Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Recetas para adelgazar?

Los nuevos medicamentos contra la obesidad pueden parecer un milagro. Pero para las personas mayores, las contraindicaciones pueden ser graves.


spinner image Ilustración de varias pastillas de diferentes formas que forman una torre y su sombra es una persona que ha perdido peso
JUANJO GASULL

O, O, O, Ozempic...

Si esa cancioncita se te ha quedado grabada en la cabeza, no eres el único. En el 2022, los profesionales de la salud prescribieron más de 5 millones de diversas versiones de semaglutida, el nombre genérico del fármaco para la diabetes que se ha convertido en una sensación para combatir la grasa y adelgazar. Los inyectables Ozempic y Wegovy, y las píldoras Rybelsus se han hecho tan populares que los médicos especialistas en diabetes han enfrentado dificultades para conseguir medicamentos alternativos para sus pacientes.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Sin embargo, parafraseando la jerga publicitaria: ¿Ozempic es adecuado para ti?

No cabe duda de que los nuevos medicamentos contra la obesidad son eficaces para ayudar a las personas a adelgazar, lo que puede ser de gran ayuda para el 42% de las personas mayores de 60 años que padecen obesidad en EE.UU. "Muchas de ellas se beneficiarán", afirma el Dr. John Batsis, profesor asociado de la división de Medicina Geriátrica y del Departamento de Nutrición de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. "Pero cuanto mayor eres, más razones tienes para ser precavido".

La pérdida de peso puede estar llena de peligros para las personas de 60 años o más, y en los ensayos clínicos de semaglutida que informaron el desglose de edades, solo entre el 3 y el 10% de los participantes tenían 75 años o más. "El cuerpo cambia con la edad, por lo que los resultados en las personas más jóvenes no se aplican necesariamente a las de más edad", afirma Batsis.

Una nueva forma de pensar en el peso

En los últimos 30 años, la ciencia ha empezado a precisar los fundamentos biológicos de la obesidad. "Ahora sabemos que, cuando engordas demasiado, las vías de regulación del peso entre el intestino y el cerebro empiezan a funcionar mal, lo que te hace tener más hambre e impide que te sientas saciado", explica el Dr. Louis Aronne, especialista en Obesidad del Centro Integral de Control del Peso de Weill Cornell Medicine.

Para muchos pacientes, esta nueva información cambia las reglas del juego. "No sabes el alivio que sentí cuando el médico me dijo: 'Tu peso no es culpa tuya'. Se trata de una enfermedad tratable", dice Barbara Hiebel (nombre ficticio), de 65 años, de Chapel Hill, Carolina del Norte. "Pesaba 200 libras y era prediabética".

Cuando empezó a surgir esta nueva comprensión de la obesidad como enfermedad, los investigadores que hacían pruebas con semaglutida (creada para ayudar a las personas con diabetes a controlar el azúcar en la sangre) observaron que muchos participantes que tomaban este medicamento estaban adelgazando. Resulta que la semaglutida imita las hormonas intestinales, como el péptido-1 similar al glucagón o GLP-1, que ralentiza la digestión y le indica al cerebro que estás lleno. El resultado: comes menos, según el primer estudio que analiza la semaglutida para bajar de peso. En ese estudio, que se publicó en el 2021 en The New England Journal of Medicine (en inglés), se descubrió que los participantes perdieron el 15 % de su peso corporal en unos 15 meses.

El medicamento ha cambiado la vida de pacientes como Hiebel. "El médico me recetó Ozempic, junto con metformina, un medicamento para la diabetes, y Contrave, que ayuda a evitar los pensamientos constantes sobre la comida", dice. "Bajé 60 libras y, por primera vez en mi vida, no he recuperado el peso". En junio del 2021, la FDA aprobó la semaglutida para el tratamiento de la obesidad, bajo la marca Wegovy.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

¿Cómo actúan exactamente estos medicamentos?

Los medicamentos contra la obesidad están aprobados por la FDA para las personas con un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más, y para las que tienen un IMC de 27 o más y padecen al menos un trastorno de salud relacionado con el peso, como una enfermedad cardíaca o apnea del sueño, dice la Dra. Caroline Apovian, codirectora del Centro de Control del Peso y Bienestar del Brigham and Women's Hospital. "No están pensadas para las personas sanas que quieren bajar unas cuantas libras".

