Skip to content
 

9 maneras de revitalizar un rostro cansado

Elimina ese aspecto ojeroso con estos trucos rápidos.

Mujer con los ojos cerrados y los brazos levantados mientras le cae agua.

GETTY IMAGES

In English | "Te ves cansada" es una frase que a ninguna mujer de 50 años o más le agrada escuchar. Nos indica, sin lugar a malentendidos, que no nos ven descansadas, saludables ni atractivas: ¿quién necesita esto? Evidentemente, una combinación de estrés, insomnio, el bombardeo diario de los medios sociales y las noticias, los problemas familiares, del trabajo y de salud y demasiadas horas frente a la televisión mirando Netflix nos está afectando de manera grave. A continuación detallamos nueve maneras de recuperarte en cuestión de minutos con una rutina casera y trucos rápidos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


1. Refresca tu cuerpo y rostro con agua fría

Resiste tocar el botón de repetición de la alarma. Aunque te sientas y te veas como un zombi, date una ducha fría, enjabónate con agua caliente y enjuágate con agua helada: esto te vigorizará, alisará las arrugas superficiales de tu rostro y eliminará cualquier niebla cerebral. ¿Prefieres relajarte en un baño calentito? Lávate la cara de la misma forma, alternando el agua fría, caliente y helada. La limpieza reconfortante del cutis con el agua caliente alisará las arrugas y el agua fría te estimulará la circulación.

2. Aplica crema hidratante mientras la piel esté húmeda

Es importante hidratarse en el momento oportuno, con la técnica adecuada. Piensa en un rostro "cansado" como si fuera un globo sin inflar, y en un rostro "descansado" como un globo redondo e inflado. Si secas tu rostro ligeramente e inmediatamente aplicas tu crema o aceite humectante, la piel se rellena. Si esperas cinco minutos, o veinte, pasa ese período de absorción durante el cual los emolientes funcionan mejor. Aplica la crema hidratante con un suave masaje por el rostro, cuello y escote por dos o tres minutos. Esto ayuda a relajar las líneas de tensión en la piel y produce un aspecto radiante.

3. Refresca tus ojos en cuestión de minutos

La piel de esta zona es muy delgada y seca. No solo es la primera en reflejar la fatiga, sino que al enrojecerse, hincharse, volverse flácida y ojerosa, la amplifica. Aclara cualquier enrojecimiento de los ojos con gotas oculares de venta libre tales como las gotas Lumify de Bausch & Lomb ($12, Target) o las gotas Alcon Naphcon-A ($11, target.com), ambos productos esenciales en los kits de maquillaje de los mejores maquilladores de las celebridades. Luego, una crema para el contorno de los ojos con cafeína, como la SkinActive Clearly Brighter Anti-Puff Eye Roller de Garnier ($8, target.com), con vitamina C y cafeína, calma con una punta metálica rodante, o prueba una en forma de gel, como el Original Witch Hazel De-Puffing Eye Gel de Dickinson's con cafeína y pepino ($10, target.com) —mantenlo frío si puedes, en el refrigerador—, para calmar y reducir la hinchazón y la decoloración. ¿No tienes gotas o crema a mano? Busca guisantes o arándanos azules congelados en el refrigerador y coloca la bolsa helada sobre los párpados por cinco minutos. O prueba bolsas de té frías.

Mujer ejecutiva hablando en un salón con otras personas alrededor de una mesa

GETTY IMAGES

4. Simula tu mejor cutis

Cuando te ves cansada, la piel madura estresada se vuelve temperamental (sensible, se enrojece y posiblemente tiende a erupciones) o muy seca (pálida, amarillenta), y las líneas de expresión y arrugas parecen ser más profundas. Sea como sea, una base de maquillaje en barra, cremosa y húmeda, con una amplia gama de 30 a 40 tonos como las siguientes te ayudará a perfeccionar tu rostro rápidamente: Flesh Firm Flesh ThickStick Foundation ($18, ulta.com), Bobbi Brown Skin Foundation Stick ($46, sephora.com) o Hourglass Vanish Seamless Finish Foundation Stick ($46, sephora.com). ¿Las encuentras costosas? Sí, lo son, pero cuando lo que deseas es la autenticidad en vez de una máscara, la cobertura multifunción vale la pena. Toca la barra suavemente donde y cuando lo necesites sobre las decoloraciones rojas, marrones, azules o violetas y con los dedos, una brocha o esponja de maquillaje, funde la base sobre el rostro.

