Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Estafas de pérdida de peso Skip to content
 

CENTRO DE RECURSOS 
CONTRA EL FRAUDE

Estafas de pérdida de peso

In English |  Casi la mitad de los adultos y más de la mitad de las mujeres en Estados Unidos están intentando bajar de peso, según un estudio del 2018 realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Estas cifras impulsan una industria de pérdida de peso de $70,000 millones ($70 billion), al igual que la venta generalizada de productos dudosos que disminuirán solo tu cuenta bancaria.

Las estafas relacionadas con las dietas ocupan el primer puesto entre los fraudes de salud denunciados a la Federal Trade Commission (FTC, Comisión Federal de Comercio), y los estafadores usan una variedad de trucos para lograr vender su mercancía. Algunos crean sitios web que se parecen a los de las revistas y las organizaciones de noticias legítimas, y los llenan de artículos falsos que aseguran que los famosos han logrado resultados maravillosos con sus productos. La FTC hace poco logró un acuerdo de $500,000 con vendedores asociados en Florida, quienes según esta agencia enviaron correos electrónicos de cuentas pirateadas para engañar a posibles clientes a fin de que creyeran que un amigo o familiar los animaba a probar una píldora milagrosa de pérdida de peso.

Estas estafas no solo decepcionan a quienes anhelan bajar de peso; algunas representan riesgos para la salud debido a sus ingredientes ocultos perjudiciales. La U.S. Food and Drug Administration (FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) descubrió que muchos productos para perder peso contienen ingredientes como la sibutramina, un medicamento de dispensación controlada que se retiró del mercado en el 2010. Entre otros peligros, puede elevar significativamente la presión arterial y la frecuencia cardíaca, y aumentar el riesgo de ataque al corazón y derrame cerebral.

Hasta las ofertas de prueba “gratis” pueden perjudicar tu bolsillo, porque con frecuencia incluyen grandes cargos ocultos. Podrían inscribirte sin que lo sepas en un costoso plan de suscripción. Si te inscribes para pedidos mensuales, la cuenta puede ser pagadera de inmediato, junto con cargos por productos que no solicitaste. Los vendedores pueden ofrecer garantías de devolución de dinero y sin riesgo, pero la FTC advierte que a los consumidores insatisfechos les resultará casi imposible cancelar u obtener un reembolso.

Señales de advertencia

  • Los anuncios pregonan los productos para perder peso con términos exagerados como “milagro”, “revolucionario” o “gran adelanto científico”.
  • Un producto o programa promete que perderás una cantidad específica de peso por día, semana o mes.
  • Las declaraciones suenan demasiado buenas para ser verdaderas, como que puedes perder peso mientras comes la cantidad que quieras.

Qué hacer

  • Busca consejos de una fuente confiable, como tu médico o un dietista, antes de comprar un producto para perder peso. Un profesional puede ayudarte a verificar si el producto es seguro y eficaz, o sugerir mejores maneras de perder esas libras de más.
  • Verifica la información. Si un producto dice que está respaldado por estudios científicos, consúltalos. ¿Existen? ¿Se describieron con exactitud los resultados? ¿Son fiables los investigadores?
  • Comprueba la reputación de una empresa de pérdida de peso buscando en la base de datos de la BBB (Oficina de Ética Comercial).
  • Ten cuidado con los productos para perder peso que se promocionan como “natural” o “de hierbas”. La Oficina del Fiscal General de Maryland advierte que esas palabras no necesariamente significan “seguro” ni “saludable”, y algunos ingredientes a base de hierbas son tóxicos en ciertas dosis.
  • Examina con cuidado los términos si te inscribes en internet para una prueba gratis de algo. Ten cuidado con las casillas preseleccionadas que dan a las compañías autorización para cobrarte por pedidos habituales o productos adicionales.

Qué no

  • No confíes en las afirmaciones de mercadeo que dicen que un producto te ayuda a perder peso sin cambiar tu dieta o hábitos de ejercicio.
  • No compres envolturas para el cuerpo, parches, cremas, lociones ni aparatos para perder peso. Según la FTC: “Nada que lleves puesto o te apliques en la piel puede causar una pérdida de peso sustancial”.
  • No confíes en recomendaciones de usuarios que supuestamente han logrado una pérdida de peso admirable. La FTC advierte que, con demasiada frecuencia, los vendedores “seleccionan cuidadosamente sus mejores casos o incluso se inventan recomendaciones falsas”.

Red contra el Fraude, de AARP

Combate los fraudes y las estafas. Llama a nuestra línea de ayuda gratuita Red contra el Fraude al 877-908-3360 para hablar con voluntarios capacitados en el asesoramiento contra el fraude. También puedes inscribirte para recibir alertas de vigilancia y consultar nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés).

Más recursos

  • Denuncia las estafas de pérdida de peso a la Comisión Federal de Comercio, en línea o al 877-382-4357.
  • La FDA emite con regularidad advertencias sobre productos contaminados para perder peso que contienen sustancias ocultas y potencialmente perjudiciales.

Publicado: Dic. 31, 2018

Más del Centro de recursos contra el fraude

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.