Con estos medicamentos las personas no solo se sienten saciadas durante más tiempo, sino que los alimentos grasos y azucarados y hasta el alcohol se vuelven menos apetecibles. Los medicamentos contra la obesidad también pueden reducir el riesgo de contraer algunos de los graves problemas de salud relacionados con el peso.

"Sabemos que bajar de peso puede ayudar con la hipertensión, la apnea del sueño, el hígado graso, la insuficiencia cardiaca y la diabetes", afirma el Dr. Eduardo Grunvald, director médico del Centro de Control Avanzado del Peso de la Universidad de California en San Diego. En las personas con diabetes, estos medicamentos han demostrado tener beneficios cardiovasculares, añade, y hay nuevos datos que sugieren beneficios similares para las personas con obesidad que no tienen diabetes.

Kimberly DelRosso, de 57 años, auxiliar administrativa sénior en Pembroke, Massachusetts, ha aprovechado los beneficios para la salud desde que empezó a usar Wegovy en febrero del 2022. Ha bajado 50 libras, lo cual es mucho para su estatura de 5 pies y 2 pulgadas. "Además, ya no tengo apnea del sueño, los niveles de hemoglobina A1c y mi presión arterial son normales, y mi artritis ha mejorado. Desaparecieron mis intensos antojos. Después de 27 años de dietas yoyo, este medicamento me ha ayudado a adelgazar y a estar sana".

Sin embargo, aunque hay muchas anécdotas de personas que adelgazan mucho rápidamente, los resultados de los ensayos clínicos muestran resultados más modestos a corto plazo. En el 2022, por ejemplo, los investigadores de Mayo Clinic descubrieron que al cabo de tres meses de tratamiento con semaglutida, los pacientes habían bajado alrededor del 6% de su peso corporal, lo que sigue siendo significativo, aunque no necesariamente espectacular. A un plazo más largo, el promedio de adelgazamiento es de aproximadamente un 16%. Se estabiliza al cabo de un año y se mantiene mientras el paciente siga tomando el medicamento, dice Apovian.

Salud y bienestar

Target Optical

Descuento de un 50% al comprar un par de anteojos adicional y un descuento de $10 en anteojos y lentes de contacto

See more Salud y bienestar offers >

Riesgos potenciales en las personas mayores de 60 años

Aunque la promesa de adelgazar y estar más sano es atractiva, implica graves riesgos, sobre todo para las personas mayores.

  • Pérdida de músculo y de hueso. Por cada libra que bajas, alrededor del 25% es músculo y hueso, y las personas mayores por lo general tienen menos de ambos para empezar. "Las personas que han padecido obesidad durante años corren un riesgo especial, porque el exceso de grasa abdominal favorece la disminución de la masa muscular", afirma Batsis. "Cuanto más tiempo lleves padeciendo obesidad, más repercusiones habrá en tus músculos". Mientras tanto, la mitad de las mujeres y un tercio de los hombres de 50 años o más padecen osteopenia, es decir, baja masa ósea. Puesto que la pérdida de peso puede causar un deterioro óseo adicional, podría ser el factor determinante para las personas al borde de la osteoporosis. "En los ensayos clínicos, a los participantes se les prescribió una dieta sana y ejercicio, junto con el medicamento", continúa Batsis. "Esos hábitos de vida son muy importantes, sobre todo para los mayores de 50 o 60 años".
  • Deficiencias nutricionales. La semaglutida y los medicamentos similares reducen el apetito. DelRosso, por ejemplo, dice que queda saciada después de media docena de bocados. Una amiga se niega a salir a cenar con ella porque le irrita su escaso apetito. La reducción significativa del apetito facilita la deficiencia de proteínas, vitaminas y minerales, advierte la Dra. Diana Thiara, directora médica del Programa de Control de Peso de la Universidad de California en San Francisco. "No es saludable consumir solo unos cuantos bocados en cada comida, sobre todo en el caso de las personas mayores, que podrían tener menos probabilidades de ingerir suficientes nutrientes para empezar", añade.
  • Pérdida de peso continua no intencional. Un estudio influyente de 16 años hizo el seguimiento de personas de 45 a 76 años que bajaron el 6% de su peso corporal solo con dieta y ejercicio. Con el paso de los años, muchos participantes empezaron a bajar de peso involuntariamente. 

"Yo sería cauto a la hora de prescribir el adelgazamiento rápido, como el que induce la semaglutida, a las personas de 70 a 79 años", afirma Thomas Wadden, exdirector del Centro de Peso y Trastornos Alimentarios de la Universidad de Pensilvania y uno de los autores del estudio. "Se necesita más investigación para sopesar los posibles daños y beneficios en este grupo de edad".

¿Estar más delgado es mejor? Quizá no.

"A veces es más saludable pesar un poco más al llegar a los 60 y más allá", dice la doctora Anne Marie O'Melia, directora médica del Eating Recovery Center de Denver. De hecho, un número creciente de investigaciones sugiere que quienes tienen sobrepeso (un IMC de 25 a 29.9) en la mediana edad o más tarde tienen una probabilidad más alta de vivir más que quienes pesan menos. "Es irónico", dice O'Melia. "Estos medicamentos se les recetan a las personas que tienen un IMC de 27 y al menos una consecuencia para la salud relacionada con el peso, pero los estudios demuestran que un IMC de 27 en la edad adulta se correlaciona con la mayor esperanza de vida".

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Y estar delgado no siempre es una bendición. Desde que empezó a usar Ozempic hace un año, Loriannie Wood (nombre ficticio), de 51 años, de Grand Island, Nebraska, ha bajado 126 libras. Sin embargo, ha sufrido las consecuencias.

"Tengo deficiencias de varios nutrientes y por eso el médico me hace tomar vitaminas y batidos de proteínas", dice. "He adelgazado tanto que la piel me cuelga de los brazos y las piernas, y mi cara parece una calavera de Halloween. Siento que mis huesos no son lo suficientemente fuertes para sostener mi cuerpo", dice Wood. "He pagado un alto precio".

¿Debes bajar de peso con un medicamento?

Siete preguntas que debes hacerte antes de pedirle a tu médico un medicamento para adelgazar.

1. ¿Estoy dispuesto a seguir con el medicamento de por vida? En un estudio, los participantes recuperaron dos tercios del peso que habían bajado con el medicamento al cabo de tan solo un año. "Cualquiera que utilice estos medicamentos temporalmente para bajar rápido de peso se sentirá tan decepcionado como con cualquier dieta intensiva", afirma Apovian.

2. ¿Vale la pena correr los riesgos potenciales? Algunos efectos secundarios potenciales son pancreatitis, lesiones renales y hasta cambios en la visión. Estamos empezando a ver los datos a largo plazo, dice la Dra. Diana Thiara, directora médica del Programa de Control del Peso de la Universidad de California en San Francisco. "De momento, parecen razonablemente seguros. Pero quizá no tengamos la imagen completa durante años".

3. ¿Mi estado mental es fuerte? Si tienes antecedentes de depresión o pensamientos suicidas, díselo al médico antes de tomar el medicamento, aconseja Thiara. "Los pacientes han comunicado pensamientos suicidas y empeoramiento de la depresión.

4.  ¿Tengo acceso a atención médica continua? Es importante empezar con una dosis baja y aumentarla poco a poco para controlar los efectos secundarios, como las náuseas, dice Apovian. Thiara está de acuerdo: "Algunas personas compran los medicamentos a través de un portal en línea, por lo que no reciben supervisión. Esto puede ser riesgoso.

5. ¿Estoy dispuesto a seguir una rutina de entrenamiento de fortalecimiento? Todas las personas que toman un medicamento contra la obesidad deben realizar un entrenamiento de fortalecimiento para proteger los huesos y los músculos, y esto es doblemente importante en el caso de las personas mayores de 50 años, afirma la Dra. Fatima Cody Stanford, doctora especialista en Medicina de la Obesidad en el Massachusetts General Hospital. "El entrenamiento de fortalecimiento puede consistir en subir colinas o levantar pesas, empezando con 3 o 5 libras, pero es imprescindible", dice.

6. ¿Estoy dispuesto a comer mucha proteína? Los adultos mayores necesitan aproximadamente 1 gramo de proteína por cada 2.2 libras de peso corporal. Una mujer de 150 libras necesita unos 68 gramos de proteína al día; un hombre de 180 libras necesita unos 82 gramos, repartidos a lo largo del día.

7. ¿Estoy preparado para el compromiso financiero? Con un precio de hasta $1,500 al mes, estos medicamentos son caros y, en la actualidad, Medicare y la mayoría de las aseguradoras privadas no los cubren para adelgazar.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.