Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

En caso de una tragedia, ¿tus hijos están al tanto de tus finanzas y bienes?

Hablar de quién controlará tus bienes puede ser complicado, pero hacerlo lentamente puede ayudar.

Hombre mayor dialogando con otro más sentados en un sofá de una sala.

E+ / GETTY IMAGES

In English | Mi esposo y yo nunca les hemos dicho a nuestros hijos adultos, ahora de más de 30 años, cuánto dinero ganamos, cuánto hemos guardado y cuánto gastamos en un año. Pero después de hablar con más de una docena de abogados, terapeutas y asesores financieros para este artículo, estoy avanzando con prudencia para que nos abramos.

El riesgo de que se encuentren desprevenidos o sin acceso a nuestros fondos en caso de que ocurra una tragedia es alto. El riesgo de que hagan algo imprudente con nuestra información financiera parece bajo. Además, podrían aprender algo.

Cuando las finanzas de un padre se revelan solo después de la muerte o la demencia, la responsabilidad puede suponer un gran estrés para los hijos, afirma Bernard A. Krooks, un abogado neoyorquino especializado en planificación patrimonial. "Yo veo las consecuencias", dice Krooks. "Es terrible". Él planea revelar su vida financiera a sus hijos cuando cumpla los 60 este año. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Pero también hay buenas razones para no compartir toda la información. Un hijo inmaduro o con problemas podría intentar abusar de tu dinero o alentarte a entregar bienes que podrías necesitar más tarde. Dinámicas familiares complicadas, o simplemente tu deseo de privacidad, pueden hacerte dudar sobre compartir la información.

En definitiva, no hay una fórmula para cuándo abrirles tus libros a tus hijos. Pero los expertos con los que hablé tienen algunos consejos sensatos al respecto.

Comparte pronto la escasez

Si sospechas que no tienes suficiente dinero para tu jubilación, debes decírselo a tus hijos. Tal vez termines necesitando su ayuda. No debes avergonzarte; los miembros de la familia se ayudan unos a otros desde el principio de los tiempos. Pero cuanto antes los hagas partícipes, más tiempo tendrán para ayudarte a encontrar más recursos y hacer planes.

Los números más grandes deben esperar

Tal vez apenas tengas dinero suficiente para mantener una jubilación de 25 años y el cuidado a largo plazo. Pero esa suma podría parecer un premio de lotería para un joven de 23 años. "He visto cómo se estropea todo cuando los hijos se enteran de que hay mucho dinero", dice Diane Pearson, una planificadora financiera de Pittsburgh. Si todavía tienes un cónyuge, ambos pueden administrar dinero y los dos son relativamente jóvenes y sanos, está bien decirles a tus hijos que creen que tienen lo suficiente para ser independientes en la jubilación sin revelar cifras específicas. Sin embargo, si están por llegar a los 80, tus hijos u otro representante financiero de confianza deben saber dónde está tu dinero y cómo acceder a él.

Encuentra un punto medio

Todos los asesores o abogados que han trabajado con clientes mayores o sucesiones dicen que debes hacer una lista de todos tus bienes, con los números de cuenta y cualquier otro detalle que tus herederos o cuidadores necesiten para manejar tus asuntos. Pon esa información en un sobre y asegúrate de que tus hijos (o quien vaya a ser tu representante) sepan dónde está y puedan acceder a él. Si la información está en tu computadora, asegúrate de que las personas adecuadas tengan acceso a las contraseñas necesarias. Al hacer esto, pospones el compartir los números, pero igual brindas seguridad a todos de que, cuando llegue la necesidad, tendrán la información y la orientación necesarias.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Reúne a tus hijos

¿Decidiste revelar tus planes de jubilación o de sucesión? Krooks y otros expertos sugieren convocar a una reunión familiar con todos los hijos presentes. Esto es muy importante si no vas a tratarlos por igual en términos de información y responsabilidad. Si un hijo tiene tu poder notarial y será el albacea de tu herencia, puedes asegurarles a los demás que los quieres igual, pero que has elegido a ese hermano por, digamos, su perspicacia financiera o su proximidad geográfica.

Preséntale tu asesor a la familia

Puede ser bueno que tus hijos conozcan a tu asesor financiero, si lo tienes, para que tengan una visión realista de tu situación. Cuando Jorie Johnson, una asesora financiera de Brielle, Nueva Jersey, trabajaba con una pareja que, en su opinión, estaba poniendo en peligro su jubilación por darles demasiado a sus hijos, sugirió que invitaran a uno de los hijos a su próxima reunión. "¿A cuál?", le preguntaron. Al hijo con quien planearan vivir después de que se les acabara el dinero, respondió. Cuando la madre y el padre comunicaron la idea a su familia, eso fue suficiente para convencer a los hijos de que dejaran de pedir tanta ayuda. Lo ideal sería que hablar de tu plan financiero para el final de la vida no fuera la primera charla que tienes con tus hijos sobre tus finanzas. "Deberías hablar de dinero con tus hijos a lo largo de toda su vida", dice Rhonda Holifield, de Prosper Financial Advisers en St. Petersburg, Florida. Eso tiene sentido para mi marido y para mí. Ahora estamos trabajando en la lista de nuestros activos. Y a medida que pasen los años, compartiremos más con nuestros hijos.

Linda Stern, autora de Living on Your Nest Egg, escribe sobre finanzas desde 1980.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.