Skip to content
 

10 tipos de aceites y sus beneficios para la salud

Aceite de aguacate, de oliva y hasta de semillas de uva.

  • Foto: Istockphoto

    Aceite de almendras

    ¿Deseas tener una piel radiante? ¡Cocina con aceite de almendra! Es rico en vitaminas E y D, y una sola cucharada contiene 26% de la vitamina E que se recomienda consumir a diario. Escoge un aceite de almendras prensando en frío (cold pressed) para añadir a platos como las ensaladas y el gazpacho o para preparar aderezos.

    1 of 12
  • Foto: Brian Buckley / Alamy

    Aceite de aguacate

    Si eres amante del aguacate quizás sabes que esta fruta es rica en potasio y grasas monoinsaturadas, que ayudan a mantener la salud del corazón. Resulta que su aceite es igual o más potente. Estudios demuestran que las ensaladas sazonadas con aceite de aguacate son 15 veces más saludables ya que este ayuda a absorber con más facilidad los nutrientes de los vegetales.

    2 of 12
  • Foto: Dave Reede/Corbis

    Aceite de canola

    La principal ventaja del aceite de canola es que se puede utilizar para cocinar a altas temperaturas. ¿Sabías que mantiene sus propiedades aún hirviendo a 400° F? Por eso, además de usarlo para sofreír, es excelente para freír carnes y vegetales y hasta para hornear. El aceite de canola contiene ácidos grasos monoinsaturados que pueden ayudar a estabilizar los niveles de glucosa en sangre.

    3 of 12
  • Foto: Istockphoto

    Aceite de coco

    Hasta hace poco el aceite de coco no era considerado saludable, porque contiene grasa saturada. Pero estudios recientes demuestran que este aceite puede ayudar a mantener los niveles de glucosa en la sangre. Además, contribuye a la pérdida de peso y un aumento en los niveles de colesterol “bueno”. Es excelente para cocinar y sofreír, y lo puedes usar como sustituto de la mantequilla en recetas de galletas.

    4 of 12
  • Oferta de AARP

    Oferta de AARP

    Encuentra comidas saludables y guarda todas tus recetas favoritas en un solo lugar. 

    • Únete a AARP  para obtener descuentos en alimentos, restaurantes y mucho más.

    5 of 12
  • Foto: Istockphoto

    Aceite de linaza

    ¿Padeces de alta presión? El aceite de linaza podría ser tu aliado ya que es rico en ácidos grasos omega 3 y 6, los cuales ayudan a mantener la salud cardiovascular. Este aceite es muy delicado y no se debe calentar. Por eso es mejor utilizarlo en platos fríos como ensaladas y escabeches, así como añadirlo a tus batidos. Para evitar su oxidación es preferible mantenerlo en el refrigerador.

    6 of 12
  • Foto: Rob White/Getty Images

    Aceite de oliva extra virgen

    Existen varios tipos de aceite de oliva pero para aprovechar los beneficios del mismo, se debe elegir el aceite de oliva extra virgen. Este ha sido prensado en frío y retiene todos esos nutrientes que ayudan a mantener el colesterol “malo” a raya. Utiliza el aceite de oliva extra virgen para darle sabor a tus ensaladas. También es rico rociarlo sobre guisos, frijoles y sopas.

    7 of 12
  • Foto: Istockphoto

    Aceite de maní (o cacahuates)

    ¿Buscas un buen aceite para freír empanadas? El aceite de maní es una excelente opción; puedes calentarlo hasta 450° F. Aunque no es recomendable consumir alimentos fritos, al cocinarlos en aceite de maní podrías estar ayudando a reducir los niveles de colesterol “malo”. Antes de utilizarlo asegúrate de no ser alérgico al maní e incluso otras nueces.

    8 of 12
  • Foto: Alamy

    Aceite de sésamo

    El aceite de sésamo podría ser reconocido como “el rey de los aceites”, gracias a sus numerosos beneficiosos para la salud. No solo ayuda a disminuir la presión sanguínea, sino que también podría estabilizar los niveles de glucosa en la sangre. Además, es rico en antioxidantes. Es mejor consumirlo frío sobre vegetales salteados, arroz, ensaladas y en batidos. También lo puedes agregar a platos calientes después de servirlos.

    9 of 12
  • Foto: Still Images/Getty Images

    Aceite de nogal

    ¿Eres olvidadizo? El aceite de nogal (walnut) te podría ayudar. Este aceite es rico en ácidos grasos omega 3, un componente fundamental de la membrana externa de las células del cerebro. Estas células necesitan un suministro constante de omega 3 para que puedas tener buena memoria, pensar con claridad y aprender. Es un aceite delicado —y como todos los aceites de nueces, debe mantenerse en un lugar fresco— así que es mejor consumirlo en platos fríos y ensaladas. Selecciona uno sin refinar.

    10 of 12
  • Foto: BSIP SA / Alamy

    Aceite de semillas de uva

    Las semillas de uva son desechadas durante la producción del vino; pero han encontrado un nuevo uso: extraer aceite de ellas. El aceite de semilla de uva contiene antioxidantes que mejoran la salud cardiovascular. Además tiene nutrientes anti-inflamatorios, que podrían beneficiar a las personas que padecen de artritis. Úsalo para sofreír, preparar vinagretas y hacer mayonesa casera.

    11 of 12
  • Foto: Maggy Keet
    12 of 12

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO