Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

4 formas de cancelar el "leasing" de tu auto sin arruinar tu crédito

Una pareja de California descubrió que salir del contrato no era ni fácil ni barato.

Mano de una mujer a punto de sujetar las llaves de un carro mientras otra mano firma un contrato.

E+ / GETTY IMAGES

El problema

In English | En el otoño del 2019, Jan Dunham, de 66 años, gerente de un consultorio dental, y su esposo, Duwayne, de 68 años, cineasta, se dieron el gusto de arrendar por tres años un Audi e-tron, un SUV eléctrico con todos los accesorios disponibles y suficiente espacio en la parte trasera para su enorme perro labrador. Y luego llegó la pandemia de COVID-19. Jan estuvo sin trabajo durante meses, el trabajo de Duwayne escaseó y el pago mensual de $1,229 (más del doble del promedio de los arrendamientos de automóvil en Estados Unidos) se convirtió en una carga. Pero ellos temían que devolver el auto y terminar los pagos les perjudicara su puntaje crediticio. “¿Podemos deshacernos de esta obligación?”, me preguntaron.

El consejo

Duwayne y Jan Dunham frente a un vehículo a la entrada de su casa en Playa Del Rey

Alyson Aliano

Duwayne y Jan Dunham arrendaron un automóvil antes de la pandemia.

En tiempos normales, salir antes de tiempo de un leasing o contrato de arrendamiento con opción a compra es realmente difícil. “Los contratos son herméticos, a favor del arrendatario, y todo puede resultar muy caro”, dice Jack Gillis, director ejecutivo de Consumer Federation of America, una organización sin fines de lucro. Para salir, generalmente tienes cuatro opciones:

  • pagar toda la cantidad que debes en el arrendamiento y devolver el auto, lo que te deja sin vehículo y con mucho menos dinero;
  • devolver el auto sin liquidar el arrendamiento, con lo que incumplirías tu compromiso y se afectaría tu crédito;
  • encontrar a alguien que asuma tu arrendamiento, o
  • vender el auto tú mismo: comprárselo a la agencia y obtener una ganancia (o perder dinero) en la operación de venta.

Pero estos no son tiempos normales. Los precios de los autos aumentaron mucho esta primavera, lo que le dio a los Dunham y a mí la esperanza de que la alta demanda de autos usados podría reducir la pérdida financiera. A continuación verás los pasos que les sugerí y que recomiendo a todos quienes están tratando de cancelar un contrato de arrendamiento.

1. Empieza con la compañía arrendadora. Investiga cuánto te cobrarán por devolver el auto en estos momentos. Por lo general, esa cifra se aproxima al total de los pagos restantes, aunque dados los precios actuales de los autos usados, podría ser más baja. La compañía arrendadora, que puso el precio en unos $63,000 si los Dunham querían conservar el e-tron, dijo que lo podrían devolver pagando $19,512, casi $1,300 menos que la suma de sus 17 pagos restantes. No aceptaron.

2. Consigue una valuación de un tercero. Sitios web como CarGurus.com, Vroom.com y Carvana.com calcularán el valor de tu auto arrendado (esto es útil si quieres venderlo). Algunos sitios web hasta facilitan la presentación de ofertas. Los Dunham obtuvieron una oferta de $53,000 a través de Edmunds.com, lo que significaba que tendrían que pagar $10,000 adicionales para cubrir el precio que cotizó la compañía de arrendamiento. No aceptaron y fueron a otra agencia, cuya oferta fue aún más baja. (Los valores de reventa para la mayoría de los autos eléctricos bajan especialmente rápido porque las innovaciones ocurren con mucha velocidad, dice la directora ejecutiva de Edmunds, Jessica Caldwell).


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


3. Intenta trabajar con una compañía de cancelación de arrendamiento o intercambio de arrendamiento. Muchos comerciantes de autos realizan cancelaciones de arrendamiento, principalmente sacando al cliente de un leasing y colocándolo en otro. Un cancelador de arrendamientos les cotizó un precio de $9,000 a los Dunham. Una vez más, un número que no les convenía.

4. Considera transferir el arrendamiento. La última opción era encontrar a alguien que asumiera el arrendamiento a través de un sitio web como SwapALease.com o LeaseTrader.com. (No todos los contratos de arrendamiento permiten esto). Los Dunham exploraron esta opción y pagaron $375 por tener una ubicación destacada en la lista de SwapALease. Recibieron una oferta de alguien dispuesto a pagar $900 al mes por el arrendamiento, lo que les dejaría una deuda de $329 al mes. Esto les costaría $5,593: mucho, pero fue la mejor opción que encontramos.

El resultado

En mayo, le dije a Duwayne que yo pensaba que deberían resolver el problema con la opción que les generara menos pérdidas. Mientras Jan iba a su trabajo en el e-tron, había un Mercedes-Benz del 2003 parado en su garaje. ¿Podría ella usar ese auto? ¿No sería preferible pagar $5,600 para deshacerse del e-tron que pagar $20,800 de arrendamiento? “Eso tiene sentido”, respondió Duwayne. Más tarde me comunicó que estaba negociando la transferencia del arrendamiento.

Jean Chatzky es una galardona periodista de finanzas personales y autora de éxitos de venta, como Women with Money: The Judgment-Free Guide to Creating the Joyful, Less Stressed, Purposeful (and Yes, Rich) Life You Deserve.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.