Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Los viajes sobrios, sin el consumo de alcohol, están en aumento

A medida que los clientes buscan estilos de vida más sanos, los cruceros, hoteles y grupos de turismo agregan opciones sin alcohol.

spinner image Un cartel de "No alcohol" colocado en un parque de una playa estatal.
Los hoteles y los grupos de excursiones ofrecen opciones sin alcohol todo el año, no solo durante los llamados “enero seco” y “octubre sobrio”.
Patricia Marroquin / Getty Images

Shelly Smee recuerda algunas vacaciones con amigos en México e Italia que no salieron como estaban planeadas. 

“He hecho viajes en los que las personas beben vino y antes de que se den cuenta, la resaca les impide hacer las excursiones al día siguiente”, dice la agente inmobiliaria de Vancouver, Canadá. 

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Smee, quien dice beber ocasionalmente, en el 2022 hizo su primera excursión turística con un grupo pequeño como parte de un viaje sin alcohol a Islandia organizado por la compañía Hooked — Alcohol Free Travel Adventure. La empresa ha organizado viajes a Italia, México y Nashville, Tennessee. Entre sus ofertas para el 2024 se cuentan una visita a Canadá, un crucero desde Panamá y un safari en Tanzania. 

“Yo tengo 56 años y me cuesta bastante levantarme de la cama en condiciones normales”, dice Smee. “Quería hacer un viaje en el que el foco estuviera en ver los lugares con un grupo turístico pequeño, con personas con intereses similares y dispuestas a probar todas las distintas experiencias”. 

En el curso de una semana, dice Smee, el grupo hizo una parada en unas fuentes termales para una zambullida inolvidable en las aguas claras, y probó cócteles sin alcohol en un restaurante Michelin en Reikiavik. 

Lo que el grupo no hizo en Islandia fue beber alcohol. 

“Todos nos llevamos bien. Para ser franca, yo ni siquiera pensé en beber”, dice Smee. “Simplemente, no era una prioridad”. 

Las empresas hoteleras apuestan a los viajes sobrios 

La tendencia de viajes sin alcohol está creciendo y va más allá del enero seco y el octubre sobrio, que son oportunidades voluntarias para dejar de beber en esos meses, ya sea para recaudar dinero para causas benéficas o por la propia salud personal. 

Hotels.com reportó que más del 40% de los viajeros tenían planes de reservar un viaje de desintoxicación el año próximo, y una cantidad aún mayor expresó interés en alojarse en hoteles donde fuera fácil acceder a opciones de bebidas sin alcohol. 

Para confirmar que hay una oportunidad en las experiencias sin alcohol, no hay más que observar algunas de las empresas de viajes más importantes. 

MSC Cruises y Celebrity Cruises se cuentan entre las principales líneas de cruceros que ofrecen paquetes de bebidas sin alcohol a sus clientes. En el barco Norwegian Viva, los cócteles sin alcohol disponibles en el Vibe Beach Club incluyen el Espresso Notini, hecho con un licor de amaretto sin alcohol, y el Smoky Water, que se prepara con un vermut rojo sin alcohol.  

Los hoteles, desde grandes cadenas hasta hoteles boutique, también se han sumado a la tendencia sin alcohol. 

“Definitivamente, Hilton ha visto crecer la demanda de cócteles sin alcohol”, dice Adam Crocini, vicepresidente sénior y director global de Marcas de Alimentos y Bebidas en Hilton. En el informe de tendencias del 2024 de la compañía, Crocini dice que la empresa exploró las preferencias emergentes de viajeros de todas las generaciones, desde la generación Z hasta los baby boomers.  

“En todos los grupos de edad, continuamos viendo un mayor enfoque en el bienestar personal y en selecciones conscientes de comidas y bebidas”, dice. 

Para responder a la demanda, la cadena lanzó el programa de cócteles Tempo by Hilton, que incluye selecciones “Spirited”, con alcohol, y versiones “Free-Spirited”, que tienen presentación, textura, sabor y sofisticación similares a los cócteles clásicos, pero no contienen alcohol. 

Pero la experiencia no se limita a disfrutar de cócteles. En las Maldivas, la nueva clase magistral de coctelería con “cero grados de alcohol” del hotel Jumeirah Maldives Olhahali Island utiliza ginebras, rones y wiskis sin alcohol. 

Cruceros

Holland America Line

Hasta $200 en créditos a bordo en cruceros selectos

See more Cruceros offers >

El Deer Path Inn, con 57 habitaciones para huéspedes, es un hotel boutique de inspiración inglesa en Lake Forest, Illinois. Recientemente estrenó una experiencia con cero grados de alcohol, disponible todo el año, orientada a viajeros conscientes de la sobriedad. El paquete incluye juegos de coctelería para crear cócteles sin alcohol en las habitaciones, y una lección privada con el director de bebidas alcohólicas del hotel, Jorge Centeno, en la que los huéspedes pueden aprender a preparar cócteles sin alcohol inspirados en la temporada. 

