Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

7 artículos que debes guardar en casa, no en tu cartera Skip to content
 

7 artículos que debes guardar en casa, no en tu cartera

Proteger tu información personal ayuda a detener el robo de identidad, dicen los expertos.

Billetera tirada en el suelo y los pies de un hombre alejándose.

GETTY IMAGES

In English | En tiempos en que los delincuentes cibernéticos están en busca de datos personales de todo tipo, perder tu cartera o billetera puede facilitarles el trabajo.

Por lo tanto, dicen los expertos, deja en casa los documentos e información que podrían convertirte en una víctima del robo de identidad o algo peor. “Si no lo necesitas, no lo lleves en la cartera”, dice Charity Lacey, vicepresidenta de comunicaciones del Identity Theft Resource Center (Centro de recursos para el robo de identidad). Si llevas objetos innecesarios, como tu tarjeta de Seguro Social, “alguien podría obtener tu información confidencial”, dice Lacey, y entre los riesgos más grandes está el robo de identidad. Ya sea que pierdas o te roben la cartera o la billetera, la persona que acabe con eso en sus manos “puede crear toda una identidad basándose en lo que encuentre ahí”, dice.

La manera de detener el fraude de identidad, según Javelin Strategy & Research, expertos en análisis financiero digital, es prevenir el acceso no autorizado a los datos privados y evitar que los usen. Deja cosas como pasaportes o tarjetas de Medicare en la casa, bajo llave en un archivero o en una caja de seguridad. Perder o que te roben una sola cosa no lleva necesariamente al robo de identidad, pero una combinación de estos documentos aumenta el riesgo.

1. Tarjeta de Seguro Social

Evita llevar tu tarjeta, la de tu hijo o la de otro dependiente. “No lleves la tarjeta de Seguro Social de nadie”, dice Lacey. Los números de Seguro Social y otros datos personales pueden usarse “para crear una persona fraudulenta”, dice ella, o para una “apropiación de identidad” por parte de un delincuente que la usa para abrir nuevas líneas de crédito o para depositar dinero en tu cuenta del Seguro Social con el fin de recolectar posteriormente tus beneficios de jubilación. Si llevas la tarjeta de Seguro Social de tu hijo, también se pueden abrir nuevas cuentas con ese número, o se puede usar para crear una “identidad sintética” usando el número de Seguro Social de tu hijo y datos personales de otras personas. Si sospechas que alguien está usando tu número de Seguro social, repórtalo a la línea directa de fraude de la Administración del Seguro Social, 800-269-0271.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


2. Certificado de nacimiento

Es una pieza crítica de información personal que puede usarse para obtener una tarjeta de reemplazo del Seguro Social, un pasaporte o una licencia de conducir. En pocas palabras, no debes perderlo, extraviarlo o exponerte a que te lo roben. Una vez que cae en manos de un ladrón, no hay mucho que puedas hacer, dice el Identity Theft Resource Center. En Estados Unidos, los Gobiernos estatales emiten certificados de nacimiento en los que constan la fecha y el lugar de nacimiento. Estos certificados sirven como comprobante de edad, ciudadanía e identidad, según la American Bar Association.

3. Tarjetas de Medicare y de seguro médico

Los delincuentes pueden usar tus tarjetas para acceder a tus números de cuenta y obtener atención médica que se cargará a tu cuenta, o enviar facturas falsas al proveedor de seguro de salud que figura en tu expediente.

Una vez que tus médicos y otros profesionales de la salud tienen tu información de Medicare o de otro seguro, "no es necesario llevar la tarjeta a cada cita”, dice Lacey. En caso de una emergencia, el personal del hospital puede confirmar tu cobertura con el proveedor de Medicare o la compañía de seguros.

4. Pasaportes

Es mejor no llevar tu pasaporte contigo, sino hacer una copia y dejarlo en la caja de seguridad del hotel cuando estás de viaje.

Con un pasaporte, los delincuentes tienen acceso a tus datos personales y pueden usarlos para robar tu identidad. Para reportar la pérdida o el robo de tu pasaporte lo antes posible, comunícate con el Departamento de Estado de Estados Unidos al 877-487-2778. Una vez que se reporta por teléfono, el pasaporte se invalida inmediatamente y no puede usarse para viajar.

Si pierdes la cartera, sigue estos pasos:

  • Registra una alerta de fraude en tus reportes de crédito. De acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (FTC), la alerta de fraude —que es válida por un año— puede hacer más difícil que los ladrones abran cuentas a tu nombre. 
    • Puedes pedirle a una de las tres agencias de crédito nacionales que pongan una alerta de fraude en tus registros, y esa agencia debe decirle a las otras dos agencias de crédito que hagan lo mismo.
  • Denuncia la sospecha de robo de identidad en IdentityTheft.gov o en la línea directa de la FTC, 877-438-4338.

5. Chequera o cheques en blanco

Deja de llevar un cheque en blanco en la billetera o la chequera en tu bolso. Un cheque en blanco con los números de cuenta y ruta bancaria impresos permite a los delincuentes acceder a cada centavo de esa cuenta. “La chequera o el cheque en blanco contienen la información que puede darle acceso (a un ladrón) a toda tu cuenta”, dice Lacey. Si pierdes una cartera que contiene un cheque, lo más probable es que tengas que cerrar la cuenta y abrir una nueva. A menos que revises tu saldo constantemente, quizás ni siquiera adviertas que han sacado dinero.

6. Registro de contraseñas

Aunque esto parezca algo inocente, en realidad representa un gran riesgo. “Podría ser la peor cosa que puedes perder”, dice Drew Paik, director de desarrollo de negocios para Authentic8, una compañía de software de internet en Mountain View, California, dedicada a la seguridad. “Con las contraseñas se puede ingresar a las cuentas, lo que puede causar pérdidas inmediatas y daños a largo plazo a tu reputación y a tu reporte de crédito”. Por ejemplo, dice, alguien puede entrar a tus cuentas en las redes sociales y hacer comentarios como si fueras tú, o tuitear o publicar algo que pudiera hacerte quedar mal.

Algunas contraseñas pueden no parecer muy importantes, dice, como la de tu cuenta de Gmail. Ese correo electrónico y esa contraseña pueden usarse para modificar contraseñas en otros sitios, incluso en tus cuentas bancarias. Al usar la misma contraseña en varios sitios, le puedes dar al delincuente acceso a todos los lugares que tienen esa contraseña, incluida tu cuenta de Facebook. Las alternativas son usar un administrador de contraseñas o una ayuda mnemónica —un patrón de letras, ideas o asociaciones que te ayudan a recordar algo— con un código diferente para cada sitio web. Tendrás una contraseña única (en inglés) para cada sitio.

7. Tarjeta de identificación laboral

Una tarjeta de identificación laboral puede incluir información codificada sobre una persona en sus códigos de barra, cintas magnéticas, identificación por radiofrecuencia (RFID) o chips inteligentes. Algunas compañías usan el primer nombre solamente para proteger al empleado. Sin embargo, el experto en seguridad cibernética John Sileo dice que los ladrones usan la tarjeta de identificación laboral para obtener más información sobre la persona. Una vez que tienen información como el número de identificación de empleado, pueden obtener otros datos de esa persona. Reporta la pérdida o el robo de tu tarjeta de identificación a tu empleador lo antes posible.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras alertas gratuitas de vigilancia (en inglés), consulta nuestro mapa de seguimiento de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO