Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Las pinturas del presidente George W. Bush celebran a los inmigrantes

Su nuevo libro de retratos, 'Out of Many, One', destaca sus inspiradoras historias.

El expresidente George W. Bush, y una imagen de la portada de su libro de pinturas Out of Many, One.

Getty Images/Random House

In English | El expresidente George W. Bush, de 74 años, ha encontrado una pasión después de la política: la pintura. Puedes ver sus últimos trabajos en un nuevo libro, Out of Many, One: Portraits of America's Immigrants, en el que aparecen 43 retratos de personas notables que llegaron a Estados Unidos desde 35 países de todo el mundo, acompañados de la descripción de sus singulares retos y valiosas contribuciones a la vida de este país. Los cuadros se exhibirán en una exposición en el George W. Bush Presidential Center de Dallas hasta el 3 de enero del 2022.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


¿La esperanza del presidente? "Ayudar a centrar la atención colectiva en el impacto positivo que los inmigrantes tienen en nuestro país", escribe en el libro. (Una parte de sus ventas se destinará a organizaciones que ayudan a los inmigrantes a reubicarse, así como al Bush Institute y su trabajo para la reforma de la política migratoria - enlace en inglés).

Estos son cinco de sus cuadros, con sus comentarios, adaptados del libro.

Retrato de Annika Sorenstam, por George W. Bush.

Cortesía del presidente George W. Bush

ANNIKA SÖRENSTAM

Conocí a Annika en un curso para jóvenes golfistas que organizamos en el 2011 con First Tee, una organización sin fines de lucro cuya meta es que los niños conozcan el golf y, a través de los "nueve valores fundamentales" relacionados con este deporte — honestidad, integridad, deportividad, respeto, confianza, responsabilidad, perseverancia, cortesía y criterio—, forjar su carácter. Annika era la persona perfecta para inspirar a los 125 niños de zonas urbanas marginadas que habían acudido a este curso. Nacida en Estocolmo, Annika llegó a Estados Unidos en la década de 1980, y llegó a dominar el golf profesional femenino. Después de jubilarse en el 2008, creó la Annika Foundation, que ofrece oportunidades para jugar al golf a niñas de Estados Unidos y de todo el mundo, y les enseña habilidades que las ayudan a prepararse para el siguiente capítulo de la vida. El ejemplo y el compromiso de Annika con los jóvenes suponen una aportación al carácter de nuestra nación, y estoy orgulloso de que esta campeona del mundo haya elegido Estados Unidos como lugar para jubilarse del golf.

Retrato de Carlos Rovelo, pintado por George W. Bush.

Cortesía del presidente George W. Bush

CARLOS ROVELO

Carlos y yo nos conocimos justo cuando yo empezaba a trabajar en Out of Many, One. Carlos había emigrado desde El Salvador durante una guerra civil que desplazó a más de un millón de personas; antes de la guerra, nunca se había planteado dejar su cultura, su familia y los recuerdos de su infancia. Temiendo por su seguridad, Carlos llegó a Estados Unidos con un visado de estudiante, pero extrañaba mucho su hogar y no estaba preparado para la vida en Estados Unidos; además, estaba muy preocupado por su familia en El Salvador. Comenzó a cuestionar su identidad y se encontró con la iglesia First Presbyterian de Wichita, Kansas. Gracias a la bondad de la iglesia, Carlos pudo obtener la ciudadanía, no solo para él sino también para su familia.

Ahora, 40 años después, Carlos ha desarrollado una prestigiosa carrera como profesor universitario: enseña sobre el Gobierno federal y el de Texas a estudiantes universitarios de primer y segundo año en el Tarrant County College South de Fort Worth, Texas, y es el primer hispano que lo hace. Al hablar con Carlos sobre su experiencia, hallo que siempre se destacan su gratitud y admiración por Estados Unidos y las oportunidades que le ha brindado.

Retrato de Roya Mahboob, pintado por George W. Bush.

Cortesía del presidente George W. Bush

ROYA MAHBOOB

Roya nació en Afganistán, pero ella y su familia huyeron a Irán para escapar de la opresión de los talibanes. En el 2003, con Al Qaeda y los talibanes en retirada, Roya y su familia regresaron a Afganistán, donde se sumergió en sus estudios y desarrolló un gran interés por las computadoras y la tecnología. Tras graduarse de la universidad, Roya creó una empresa de software, lo que la convirtió en una de las primeras mujeres de su país que era directora ejecutiva de una empresa tecnológica. La empresa de Roya se dedicó a crear aulas con acceso gratuito a internet en todo Afganistán, lo cual permitió a más de 160,000 alumnas conectarse con el mundo; Sheryl Sandberg destacó los esfuerzos de Roya en la lista “100 Most Influential People in the World” (Las 100 personas más influyentes del mundo) de la revista Time. Desgraciadamente, en el 2013 la amenaza talibán aumentó en Afganistán, y el éxito y los esfuerzos de Roya llamaron su atención. Roya sabía que era hora de irse. Consiguió un visado de trabajo y llegó a Nueva York para empezar de nuevo con su negocio, sin el miedo abrumador de que se lo pudieran quitar todo.

