Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Eres mayor de 65 años? Cuídate de las facturas médicas

4 millones adeudan la cifra récord de $54,000 millones.


spinner image Mujer con cara de preocupación revisa facturas médicas al lado de unos medicamentos.
GETTY IMAGES

Dos años. Ese es el tiempo que Donna Domingo lleva luchando con su compañía de seguros por un gasto médico.

Domingo es diabética y necesita una bomba de insulina, que la compañía de seguros considera un medicamento recetado y no un equipo médico. En consecuencia, su parte del costo asciende a casi $500 por cada suministro para tres meses.

“No contiene ningún fármaco. Es un dispositivo”, dice Domingo, de 62 años, quien trabajó en la industria farmacéutica durante 27 años. “¿Cómo pueden facturarme un dispositivo médico en un programa de medicamentos recetados?”.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Como está discapacitada y vive del Seguro Social, dice que tuvo que recurrir al resto del presupuesto familiar para seguir pagando estas facturas.

“¿Cómo se supone que voy a poder pagar esto? Lo estoy sacando del dinero de la comida”, dice Domingo, que vive en Port Jervis, Nueva York.

Este tipo de frustración está cada vez más extendida, y deja al 7% de la población mayor de 65 años —es decir, casi 4 millones de personas— con facturas médicas pendientes de pago por un valor total de casi $54,000 millones, a pesar de que casi todos tienen Medicare y casi la mitad pagan una segunda cobertura de seguro privado.

Esta cifra supone un aumento del 20% desde el 2019 al 2020, el período más reciente del que existen datos fiables y en el que los adultos mayores en realidad realizaron menos visitas al médico debido a la COVID-19. La cifra también representa más de la cuarta parte de la deuda médica de la población adulta de todas las edades en Estados Unidos, que la organización independiente de investigación de políticas (en inglés) KFF calcula que asciende a $195,000 millones.

La cantidad promedio individual que supuestamente deben los mayores de 65 años que tienen facturas médicas pendientes de pago también aumentó a $13,800, según la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB), una entidad federal.

Los errores de facturación son una causa frecuente

Si bien hasta Domingo admite que según las complejas normas de reembolso de Medicare la compañía de seguros puede tener razón en su caso, la CFPB considera “muy probable” que muchas facturas de este tipo sean sencillamente incorrectas, lo que obliga a los adultos mayores a entablar disputas interminables con los representantes del servicio de atención al cliente y los cobradores de facturas debido a cargos facturados por error. Muchos simplemente las pagan.

“Muchos de ellos podrían acabar por decir: ‘Cárgalo a mi tarjeta de crédito’”, explica Krutika Amin, exdirectora de Política e Investigación del Centro de Información al Consumidor y Supervisión de Seguros del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“Con el paso de los años, es más probable que necesitemos atención médica, y las complicaciones que supone estar incapacitado o no poder ocuparse de los trámites y la situación económica también empeoran”, señala Amin, directora adjunta del Peterson-KFF Health System Tracker de KFF, anteriormente Kaiser Family Foundation. “Quizá no tengan suficiente experiencia como para saber negociar o no cuenten con el apoyo necesario para hacerlo”.

Lo que es peor, casi ocho de cada diez personas que tienen deudas médicas afirman haber suspendido o demorado la atención médica o los medicamentos recetados, y casi el 15% indican que un proveedor de atención médica u odontológica les ha negado atención adicional, según una encuesta de KFF (en inglés).

Entretenimiento

Juegos de AARP

Juegos y rompecabezas gratis en línea, incluidos los clásicos de Atari

See more Entretenimiento offers >

El problema se agrava 

Según los investigadores, hay muchas razones que explican por qué este problema es cada vez peor.

Por ejemplo, los pacientes mayores necesitan una atención más compleja, lo cual requiere una codificación médica más elaborada que es fácil confundir. Los hospitales y consultorios médicos y sus departamentos de facturación se han consolidado cada vez más, y agrupan sistemas que no son compatibles.

Los procesos de pago de Medicare y de las compañías de seguros complementarios a veces tampoco coinciden, lo que obliga a los proveedores a facturar directamente a los usuarios. Según la CFPB, los consumidores que declararon tener varios tipos de seguros son más propensos a reportar problemas de facturación incorrecta que los que solo tienen Medicare. El 95% de los adultos de 65 años o más tienen Medicare y el 46% tienen cobertura privada complementaria, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (en inglés). Además, menos del 1% no tiene seguro, de lejos la proporción más baja de cualquier grupo de edad.

“Tenemos un sistema de atención médica enrevesado, y está totalmente orientado a confundir a los pacientes y al público en general”, dice Len Kirschner, médico y exdirector del sistema estatal Arizona Health Care Cost Containment System. “Es tan complicado que confunde hasta a las personas que lo conocen a fondo”.

