a The Last Dance— muestra un sinnúmero de entrevistas con personas como el presidente Barack Obama, Larry Bird, Michael Jordan y Samuel L. Jackson. “Todos quieren darle crédito a Michael Jordan por cambiar la NBA”, dice Jordan en el primer episodio, “pero cuando Magic Johnson llegó, fue entonces cuando cambió el juego”. Aquí presentamos seis formas en que Johnson hizo magia y transformó la NBA (y la cultura de Estados Unidos) para siempre.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Magic Johnson habla en una rueda de prensa el 7 de noviembre de 1991, donde anuncia su jubilación de la NBA después de ser diagnosticado de VIH.

Bill Nation/Sygma via Getty Images

Magic Johnson habla en una rueda de prensa el 7 de noviembre de 1991, donde anuncia su jubilación de la NBA después de ser diagnosticado de VIH.

1. Él cambió la forma en que las personas en Estados Unidos pensaban acerca del VIH y el sida

El 7 de noviembre de 1991, Johnson sorprendió al mundo del baloncesto cuando anunció que había sido diagnosticado de VIH y se jubilaría inmediatamente de la NBA. En ese entonces, la enfermedad estaba estrechamente relacionada con la homosexualidad y el uso de drogas intravenosas, y Johnson cambió el rostro de la enfermedad en la mente de muchos en el país. Informó que había contraído el virus mediante sexo heterosexual sin protección. “Creo que a veces pensamos que solo los homosexuales pueden contagiarse... Lo que quiero decir es que le puede pasar a cualquier persona, incluso a mí”, Johnson les dijo a los reporteros. “La vida va a continuar para mí, y voy a ser un hombre feliz”. El Dr. Anthony Fauci, quien estaba en primera línea combatiendo la epidemia en sus inicios, posteriormente le dijo a Time que el anuncio “realmente sacudió a la gente, lo que creó una vista mucho más empática hacia quienes vivían con VIH” y las llamadas a las líneas de ayuda y a los centros de prueba de sida aumentaron a más del doble en los días siguientes al anuncio de Johnson.


Magic Johnson sostiene su trofeo al jugador más valioso después del partido de las estrellas de la NBA de 1992 el 9 de febrero de 1992.

Andrew D. Bernstein/NBAE via Getty Images

Magic Johnson sostiene su trofeo al jugador más valioso después del partido de las estrellas de la NBA de 1992 el 9 de febrero de 1992.

2. Y luchó contra la intolerancia con ser él mismo

El 9 de febrero de 1992, solo unos cuantos meses después de su gran anuncio, Johnson salió de su jubilación anticipada para jugar en el partido de las estrellas, aunque su decisión no recibió el apoyo de todos sus compañeros de la liga. Por ejemplo, Karl Malone, ala-pívot del equipo Jazz de Utah, dijo que él pensaba que estar en la cancha con Johnson representaba un riesgo para la salud si tuviera alguna herida abierta en el cuerpo. Cuando Magic entró a la cancha, lo recibieron con una ovación de pie y terminó por anotar 25 puntos. A medida que se acababa el tiempo en el reloj, Johnson hizo una jugada de tres puntos, y el partido terminó con sus compañeros de equipo y sus oponentes rodeándolo en el centro de la cancha con abrazos. “Es el primer partido en la vida que terminó a causa de abrazos”, dijo Johnson. “Este fue el final perfecto de la historia. Había estado tratando de escribir la historia toda la semana, y eso fue como si yo hubiera estado en mi máquina de escribir y hubiera dicho: ‘Este es mi final. Punto’”. Fue nombrado el jugador más valioso, y el partido todavía lo recuerdan cariñosamente los escritores de deportes, como Mike Bianchi de The Orlando Sentinel: “Vimos a Earvin ‘Magic’ Johnson resucitar de la muerte —o al menos de lo que se percibió como la casi muerte— en ese fin de semana del partido de las estrellas de la NBA hace 25 años para darle un rostro a una controversial, mal entendida y destructiva enfermedad. Y no cualquier rostro, sino ese rostro sonriente, ganador, simpático y perdurable de Magic”.


No te pierdas esto: Conoce al abuelo del baloncesto afroamericano (enlace en inglés)​


Magic Johnson controla el balón hacia la canasta durante un partido de la NBA en 1991 en el Great Western Forum en Inglewood, California.

Andrew D. Bernstein/NBAE via Getty Images

Magic Johnson controla el balón hacia la canasta durante un partido de la NBA en 1991 en el Great Western Forum en Inglewood, California.

3. Inspiró el uso del término “triple doble” en el lenguaje de las estadísticas de la NBA

En el lenguaje del baloncesto, un “triple doble” ocurre cuando un jugador alcanza cifras de dos dígitos en un solo partido en tres de las cinco estadísticas: puntos, rebotes, asistencias, recuperaciones de balón y tapones. Aunque Oscar “The Big O” Robertson a menudo logró esa hazaña en la década de 1960, fue la inclinación de Magic por realizar con regularidad lo estadísticamente improbable lo que supuestamente hizo que el director de Relaciones Públicas de los Lakers, Bruce Jolesch, acuñara el término. Durante su tiempo en la NBA, Johnson fue responsable de un poco más de una cuarta parte de todos los triples dobles de la liga, y hubo una abrupta caída en esa cifra después de su jubilación. Johnson se clasifica en tercer lugar entre los líderes de los triples dobles en la temporada regular, con 138 (después de los 194 de Russell Westbrook y los 181 de Oscar Robertson), y es el líder de todos los tiempos en los partidos de postemporada, con 30.

