Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

¿Los mayores deberían pedir préstamos estudiantiles para aprender nuevas destrezas?

Cómo asegurarse de que el beneficio valga más que la deuda.

Estudiante mayor  frente  a la  oficina de servicios de ayuda financiera de una universidad

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English | Llegó el momento de hacer algo distinto. Es posible que te hayas quedado estancado en la mitad de tu carrera, que tu vida laboral sea insoportable o que simplemente estés aburrido. ¿Deberías regresar a la universidad para capacitarte más —y obtener un préstamo estudiantil— con la esperanza de mejorar tu situación? Los asesores financieros y los expertos laborales están de acuerdo en que puede ser riesgoso endeudarte más para impulsar tu carrera, y en que se trata de una decisión que debes considerar con cuidado.

Las deudas en comparación con la buena salud financiera a largo plazo

Si alguien planifica sus finanzas con sensatez, puede pagar sus deudas estudiantiles al mismo tiempo que cumple otras metas financieras. “Las deudas estudiantiles son muy frecuentes, pero no son onerosas en la mayoría de los casos”, dice Scott Hammel, planificador financiero certificado de Apeiron Planning Partners en Dallas.

Sin embargo, para algunos, la deuda estudiantil puede causar más problemas que los que resuelve. Belle Osvath, planificadora financiera certificada de VLP Financial Advisors en Vienna, Virginia, se dio cuenta de que las deudas estudiantiles son un problema mucho mayor para algunos de sus clientes. Tanto es así que recibió capacitación adicional para convertirse en una profesional certificada en préstamos estudiantiles (CSLP) a fin de aconsejar a sus clientes sobre las opciones de pago del Gobierno federal. “Es impresionante lo complejos que son los planes”, afirma.

Es más, según Osvath, las cantidades que toman prestadas algunas personas pueden ser asombrosas, y podrían impactar su capacidad para acumular riqueza y planificar una jubilación segura. Ahora, con la pandemia, este problema es peor, en particular si alguien ya estaba subempleado antes de que esta comenzara hace un año. “Tuve un cliente con $400,000 en deudas de su licenciatura, la maestría en administración de empresas y la facultad de derecho”, dice. Una regla general típica es que los pagos totales de las deudas —préstamos estudiantiles, hipoteca o alquiler y tarjetas de crédito— no deberían superar el 36% de los ingresos brutos. Otra regla general: si la deuda estudiantil total es menor que el ingreso total, deberías poder saldarla en menos de 10 años.

Roger Young, planificador financiero sénior de T. Rowe Price en Baltimore, recomienda que, siempre que sea posible, las personas se limiten a obtener préstamos estudiantiles federales, que les permiten pedir prestado lo que en la mayoría de los casos será una cantidad manejable. “El programa federal también ofrece opciones de pago basadas en los ingresos, aplazamiento de pagos y suspensión temporal de cobro si las cosas no suceden según lo planeado”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


¿Es necesario el préstamo?

Antes de considerar lo que cuesta un préstamo, pregúntate si en realidad necesitas un título universitario adicional y el consiguiente préstamo. “No busques un título porque crees que te ayudará a conseguir un empleo mejor”, aconseja Osvath. “Investiga y trata de encontrar a un empleador que te ayude con los costos o te reembolse”.

¿Para qué profesiones vale la pena sacar un préstamo?

Te lanzaste. Después de sopesar todas las demás opciones de capacitación disponibles, quedó claro que obtener otro título universitario es lo mejor. Ahora es importante que escojas una carrera satisfactoria que valga la pena, una que te proporcione el sueldo necesario para reintegrar las deudas que tendrás y te permita seguir cumpliendo tus otras metas financieras. Los siguientes recursos te servirán para poner en marcha tus investigaciones.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales (en inglés), estas son las 10 ocupaciones de mayor crecimiento, junto con la mediana de sueldo anual: técnicos de servicio de turbinas eólicas ($52,910), enfermeros profesionales ($109,820), instaladores de energía solar fotovoltaica ($44,890), asistentes de terapia ocupacional ($61,510), estadísticos ($91,160), auxiliares de cuidados en el hogar y de cuidados personales ($25,280), asistentes de fisioterapia ($58,790), gerentes de servicios médicos y de salud ($100,980), asistentes médicos ($112,260) y analistas de seguridad de la información ($99,730).

También puedes consultar “The Best Jobs in America in 2021” (en inglés), una lista de la revista U.S. News & World Report que clasifica 25 puestos por medio de datos de la Oficina de Estadísticas Laborales. Podrás ver la industria a la que pertenecen, la mediana de sueldo, la tasa de desempleo, el crecimiento laboral proyectado para esta década y la descripción de cada puesto. Para obtener más detalles, consulta cualquiera de las otras 16 listas útiles en este sitio web, incluso una clasificación de los empleos con los mejores sueldos.

Antes de inscribirte en un montón de cursos nuevos, la experta laboral Henna Inam recomienda que tengas cuidado, incluso si son cursos sobre tecnologías muy solicitadas. “Si bien los títulos universitarios adicionales podrían ser útiles para líderes en mitad de su carrera, aconsejo que las personas tengan muy claro si en realidad se necesita un título o si será suficiente tener ciertas destrezas que puede adquirir por medio de certificaciones o perfeccionamiento y experiencia laboral”, dice Inam, autora del libro Wired for Disruption.

A medida que Inam entrevistaba a expertos para su libro, se dio cuenta de que, si bien muchos trabajos se están eliminando debido a la automatización, también se están creando muchos puestos nuevos. “Aunque las destrezas tecnológicas serán importantes, también tienden a ser impactadas y volverse obsoletas, lo que requiere un aprendizaje continuo”, advierte. “Las destrezas interpersonales, tales como inteligencia emocional, comunicación, creatividad e iniciativa tienden a ser más duraderas”.

Piénsalo. Después de muchos años de trabajar, es probable que ya hayas adquirido muchas de estas destrezas. A fin de que sean obvias para los reclutadores, analiza tu currículo y tu perfil en LinkedIn y, si es necesario, cámbialos para resaltar esta experiencia. O piensa en contratar a un redactor profesional de currículos para que lo haga por ti. Te costará poco: algún tiempo adicional, más reflexión y quizás un pequeño honorario.

Considéralo prudentemente

Incluso si estás muy descontento con tu carrera, evita ser impulsivo y apresurarte para realizar un cambio. Por el contrario, considera cómo podrías reorientar y enfatizar las destrezas que tienes o averigua si tu empleador puede ayudarte a actualizarlas. De cualquier modo, haz bien los cálculos antes de sacar un préstamo. “Recomendamos que todo estudiante, joven o de mayor edad, entienda los posibles costos y la asistencia financiera antes de llenar una solicitud”, advierte Young. “Una herramienta útil es la calculadora de precios netos de una universidad. Se ingresa información financiera básica y se puede obtener una idea de la asistencia que alguien podría recibir y de cuánto dinero costaría”.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.