En los peores casos, dice Kirschner, de 87 años, que vive cerca de Phoenix, las facturas médicas pendientes de pago de los adultos mayores “se envían a una agencia de cobros que los acosa”.

Algunos de estos gastos son legítimos, dice Loren Adler, miembro y director adjunto de la Brookings Schaeffer Initiative on Health Policy. Los adultos mayores que no tienen un seguro médico complementario pueden afrontar copagos de hasta el 20% y deducibles de cuatro cifras por internaciones hospitalarias.

“En muchos casos, eso va a suponer una factura bastante elevada”, señala Adler.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Muchos errores

Sin embargo, muchos cargos se facturan por error, según el informe de la CFPB, que se basa en parte en cerca de 1,100 reclamaciones por cobro de deudas y más de 300 reclamaciones por informes crediticios que se presentaron en la agencia sobre la facturación de Medicare.

“Vemos constantemente poblaciones que tienen una buena cobertura y un buen seguro, e incluso beneficiarios que pueden recibir Medicare y Medicaid, que tienen altos porcentajes de facturas sin pagar”, dice Héctor Ortiz, un analista sénior de políticas de la CFPB que participó en el estudio.

Según Ortiz, en algunos casos se facturaron servicios que deberían haber estado cubiertos. En otros, los proveedores no presentaron las solicitudes correctamente.

Muchas personas se enteran de estos errores cuando comienzan a llamar los cobradores. “Y en esa situación, es difícil para los adultos mayores resolver el problema. Tienen que dirigirse de nuevo al proveedor, y tienen que obtener la documentación. Es un proceso que lleva mucho tiempo”, explica Ortiz. Además, “representa una carga para las personas que no saben usar internet o que no tienen conocimientos de informática ni acceso a la red”.

El 41% de los consumidores del país que fueron objeto de al menos un error de facturación en los últimos cinco años se sintieron “muy abrumados” al intentar corregirlo, según una encuesta que realizó en enero (en inglés) la empresa de pagos y reclamaciones Zelis. Una proporción similar necesitó hasta un mes para que se corrigieran las facturas, y el 70% dedicaron más de dos horas a intentar resolver un error.

Los pacientes suelen “acabar pagando la factura para quitarse a la gente de encima, si tienen dinero o pueden conseguirlo”, indica Adler. “La gente solo puede batallar hasta cierto punto. Además, hay que dedicar mucho tiempo a intentar luchar y tratar de resolverlo. Todo el mundo ha lidiado con compañías de seguros y proveedores para intentar resolver algo”.

El 21 de septiembre, la Casa Blanca anunció una propuesta para que las facturas médicas no figuren en los informes crediticios. La CFPB, que está ultimando los detalles, dijo en un comunicado que incluir la deuda médica en los puntajes crediticios es problemático porque “los errores e inexactitudes en la facturación médica son frecuentes”.

Las amenazas a los informes crediticios de un paciente son una táctica de cobro común utilizada por los hospitales, según KFF Health News. “Estas medidas mejorarán las calificaciones crediticias de millones de estadounidenses para que puedan invertir mejor en su futuro”, dijo la vicepresidenta Kamala Harris.

Dónde obtener ayuda

Si tienes un problema con la facturación médica, no te rindas. Puedes obtener ayuda.

(Algunos enlaces en inglés)

AARP. Nuestra herramienta Money Map puede guiarte para tratar con los proveedores médicos, reducir tus costos y encontrar las mejores formas de pagar tu factura. Es gratuita.

Centros de Servicios de Medicare y Medicaid. Los CMS pueden darte información sobre la admisibilidad para recibir Medicare y Medicaid, además de detalles sobre las normas de ambos programas.

Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB)Los consumidores pueden presentar reclamaciones por facturas incorrectas o procesos abusivos de cobro de deudas.

Patient Advocate Foundation. La fundación PAF puede ayudarte a encontrar defensores de pacientes en tu zona. Los pacientes deben tener un diagnóstico de enfermedad crónica, con peligro de muerte y debilitante para poder recibir ayuda gratuita.

Programa Estatal de Asistencia en Seguros de Salud (SHIP). El programa SHIP ofrece asistencia personalizada y gratuita sobre cuestiones relacionadas con Medicare.

USA.gov/es. El Gobierno tiene varios programas de ayuda con las facturas médicas. Aquí te explicamos cómo encontrarlos.

En cuanto a Domingo, no tiene intención de rendirse.

“Un infierno en vida” es como llama a su lucha de un año con la compañía de seguros, riendo. “Tenía un cuaderno lleno de nombres de personas con las que hablaba, tanto de la compañía de seguros como del distribuidor. En realidad, nunca recibes una respuesta directa. Hablas con veinte personas y te dan veinte explicaciones distintas”.

Pero agrega: “Voy a luchar hasta mi último aliento”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.