4. Sus dotes teatrales hicieron que la NBA fuera popular incluso para los que no eran aficionados al baloncesto

Conocido por su amplia sonrisa, su carisma y su superveloz estilo de jugar, Johnson abrió las puertas a una nueva era para la NBA, marcada con un estilo divertido. “Los Showtime Lakers, como se conocía al equipo, establecieron un nuevo modelo para cómo llegaría a verse el baloncesto profesional dentro y fuera de la cancha”, escribió Sopan Deb recientemente en The New York Times. “El equipo se cruzó a la conciencia de la cultura popular de una forma que ninguna franquicia de la NBA lo había hecho”. Y también tuvo un impacto financiero en la liga, la cual enfrentaba bajas cifras de asistencia y bajos niveles de popularidad. “Ellos ayudaron a salvar a la liga”, dice Deb. Quincy Isaiah, el joven actor que interpreta a Johnson en Winning Time de HBO, le dijo al Times, “Él quería montar un espectáculo. Pero definitivamente quería hacer que todos en esa arena se sintieran bien mientras veían el partido, incluidos sus compañeros de equipo”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Larry Bird (izquierda) de los Boston Celtics posa para un retrato con Magic Johnson de Los Angeles Lakers el 1.º de enero de 1983 en Los Ángeles, California.

Andrew D. Bernstein/NBAE via Getty Images

Larry Bird (izquierda) de los Boston Celtics posa para un retrato con Magic Johnson de Los Angeles Lakers el 1.º de enero de 1983 en Los Ángeles, California.

5. Y su rivalidad con Larry Bird no estuvo mal

Una de las rivalidades más feroces en la historia de la NBA empezó antes de que ellos dos entraran a la liga, cuando el equipo de Larry Bird, Indiana State, compitió contra Michigan State, el equipo de Magic Johnson, en el partido de campeonato de la NCAA de 1979. El partido atrajo una cifra estimada de 40 millones de telespectadores; y según algunos cálculos, es el partido más visto en la historia del baloncesto estadounidense. Al final, Michigan State salió vencedor, 75 a 64, y los dos rivales fueron reclutados inmediatamente por dos legendarias franquicias, los Lakers y los Celtics. Ellos representaban mucho más que tan solo el partido: negro vs. blanco, urbano vs. rural, costa oeste vs. costa este. Se enfrentaron en tres finales de la NBA y juntos se ganaron la mitad de los premios al jugador más valioso que se entregaron en los años 80. La rivalidad impulsó la decreciente liga e hizo de la NBA un evento televisivo imperdible. Como Andy Katz escribió en ESPN.com, “Cuando Magic y Bird entraron a la liga en 1979, los finales de la NBA se transmitían en diferido. Tenías que quedarte despierto hasta las 11:30 p.m. para ver a Brent Musburger anunciar las jugadas del partido. La liga estaba plagada de problemas de drogas y la asistencia estaba muy baja”. Katz argumenta que el dúo “le dio poder estelar a la NBA” y los medios de comunicación disfrutaban la narrativa de la rivalidad.

(De izquierda a derecha) Stan Kasten, Mark Walter, Magic Johnson, Peter Guber y Todd Boehly en una rueda de prensa donde se presentan como los nuevos propietarios de Los Angeles Dodgers el 2 de mayo del 2012 en Dodger Stadium, en Los Ángeles.

Chris Williams/Icon SMI/Corbis/Icon Sportswire via Getty Images

(De izquierda a derecha) Stan Kasten, Mark Walter, Magic Johnson, Peter Guber y Todd Boehly en una rueda de prensa donde se presentan como los nuevos propietarios de Los Angeles Dodgers el 2 de mayo del 2012 en Dodger Stadium, en Los Ángeles.

6. Luego se convirtió en uno de los líderes empresariales negros más influyentes en Estados Unidos

En el especial Advancing the Dream: Live From the Apollo del 2013, Johnson contó una historia acerca de que limpiaba oficinas cuando era adolescente: “Iba y limpiaba los primeros seis pisos, pero en el séptimo piso, ahí es donde estaba la oficina del director ejecutivo, así que entraba decidido y pretendía ser el director ejecutivo, y ponía los pies sobre el escritorio. Crecí pobre, pero no tenía sueños pobres”. En vez de gastar su fortuna en compras frívolas, Johnson tiene una reputación de ser uno de los exatletas con más astucia para los negocios, con un patrimonio neto actual estimado en $600 millones. Como parte de un grupo de inversionistas, él compró el equipo de Los Angeles Dodgers y el equipo L.A. Sparks de la WNBA, pero no solo le interesan las compras grandes: según FranchiseWire, Johnson también es propietario de varios Burger King, TGI Friday, 24-Hour Fitness y muchos Starbucks. “Nosotros, como personas negras, nunca hemos comprendido realmente la riqueza generacional y el transferir esa riqueza”, dijo en una entrevista de The Guardian el año pasado. “Finalmente estamos empezando a comprender lo que es. Eso atribuye poderes a nuestra comunidad… Ahora nuestros niños sueñan no solo en que pueden convertirse en jugadores de baloncesto o jugadores de fútbol americano, sino que pueden convertirse en empresarios. Así que eso es lo importante, que tengamos poder y autoridad para tomar decisiones”. En el 2020, él respaldó sus palabras con su dinero, cuando su compañía de seguros EquiTrust Life Insurance Co. donó $100 millones de capital para financiar préstamos federales para negocios propiedad de minorías y mujeres durante la pandemia.

Nicholas DeRenzo es un escritor colaborador que cubre temas de entretenimiento y viajes. Anteriormente, fue editor ejecutivo de la revista Hemispheres de United Airlines, y sus artículos se han publicado en The New York Times, Conde Nast Traveler, Travel & Leisure, Sunset y la revista New York.