Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Las tarjetas de crédito y los préstamos para gastos médicos conllevan una carga pesada

Con tasas de interés por encima del 25%, los consumidores tal vez quieran reconsiderar utilizar estos métodos de pago.

spinner image Ilustración de una persona con vendajes que enseña una factura médica muy larga
GETTY IMAGES

Ante una factura médica elevada, tal vez quieras reconsiderar pagarla con una tarjeta de crédito o un préstamo a plazos para gastos médicos. Estas opciones de financiamiento pueden tener altas tasas de interés que podrían aumentar tu deuda o, peor aún, afectar tu seguridad financiera si no tienes cuidado, según un nuevo informe de la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB).

Los pagos de intereses pueden aumentar las facturas médicas en casi un 25% para los consumidores que están cortos de dinero y no pagan sus saldos rápidamente, según la entidad de protección al consumidor. De hecho, la CFPB estima que los residentes del país pagaron $1,000 millones en intereses diferidos en tarjetas de crédito y préstamos para gastos médicos entre el 2018 y el 2020. 

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

“Las empresas proveedoras de préstamos están diseñando productos financieros costosos para vendérselos a pacientes que se sacrifican para saldar sus cuentas médicas”, dijo Rohit Chopra, director de la CFPB. “Estas nuevas variaciones de deudas médicas pueden llevar a la ruina económica a las personas que se enfermen”. 

En los últimos años, las empresas de servicios financieros y las empresas de tecnología financiera han creado nuevos productos de financiamiento para cubrir los procedimientos médicos y el cuidado de la salud de los consumidores que no tienen los medios para saldar los pagos completamente. Las tarjetas de crédito y los préstamos a plazos para gastos médicos solían reservarse principalmente para el cuidado electivo, pero la CFPB descubrió que ahora se usan para todo, desde las visitas a la sala de emergencias hasta los chequeos de rutina. En muchos casos, la CFPB dice que estos productos están reemplazando los planes de pago informales de bajo costo y gratuitos que se ofrecen directamente a través de los proveedores médicos. 

“Los médicos o enfermeros de confianza en consultorios médicos u hospitales a menudo ofrecen estos productos cuando sus pacientes están bajo un estrés significativo”, escribió la CFPB en el informe. “Cuando los proveedores médicos ofrecen estos productos, los pacientes parecen no entender completamente los términos y a veces terminan con un crédito que no pueden pagar”. Muchos de los acuerdos de financiamiento ofrecen interés diferido por períodos de 6 a 18 meses. Si queda un saldo después de que termine el período promocional, se le cobra al paciente todos los intereses que hubiera acumulado desde la fecha de compra original. 

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Principales conclusiones

  • Los consumidores del país pagaron $1,000 millones en pagos de intereses diferidos por el cuidado de la salud entre el 2018 y el 2020. 
  • Los consumidores utilizaron tarjetas de crédito y préstamos para cubrir casi $23,000 millones en gastos de atención médica por más de 17 millones de compras médicas entre el 2018 y el 2020. 

Entre el 2015 y el 2020, los consumidores contrajeron intereses sobre el 20% de sus compras médicas al utilizar tarjetas o préstamos con intereses diferidos. Las personas con puntajes crediticios inferiores a 619 incurrieron en intereses con mayor frecuencia, para aproximadamente el 34% de sus compras médicas.

Entretenimiento

Juegos de AARP

Juegos y rompecabezas gratis en línea, incluidos los clásicos de Atari

See more Entretenimiento offers >

Los pacientes que deberían reunir los requisitos para recibir cuidados gratuitos o a precios reducidos a través de un programa de asistencia financiera o de su plan de seguro médico pueden inscribirse para recibir una tarjeta de crédito o un préstamo para gastos médicos, aunque los programas de asistencia financiera sean mejores opciones para ellos. 

La tasa anual equivalente (APR) de la tarjeta de crédito para gastos médicos tradicional es del 26.99%; la APR promedio para todas las tarjetas de crédito de uso general es de aproximadamente el 16%.

“Para la mayoría de los pacientes que pagan su saldo total en el período de tiempo designado, la financiación con interés diferido puede ser ventajosa. Para aquellos que no entienden los términos —o que no pueden pagar la cantidad completa durante el período promocional— el costo supera sustancialmente el costo de otras opciones de crédito disponible”, concluyó la CFPB. “Como resultado, las personas con ingresos bajos o moderados que enfrentan los peores resultados financieros pueden estar subsidiando a quienes pueden aprovechar los períodos especiales de financiamiento”. 

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Lo que puedes hacer

Cuando se trata de facturas médicas, no estás solo. La encuesta sobre deudas médicas de Debt.com encontró que aproximadamente seis de cada diez consumidores tienen dificultades para pagar las facturas médicas debido a la inflación. La buena noticia es que hay maneras de pagarlas sin acumular deudas costosas. Para empezar, si te ofrecen una tarjeta de crédito para gastos médicos con un período libre de interés, asegúrate de que puedas saldar la factura dentro de ese plazo. Si eso no es posible, solicita mejor un plan de pago directamente con el proveedor. Algunos médicos ofrecen planes sin interés durante varios años. Asegúrate de obtener el plan de pago por escrito para evitar que se envíen las facturas médicas a una empresa de cobro, dice Howard Dvorkin, contador público certificado y presidente de Debt.com.

Si tienes seguro médico y tu proveedor se niega a cubrir un procedimiento, Dvorkin aconseja que apeles la decisión. También te conviene revisar la factura para detectar cualquier error que pueda haber aumentado el costo. Incluso ahorrarse un par de miles de dólares puede ser muy importante. “Las aseguradoras de salud también cometen errores, por lo que los consumidores deben preguntarle a su compañía de seguros qué cubren y qué no. Las personas con seguro de protección garantizada (GAP) también deben consultar con sus proveedores para ver si sus cuentas serán cubiertas”, dice Dvorkin.

Si todo lo demás falla y tienes varias deudas médicas, puedes intentar consolidarlas en un solo préstamo. Esto te dará un solo pago mensual y posiblemente una tasa de interés más baja. También puedes intentar saldar la deuda por medio de un acuerdo, aunque esto afectará negativamente tu puntaje crediticio. Para llegar a un acuerdo, Dvorkin dice que negocies directamente con la agencia de recaudación de deudas. “Los consumidores que tienen facturas médicas que no pueden pagar deben priorizar mantener sus cuentas fuera de las agencias de cobro, y todo mientras luchan por recibir un precio o un plan de pago razonables”, dice Dvorkin.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.