Skip to content
 

5 consejos para vender tu casa al mejor precio

Cómo conseguir la mayor ganancia con la venta de tu casa cuando te mudas a una vivienda más pequeña.

Pareja mayor sentada en la entrada de una casa y con un letrero atrás que dice se vende.

E+ / GETTY IMAGES

In English

A no ser que hayas estado viviendo en una cueva, ya debes saber que el mercado inmobiliario últimamente está al rojo vivo. La mediana actual del precio de las viviendas, lo que significa que la mitad de los precios son más altos y la otra mitad más bajos, es de $375,300, según la National Association of Realtors, un 15% más que el año anterior. Es difícil no pensar en obtener ganancias y retirarse a una vivienda más pequeña y menos costosa.

Si estás considerando vender tu casa, mayo es el mejor mes para ponerla en venta, según ATTOM Data Solutions, una empresa de investigación inmobiliaria, seguido de junio y julio. En esos meses encontrarás más compradores interesados y, potencialmente, ofertas más lucrativas. Los peores meses para poner a la venta una casa son octubre y diciembre.

Para muchos propietarios, la decisión de vender va seguida de miles de dólares en renovaciones para que el nuevo propietario disfrute de cosas que te has negado a ti mismo, como un nuevo piso para la cocina o una terraza que no tenga una familia de mapaches viviendo debajo. No es altruismo: esperas que, al sacarle brillo, el lugar se venda a un precio más alto.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Y ese es un buen instinto. Pero la cuestión es esta: ¿qué puedes hacer para que tu casa sea más atractiva para los compradores? ¿Y qué más puedes hacer para conseguir el mejor precio por tu vivienda? Aquí tienes cinco sugerencias que debes considerar:

1. Averigua lo que vale tu vivienda

Un agente inmobiliario puede mostrarte los precios de venta recientes de viviendas comparables. Pero no está de más que mires tú mismo, para que ambos tengan un punto de partida similar para fijar un precio de venta. Puedes encontrar precios actuales de viviendas solicitados en varios sitios de internet, como Zillow y Opendoor. Ten en cuenta que esas cantidades representan lo que los propietarios quieren recibir por sus casas, no necesariamente lo que les pagarán. Un método mejor es mirar los precios de venta recientes, que normalmente puedes obtener de los sitios web del Gobierno local o del periódico.

Es posible que tengas que pagar impuestos sobre las ganancias de la venta de tu vivienda principal, pero solo si ganas un dineral. Las personas solteras pueden conservar hasta $250,000 libres de impuestos de las ganancias por la venta de su casa; y las parejas casadas, hasta $500,000.

2. Pon la casa en orden

Obviamente, tu casa estará limpia cuando la pongas en venta. Pero también debes asegurarte de que no esté abarrotada de cosas. Si estás pensando en mudarte a una vivienda más pequeña para la jubilación, es hora de poner manos a la obra. Empieza con las decisiones fáciles: si pasas de una casa de cuatro habitaciones a un condominio de dos, tendrás que deshacerte de dos habitaciones (como mínimo) de muebles, así como de la cortadora de césped y de docenas de herramientas de jardín. Luego pasa a lo más difícil: la cabeza de alce disecada que era de tu abuelo, los trofeos de tus hijos y esa lámpara que tu cónyuge adora, pero que tú detestas.

Puedes considerar la posibilidad de contratar a un profesional especializado en la venta de patrimonio para que te ayude a seleccionar lo que deseas conservar y a vender lo que no quieres. "Las personas piensan en la venta de bienes cuando alguien muere", dice Bob Lang, presidente de Blue Moon Estate Sales. "Ese es un error muy común. Las ventas de patrimonio son una buena forma de facilitar la mudanza a un lugar más pequeño".

3. Despersonaliza tu hogar

Seguro que eres atrevido con la pintura, y esos cuadrados verdes que adornan las paredes de la sala de estar son la comidilla del vecindario. Sin embargo, a un comprador, solo le dicen: "Te espera un enorme trabajo de pintura". ¿Parafernalia política? Quítala de la repisa de la chimenea y guárdala en algún cajón. ¿Es que no todo el mundo es fanático de los Mets? Pues no. No todos lo son.

4. Realiza mejoras estratégicas en la casa

Según el informe "Cost vs. Value" del 2022 de la revista Remodeling, no tienes que añadirle otra planta a la casa para mejorar su valor. Encabezando la lista de mejoras en la casa con el mejor valor de reventa: una nueva puerta para el garaje. Los agentes inmobiliarios hablan del "atractivo exterior" de una casa, es decir, de cómo se ve cuando los clientes llegan por primera vez. Una puerta de garaje destartalada no tiene mucho atractivo exterior.

Los grandes trabajos de remodelación son arriesgados. Puede que te guste una cocina ultramoderna con mostradores de reluciente mármol blanco, pero es posible que a los compradores les guste algo más rústico. Tal vez sea más prudente añadir un tono neutro de pintura y dejar que el comprador haga la remodelación. Una remodelación completa de la cocina figuraba en la parte inferior de la lista de valor de reventa de la revista Remodeling; solo las ampliaciones del baño y de la habitación principal estaban por debajo.

Puedes aumentar aún más el atractivo exterior arreglando el césped y el jardín. Las casas con árboles maduros tienden a aumentar el valor de venta; las casas con enredaderas tienden a bajar el valor.

5. Considera la decoración profesional de tu vivienda

¿Y las casas que se venden por sumas fabulosas en HGTV? Muchas han sido decoradas profesionalmente, es decir, alguien saca tus cosas y trae unos preciosos muebles discretos y artísticamente dispuestos, así como uno o dos helechos. Pero hay que contar con el precio de esa ambientación: normalmente, entre $500 y $600 dólares al mes por habitación. Y, según Realtor.com, la mayoría de los decoradores profesionales exigen un contrato por tres meses como mínimo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Aumenta el valor de tu propiedad

(Haz clic en el botón CC del video para seleccionar los subtítulos en español)

 

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.