5. Aplica colorete en vez de bronceador

El instinto te anima a lucir un tono bronceado y playero, pero espera. No busques el polvo o autobronceador. Esos los puedes usar en tus mejores días. Pero para revitalizar el resplandor del rostro, aplica un colorete color rosa o melocotón cremoso, como el Insta-Blush de Revlon ($8, Target) o el Beautifully Bare Blush de e.l.f. ($4 target.com), para darles a las mejillas un rubor típico de una clase de yoga en cuestión de segundos.

Mujer usando un lápiz para delinear los ojos

GETTY IMAGES

6. No te maquilles mucho los ojos, pero tampoco los ignores

Ahora no es el momento de lucir ojos ahumados: los delineadores negros y las sombras marrones oscuras pueden lucir sexy de noche en la luz tenue, pero durante el día te socavarán. Para volver a brillar, elige sombras de colores naturales en tonos claros o medianos de malva o melocotón o un marrón topo reluciente, como los de las paletas Total Temptation Eyeshadow + Highlight Palette de Maybelline ($9, target.com) o Professional Makeup Eyeshadow Palette in Soft & Rosy de NYX ($8, target.com). La combinación de delineador y rímel en color marrón apagado y una sombra pálida y reluciente en los párpados restablece la forma de los ojos y mantiene el énfasis en ellos. No apliques maquillaje por debajo de los ojos, donde el delineador y rímel pueden enfatizar la piel hinchada o arrugada.

7. Sacúdete el cabello

Estirar el cabello o recogerlo puede exacerbar un aspecto fatigado, especialmente si el cabello se recoge en trenzas o colas demasiado ajustadas. Siempre permite que unas cuantas mechas queden sueltas o si prefieres las colas de caballo, córtate un flequillo ligero. Mantén el cabello suelto, despeinado y libre y pon énfasis a su textura, ondas o color. Sí, es una distracción, pero es una que funciona y te da un aspecto alegre y animado. Considera hacerte reflejos alrededor del rostro: lo enmarcan con luz justo donde lo necesitas.

Mujeres en una barra de un restaurante

GETTY IMAGES

8. Vístete con colores vibrantes

Una blusa blanca es una forma clásica de animarnos, y el negro nos hace sentir esbeltas y chic, pero los colores vivos como el naranja, rojo, frambuesa, amarillo y azul brillante señalan una actitud enérgica. Lo mismo se puede decir de los estampados llamativos y las rayas, hasta en las bufandas. Cuando te sientas un poco deprimida, anímate con colores. Te sentirás mejor al instante.

9. ¿Necesitas lucir alerta y despierta en cinco minutos?

Digamos que ya estás en el trabajo, una reunión, una fiesta o un restaurante cuando una "amienemiga" te dice: "te ves cansada". Busca un cubito de hielo y dirígete hacia el baño. Frota el cubito sobre tu rostro y maquillaje (o tócate suavemente con las manos mojadas en agua helada). Esto estimula la circulación como una ducha fría. Cepíllate los dientes o enjuágate la boca con agua fresca. Bosteza para relajar la mandíbula y eliminar la tensión de los músculos faciales que agrava las arrugas. Dóblate hacia delante desde la cintura, pásate las manos por el cabello y sacúdelo hacia atrás. Desabotona tu blusa para mostrar tu escote, enrolla las mangas para mostrar los antebrazos, o quítate la chaqueta o suéter y quédate sin mangas: no permitas que todo trate de tu rostro. Si puedes, haz una caminata breve a paso ligero. El movimiento produce un efecto parecido a la cafeína que te hace lucir más despierta. Respira profundamente desde el diafragma mientras cuentas hasta cinco y exhala volviendo a contar hasta cinco. Siéntate y párate —sin encorvarte— para parecer más enérgica. Agrega unas gafas de moda y accesorios brillantes. Y sonríe: es como un estiramiento facial al instante.

También te puede interesar

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.