Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Estafas relacionadas con la reducción de deudas Skip to content
 

CENTRO DE RECURSOS CONTRA EL FRAUDE

Estafas relacionadas con la reducción de deudas

In English |  Tarjetas de crédito. Facturas médicas. Préstamos estudiantiles. Cuando tus deudas parecen un pozo sin salida, una llamada, un correo electrónico, un sitio web o un anuncio que promete liquidar tus obligaciones por tan solo centavos por cada dólar de deuda puede resultar muy tentador. Pero ten cuidado: algunas ofertas de reducción de deudas son estafas que podrían empeorar todavía más tu situación.

Hay empresas y organizaciones de buena reputación que pueden ayudarte a salir de las deudas. Pueden aconsejarte sobre cómo elaborar presupuestos y administrar el dinero, negociar con acreedores o establecer un plan para que ahorres dinero todos los meses y así reducir tus deudas, por lo general durante un período de años.

Por otra parte, los estafadores ofrecen “garantías” falsas para saldar tus deudas de manera rápida y limpia —y en particular, “te piden que les pagues a ellos antes de brindarte cualquier tipo de ayuda”, según la Federal Trade Commission (FTC, Comisión Federal de Comercio)—. Eso es ilegal y es una fuerte señal de alerta de que quien ofrece rescatarte de tus deudas no es de fiar. (Las empresas legítimas de reducción de deudas cobran por sus servicios, pero solo pueden obtener pagos cuando logran resultados).

Algunos obtienen tu dinero y se desaparecen; otros te darán falsas esperanzas, te cobrarán y te harán promesas, mientras te atrasas cada vez más con tus cuentas. Las deudas de préstamos estudiantiles, que han crecido desorbitadamente hasta superar la cantidad de $1.5 billones ($1.5 trillion) y son una carga creciente para los adultos mayores, son un blanco muy común para los estafadores, quienes cobran cargos por adelantado y continuos con promesas falsas de inscribir a los clientes en programas gubernamentales de condonación de deudas.

Hasta con empresas legítimas, la liquidación de deudas conlleva riesgos considerables. Muchas compañías les dicen a los clientes que dejen de pagar sus deudas, basado en la premisa de que esto obligará a los acreedores a negociar una reducción. Podría ser así, pero los acreedores no tienen ninguna obligación de llegar a un acuerdo en vez de entablar una demanda judicial, y mientras tanto podrías acumular intereses y multas, y perjudicar tu puntaje crediticio. Según la FTC, algunas empresas no explican completamente las posibles consecuencias. Este organismo aconseja a los consumidores que consideren cuidadosamente una variedad de opciones al buscar maneras de salir de las deudas.

Señales de advertencia

  • Una empresa de reducción de deudas cobra cargos por adelantado, antes de liquidar cualquier deuda.
  • La empresa garantiza que puede eliminar tus deudas o reducirlas en una cantidad específica durante cierto período de tiempo.
  • La empresa te aconseja dejar de comunicarte con los acreedores.
  • La compañía no te enviará información sobre sus servicios a menos que proporciones información financiera, como los números de cuenta y los saldos de tus tarjetas de crédito.

Qué hacer

  • Averigua sobre el servicio de reducción de deudas con el que estás pensando trabajar. Busca en internet y consulta con el fiscal general (en inglés) y la oficina de protección al consumidor de tu estado para verificar si ha habido quejas de consumidores contra esa empresa.
  • Familiarízate con los requisitos de divulgación (en inglés) para las empresas de liquidación de deudas. Deben explicar todos los cargos y las condiciones de sus servicios, decir cuánto tiempo demorará conseguir resultados y detallar los riesgos de suspender los pagos a los acreedores, entre otras cosas.
  • Desconfía de las afirmaciones que hablen sobre un “nuevo programa gubernamental” o un cambio legislativo que reducirá, condonará o cancelará préstamos estudiantiles, deudas de tarjetas de crédito u otras obligaciones.
  • Considera otras opciones para enfrentar las deudas, como negociar directamente con los acreedores o usar una agencia sin fines de lucro de asesoría de crédito.

Qué no

  • No pagues por adelantado los cargos de un servicio de reducción de deudas o asesoramiento de crédito, incluso si te dicen que son aportes “voluntarios”.
  • No creas en las garantías. Ninguna empresa puede garantizar que reducirá cierta cantidad de tus deudas, ni que detendrá las llamadas de cobro de deudas y las demandas judiciales.
  • No permitas que una empresa te inscriba en un programa de reducción de deudas sin analizar tu situación económica contigo.
  • No creas que una empresa puede eliminar información negativa de tu expediente de crédito. Si los datos sobre los retrasos de pago, el incumplimiento de pagos y otros problemas son correctos, se mantienen en tu informe crediticio por lo menos durante siete años, conforme a la ley.

Red contra el Fraude, de AARP

Combate los fraudes y las estafas. Llama a nuestra línea de ayuda gratuita Red contra el Fraude al 877-908-3360 para hablar con voluntarios capacitados en el asesoramiento contra el fraude. También puedes inscribirte para recibir alertas de vigilancia y consultar nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés).

Más recursos

  • Denuncia las estafas de reducción de deudas a la FTC en línea o al 800-382-4357.
  • La publicación de la FTC “Lidiar con deudas” ofrece información y consejos sobre liquidación de deudas, asesoramiento de crédito y otras maneras de eliminar las obligaciones financieras.

Publicado: 5 de febrero del 2019

Más del Centro de recursos contra el fraude

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.