Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Ten cuidado con los estafadores que tratan de cobrar deudas fantasma

Conoce tus derechos (y las señales claras de fraude) cuando te llama un cobrador de deudas

Pareja de adultos mayores luce estresada

JOSE LUIS PELAEZ INC/GETTY IMAGES

In English | Las "deudas fantasma" son facturas fraudulentas que un estafador te pedirá que pagues a la mayor brevedad. Lo más cruel es que los delincuentes tratarán de asustarte amenazándote con denunciarte, arrestarte o encarcelarte por no pagar una factura que ni siquiera es tuya.

El cobro de deudas está regulado por leyes estatales y federales, así que si te atrasas en alguna obligación (como la mensualidad de un préstamo o una factura médica, de un centro comercial o de servicios públicos), es fundamental que conozcas tus derechos. Es igual de importante identificar cuándo un estafador está tratando de robarte dinero o el número de Seguro Social u otros datos personales que te identifiquen (en inglés) para cometer un delito de robo de identidad.

Michael Herndon

CORTESÍA DE CFPB

Michael Herndon, subdirector de la Office for Older Americans (Oficina para Estadounidenses Mayores) de la CFPB (Oficina para la Protección Financiera del Consumidor), advierte que el hecho de que te digan que actúes rápidamente es un indicio claro de fraude.

Medidas severas a nivel nacional

En octubre, la Comisión Federal de Comercio (FTC) cerró una empresa de cobro de deudas de Atlanta después de determinar que había intentado cobrar deudas a consumidores que no las habían contraído y que, además, había amenazado a sus víctimas con detenerlas y encarcelarlas. Según la FTC, los cobradores de Critical Resolution Mediation LLC se hacían pasar regularmente por agentes del orden público, abogados o actuarios para dar credibilidad a las amenazas sobre supuestos impagos, que en muchos casos no eran más que "deudas fantasma" que nunca habían existido, o que ya no se debían.

El caso formaba parte de la Operación Cobrador Corrupto (en inglés), una amplia operación impulsada por el Gobierno federal y dieciséis estados: Arizona, California, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Colorado, Connecticut, Dakota del Norte, Florida, Idaho, Illinois, Indiana, Massachusetts, Nuevo México, Nueva York, Ohio y Washington.

En total, la FTC recibió 53,004 quejas en el 2020 (un promedio de 145 al día) sobre deudas que en realidad no se debían y sobre prácticas abusivas o amenazantes en el cobro de deudas, lo que supone un aumento del 8% respecto a las recibidas en el 2019.

Asimismo, la línea de ayuda gratuita de la Red contra el Fraude, de AARP, (877-908-3360) recibe regularmente llamadas de personas asediadas por cobradores de deudas por obligaciones que nunca contrajeron. A algunas de las personas que llamaron las acusaban de deber $1,000 o más por suscripciones a revistas que nunca habían comprado.

Formas de reconocer una estafa de deuda fantasma

(Haz clic en el botón CC del video para seleccionar los subtítulos en español)

Agresivos e implacables

En referencia a los delincuentes, Amy Nofziger, de AARP, que supervisa la línea de ayuda, dice: "Son implacables. Te llamarán por la mañana, por la tarde y por la noche, y a menudo incluso intentarán llamar a tu familia. A muchas personas les preocupa que les puedan haber robado la identidad, pero normalmente se trata tan solo de cobradores agresivos que intentan cobrar dinero, se deba o no. Y les da igual quién pague".

Por ley, los cobradores tienen generalmente prohibido ponerse en contacto con los deudores antes de las 8 de la mañana y después de las 9 de la noche.

La FTC y la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB) son los encargados de hacer cumplir las leyes federales que rigen a los cobradores de deudas. Para los consumidores, un punto de partida es saber que el término "cobrador de deudas" puede referirse al acreedor original, a una entidad que intenta cobrar una deuda en nombre de un acreedor, a una entidad que intenta cobrar en nombre de un tercero que ha comprado la deuda a un acreedor, o a un tercero que ha comprado la obligación de la deuda.

Si alguien se comunica contigo por una deuda que no reconoces, sigue estos consejos de la FTC y la CFPB:

1. Averigua quién llama. Consigue su nombre y el de la empresa de cobros, así como su dirección y número de teléfono. Pide también el número de licencia, ya que algunos estados conceden licencias a los cobradores de deudas. Si se niegan a darte esa información, es un indicio claro de fraude.

2. Consigue lo que se conoce como la "validación" de la deuda. En un plazo de cinco días desde que se pone en contacto contigo, el cobrador debe comunicarte el importe de la deuda y el nombre del acreedor actual. Si no te proporcionan esa información, es otro indicio de fraude. Si una deuda es legítima, pero crees que el cobrador no lo es, ponte en contacto con tu acreedor.

3. No cedas a las amenazas. Si alguien te dice que hará que te arresten si no pagas inmediatamente, cuelga y denuncia al cobrador a la FTC: ReportFraud@ftc.gov (en inglés). Además, los acreedores no pueden llamar a tu empleador para hablar de una deuda; si llaman a tu empleador es para averiguar dónde trabajas y vives, así como tu número de teléfono.

4. Disputa la deuda. Si crees que no debes una parte (o la totalidad) de la deuda, dispútasela al cobrador por correo o por internet.

5. Si crees que las llamadas son fraudulentas, envía una carta exigiendo a la persona que llama que deje de hacerlo y guarda una copia para tus archivos. Aquí tienes varios ejemplos de cartas. Nota: enviar una carta como esta no elimina la deuda ni impide que el cobrador te demande o informe de la deuda a una agencia de crédito.

6. Es posible que puedas renegociar una deuda pactando una reducción de los sobrecargos por demora y los intereses, o acordando un plan de pagos.

7. Si sigues teniendo problemas, busca ayuda de una organización de asesoría de crédito sin fines de lucro.

8. Desconfía de las empresas de liquidación de deudas que exigen el pago de una cuota por adelantado para renegociar tu deuda o acordar un plan de pagos con los acreedores. No hay garantía de éxito y, lo que es peor, podrías terminar más endeudado que cuando empezaste.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Las prisas son malas consejeras

Michael Herndon, de la Oficina para Estadounidenses Mayores de la CFPB, dice que si te presionan para que actúes rápido, esa es otra señal clara de fraude. "Los estafadores suelen venir con su libro de jugadas", dice. "Quieren apresurarte. No quieren que tengas tiempo para meditar la decisión. Así que te dirán: 'Tienes que pagar esto ahora mismo' o 'Vamos a enviar al sheriff' o 'El sheriff está de camino'. Utilizan estas estrategias para presionarte".

Un último indicio de fraude: que te pidan que canceles una deuda de una manera inusual, como con una tarjeta de regalo, una tarjeta prepagada, una transferencia bancaria o una moneda digital.

Katherine Skiba cubre temas de estafas y fraudes para AARP. Anteriormente, fue periodista con el Chicago Tribune, U.S. News & World Report y el Milwaukee Journal Sentinel. Recibió la Beca Nieman de Harvard University y es la autora del libro Sister in the Band of Brothers: Embedded with the 101st Airborne in Iraq.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.