Skip to content
 

Fallece el legendario Vicente Fernández a los 81 años

La superestrella de la ranchera fue el máximo representante de su género.

El legendario cantante mexicano de rancheras Vicente Fernández actúa en vivo en el Anfiteatro Gibson en Universal City en Los Ángeles, California, el 12 de noviembre de 2010.

Leopoldo Pena/ZUMApress.com/Alamy Stock Photo

Vicente Fernández, rey absoluto de la canción ranchera durante las últimas cinco décadas, ha fallecido a los 81 años en un hospital en la ciudad mexicana de Guadalajara. A través de un comunicado en Instagram, sus representantes anunciaron que fue debido a complicaciones tras una caída en agosto, que lo había mantenido hospitalizado durante varios meses. Conocido bajo el cariñoso apodo de ‘El Chente’ y adorado por millones a través de Latinoamérica, Fernández deja un vacío en la música mexicana que en este momento pareciera ser imposible de llenar.

Las expresiones de dolor comenzaron a salir en las redes sociales casi de inmediato.

Su hijo, el también cantante Alejandro Fernández, se despidió de su padre con un emotivo mensaje en Instagram: "Las luces nunca brillaron más en el cielo. Sin duda alguna, no pude haber pedido un mejor padre, amigo y maestro. Gracias por mostrarme el camino. Y aunque te extrañaremos a diario, tu espíritu y voz vivrán por siempre en tu pueblo y en tu gente. Te amo pa".

Gloria Estefan publicó en su cuenta de Instagram: "Hoy es un día difícil y doloroso para el mundo de la música con la pérdida de un titán mexicano que por décadas llevó sus raíces y su cultura por todo lo alto a través del mundo". 

Por su parte, Ricky Martin dijo en Instagram: "Estoy con el corazón roto. Don Chente conmigo fue un ángel toda la vida. Él me quiso mucho y yo a él. Siempre que iba a Guadalajara venía a mis conciertos y lo único que me consuela el alma, en este momento, es que cada vez que nos veíamos le decía lo importante que era para mí. Todo mi amor y fuerza para su familia y todos los que sufrimos esta gran pérdida".

El actor de ascendecia mexicana Mario Lopez, dijo en su cuenta de Instagram: "Vicente Fernández no fue solo un cantante. Fue la voz de una cultura que llenó los hogares de muchos de nosotros que crecimos escuchando sus canciones. Su música es la banda sonora de un montón de memorias. Hoy, todo México y el mundo lloran a uno de los mejores".


Venta del Día de la Recordación: Únete a AARP por solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años. Únete hoy y recibe un REGALO.


Vicente Fernández Gómez nació el 17 de febrero de 1940 en el pueblo de Huentitán El Alto, en el estado de Jalisco, México. Desde niño, cuando su madre lo llevaba al cine a ver películas de Pedro Infante, él le prometía que algún día sería una estrella de la canción. A los ocho años le regalaron una guitarra y comenzó a interpretar canciones folklóricas, ganando el primer premio de un concurso de aficionados en 1954.

Sus comienzos no fueron fáciles. “Fui mesero, peón, albañil, pintor, lavé coches en Tijuana y trastes en restaurantes”, me contó El Chente hace un par de décadas, minutos antes de presentarse en concierto delante de miles de admiradores. “Lejos de avergonzarme y recordar todo lo que sufrí, estas experiencias me acercan a las personas que vienen a verme”.

En 1961 decidió dedicarse profesionalmente a la música y empezó a cantar con un mariachi en el restaurante de la capital mexicana, El Amanecer Tapatío. Comenzando un proceso que el cantante consideraría como “su mayor escuela”, interpreta un centenar de canciones por día, sin micrófono, viviendo exclusivamente de las propinas.

El cantante, actor y productor de cine mexicano Vicente Fernández, conocido como 'El Rey de la Música Ranchera', canta durante la inauguración de una estatua de tamaño natural en su honor, en la plaza de los Mariachis en Guadalajara, México en el 2019.

ULISES RUIZ/AFP via Getty Images

Llega el estrellato

La repentina muerte de Javier Solís en 1966 abre un espacio para la búsqueda de una nueva estrella en el campo de la ranchera. Es entonces que El Chente firma contrato con CBS México. En 1968 aparece su primer LP, La voz que usted esperaba, con la participación de varios mariachis y arreglos de Rafael Carrión. El repertorio incluye boleros de grandes compositores como Armando Manzanero y Palito Ortega. Más allá de las suntuosas orquestaciones, sorprende la voz de Fernández: sensible, increíblemente delicada en temas como “Por qué llorar”, pero al mismo tiempo demostrando ya esa titánica fuerza de expresión que lo haría famoso durante el resto de su carrera.

Alex Fernández, Vicente Fernandez y Alejandro Fernández en el escenario durante la 20a Entrega Anual del Latin GRAMMY celebrada en el MGM Grand Garden Arena el 14 de noviembre de 2019 en Las Vegas, Nevada.

Michael Tran/FilmMagic/Getty Images

Alex Fernández, Vicente Fernandez y Alejandro Fernández en el escenario durante la 20a Entrega Anual del Latin GRAMMY celebrada en el MGM Grand Garden Arena el 14 de noviembre de 2019 en Las Vegas, Nevada.

Su consagración definitiva como cantante llega en 1972 con el lanzamiento de “Volver, volver”, composición de Fernando Z. Maldonado que realza la figura del Chente como recio mexicano, fiel a sus raíces, las emociones siempre a flor de piel. Siguiendo los pasos de otros grandes de la ranchera, también incursionó en el cine con Tacos al carbón (1972), estableciéndose como cotizado actor cinematográfico con el éxito de taquilla La ley del monte (1976). Por esa época invita por primera a su vez a su hijo Alejandro —de cuatro años— para que canten juntos en uno de sus conciertos.

A partir de ese momento, Fernández continuó grabando uno o más discos por año y presentando conciertos maratónicos que siempre se apoyaron en su lema populista: “mientras ustedes sigan aplaudiendo, El Chente seguirá cantando”. Editó fascinantes discos conceptuales incluyendo un LP a dúo con Vikki Carr (1987) y sentidos homenajes a José Alfredo Jiménez (1990), Los Panchos (1994), Los Dandy’s (1999) y Agustín Lara (2002). Lejos de perder la afinación, al final de su carrera su voz se acomodó con jerarquía en las suaves texturas del bolero ranchero.

Fernández sorprendió a la prensa anunciando inesperadamente su retiro de los escenarios. Grabado para la posteridad, su último concierto se llevó a cabo en el Estadio Azteca el 16 de abril del 2016 y es uno de los mejores discos en vivo de la música latina. Sin embargo, continuó grabando y editando canciones nuevas, ya retirado en su rancho apodado Los tres potrillos, cerca de Guadalajara.

“En realidad nunca tuve la certeza de saber si la lucha que estaba haciendo traería los frutos que yo sembraba”, me dijo en 2002 reflexionando sobre su éxito. “Afortunadamente, se me dieron bien las cosas. Al mismo tiempo, cada vez que salgo al escenario, es como si fuera la primera vez”.

Su funeral comenzó en la tarde del domingo en su rancho, "Los Tres Potrillos", en el que se presentaron su hijo Alejandro y el Mariachi Azteca, que acompañó a Fernández por más de 40 años. La familia abrió las puertas del rancho, donde será enterrado, para que el público pueda despedir a "El Rey".

Vicente Fernández interpreta “Volver, volver”