Mientras Estados Unidos y nuestros aliados toman decisiones sobre nuestro futuro en Afganistán, es importante recordar historias como la de Roya y cómo era su vida antes del 2001. En aquella época, solo 5,000 niñas afganas estaban matriculadas en las escuelas primarias; hoy, son más de 3.5 millones. Todos nos beneficiamos cuando las mujeres y las niñas son capaces de desarrollar todo su potencial y se convierten en miembros activos de la sociedad.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Retrato de Gilbert Tuhabonye, por George W. Bush.

Cortesía del presidente George W. Bush

GILBERT TUHABONYE

Gilbert es de una pequeña aldea del sur de Burundi, donde corría por todos lados. Su familia le dio el apodo de "Tumagu", que se traduce aproximadamente como "viento rápido". Cuando empezó a ir a la escuela, corría más de seis millas en cada sentido, y en el primer año de la escuela secundaria se convirtió en el campeón nacional de Burundi en las carreras de 400 y 800 metros. Al año siguiente, Gilbert corría por su vida. La violencia entre hutus y tutsis estalló en la región, incluso en la vecina Ruanda. Un grupo de hutus —entre los que se encontraba uno de los mejores amigos y compañeros de equipo de Gilbert— llegó a la escuela secundaria de Gilbert, reunió a todos los tutsis que encontró, los obligó a entrar en un edificio y le prendió fuego. De alguna manera, Gilbert sobrevivió. Pudo salir del edificio que albergaba los cuerpos de sus compañeros muertos, con quemaduras de tercer, cuarto y quinto grado en el 30% de su cuerpo, incluidas las piernas. Sin saber qué hacer, Gilbert hizo lo que mejor sabía: empezó a correr. Llegó a un hospital, donde los médicos le dijeron que no volvería a correr. Necesitó tres meses de dolorosa recuperación, pero Gilbert desafió los pronósticos. Entrenó para representar a su país en los Juegos Olímpicos, corrió para una universidad de la NCAA y, en 1999, ganó el campeonato nacional de la División II en la carrera de 800 metros. Se graduó en Administración de Empresas en Abilene Christian University y comenzó a entrenar a corredores locales en su empresa de carreras, Gilbert's Gazelles.

Conocí a Gilbert a través de una de sus alumnas, mi hija Jenna. Hoy en día, Gilbert dirige su organización benéfica, la Gazelle Foundation, y gracias a sus esfuerzos, más de 100,000 personas, tanto hutus como tutsis, tienen acceso a agua potable en la actualidad.

Retrato de Thear Suzuki, por George W. Bush.

Cortesía del presidente George W. Bush

THEAR SUZUKI

Thear nació en Phnom Penh, Camboya, durante el régimen comunista de los Jemeres Rojos dirigido por Pol Pot. Al cuarto año de su estancia en el poder, Pol Pot había sido responsable de la muerte de 2 millones de sus compatriotas. La familia de Thear consiguió sobrevivir al genocidio escapando a un campo de refugiados tailandés. De allí se trasladaron a Estados Unidos bajo el patrocinio de los Servicios de Migración y Refugiados de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos. La madre y el padre de Thear trabajaban por el salario mínimo para mantener a su familia, y los cinco hijos colaboraban rebuscando en la basura y canjeando latas por cinco centavos y botellas por diez. Llevaban ropa donada y al principio vivían en complejos habitacionales para personas de bajos ingresos en West Dallas, donde a menudo recibían llamadas diciéndoles que "volvieran" a su país; temían por su seguridad. Con el apoyo de una iglesia local y de dos personas —Ron Colwart, un agente de la policía local que hizo que Thear participara en un grupo de exploradores que había creado para estudiantes del sudeste asiático, y John Gallagher, el profesor de tercer grado de Thear, que abogó por su educación—, su vida cambió.

En la actualidad, Thear colabora con más organizaciones comunitarias de las que se podrían enumerar, incluidas las juntas directivas de la Texas Women's Foundation, el Holocaust and Human Rights Museum de Dallas y los Boy Scouts of America. Como Académica de Liderazgo Presidencial del año 2019, Thear asumió un proyecto de liderazgo personal, que buscó la participación de hombres en la conversación sobre las diferencias de género invisibles y cómo mujeres y hombres pueden trabajar juntos para resolver la cuestión de la igualdad de género. Cuando hablo con Thear, me dice: "Hemos cerrado el círculo, de recibir ayuda de otras personas cuando necesitábamos ayuda a servir ahora a otras personas necesitadas".

Adaptado de OUT OF MANY, ONE, de George W. Bush. Copyright © 2021 by George W. Bush. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este extracto puede ser reproducida ni reimpresa sin el permiso por escrito del editor.

Christina Ianzito es la editora de viajes y libros de aarp.org y AARP The Magazine, y también edita y escribe artículos sobre salud, entretenimiento y otros temas para aarp.org. Recibió el premio Lowell Thomas del 2020 por sus escritos sobre viajes. 

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.