“A nuestro equipo le encanta ver el deleite de las personas abstemias con la extravagancia que puede infusionarse en las bebidas sin alcohol, como la Christmas Cup, que se sirve en un globo de nieve”, dice Centeno. 

En sitios respetados de gastronomía de avanzada, como el Restaurant R’evolution en el hotel Royal Sonesta (sobre la calle Bourbon, nada menos) en Nueva Orleans y Per Se, en la ciudad de Nueva York, las ofertas de cócteles sin alcohol —incluidos el Piña Col-Nada (leche de coco, agua de coco y jugo de piña) y el Berry Me Above Ground (mezcla de bayas frescas, jengibre y limón) del primer restaurante mencionado— ocupan un lugar privilegiado en el menú. 

Las excursiones sobrias no son solo para personas en recuperación 

Los viajes sobrios, por supuesto, van más allá de cócteles sin alcohol (que pueden ser desencadenantes para algunas personas en recuperación) y atraen a una variedad de viajeros, dice Darci Murray, de 50 años, fundadora de Hooked — Alcohol Free Travel Adventure. 

“Veo que muchos de mis clientes simplemente son abstemios, no como parte de un programa de recuperación, sino porque les interesa vivir una vida sana con hábitos saludables”, dice Murray, quien dejó de beber hace seis años y lanzó la empresa en el 2021, después de haberse desempeñado como agente de viajes durante 18 años. 

“Para mí no era nada divertido viajar con gente que bebe”, dice. “Decidí que no podía ser yo la única persona en el mundo que quería viajar con personas similares”. 

En sus viajes —que tienen una capacidad máxima de 14 personas y tienden a tener participación similar de individuos en recuperación y viajeros que prefieren un estilo de vida sin alcohol—, Murray dice que actividades como la talla de esculturas en chocolate y las zambullidas en aguas frías en Islandia o el baile en línea y los viajes en camiones monstruo en Nashville ocupan las horas que, de otro modo, las personas pasarían bebiendo. 

“Creo que es difícil para las personas sobrias imaginar que los viajes en grupo puedan ser tan divertidos como lo era la vida con alcohol, y lo veo en sus rostros. Se sorprenden al ver cuánto nos divertimos”.

—Brooke Morton, fundadora de Sober Outside

“Tal vez no hubieras sabido que eras un fotógrafo a quien le gustan los atardeceres o que te gustaba el baile en línea”, dice. “Nosotros exponemos a las personas a actividades en las que tal vez no habrían participado”. 

Murray dice que cuando comenzó con la compañía pensó que atraería solo a viajeros abstemios, pero se ha sorprendido con la cantidad de clientes que quieren tener un estilo de vida más sano en general. 

Otras empresas que ofrecen viajes grupales sin alcohol incluyen We Love Lucid y Sober Vacations International, que ofrecen excursiones y cruceros orientados a las personas en recuperación.  

“Creamos los viajes tan rápido como podemos, y se agotan”, afirma Max Abrams, director de Desarrollo de Negocios de Sober Vacations International, que opera aproximadamente ocho viajes al año a distintos destinos en todo el mundo. Abrams dijo que el viaje de Sober Village del 2024 a las Islas Turcas y Caicos —una tradición anual en la que la compañía alquila la totalidad de un complejo turístico con todo incluido en el Caribe para aproximadamente 500 personas— se agotó más rápidamente que nunca (en 42 horas, frente al récord anterior de una semana). 

Los retiros son otra opción para dejar de beber (o continuar sin beber) durante las vacaciones. 

Kimberly Rossi, directora de Desarrollo de Negocios del Art of Living Retreat Center en Boone, Carolina del Norte, dice que el predio de 380 acres donde se realizan retiros de bienestar vegetariano y sin alcohol ha visto un aumento en la cantidad de personas que buscan vacaciones sobrias después de la pandemia. 

“Parece que durante la pandemia muchas personas aumentaron marcadamente el consumo de alcohol”, comenta. Desde entonces, ella ha visto que son muchos quienes tratan de retomar o adoptar hábitos saludables, que incluyen reducir el consumo de alcohol y aumentar el acondicionamiento físico y la meditación. 

Es inusual que asista alguien en recuperación. 

“Las personas buscan nuestros retiros para abstenerse del consumo de alcohol y tomarse un respiro, activar la adopción de nuevos hábitos junto a otras personas y conocer herramientas que les permitan llevar esta nueva manera de ser a su vida”, dice. 

El placer está en el viaje 

Cuando se trata de los mejores destinos para un viaje sin alcohol, no hay ningún motivo para limitarte, dice Murray. 

“Cualquier destino sirve”, agrega. “Vamos a los lugares adonde iría cualquiera, pero lo hacemos con un grupo de personas similares”. 

Brooke Morton, la fundadora de Sober Outside, dice que un itinerario grupal puede ser útil para las personas que están en recuperación o para cualquiera que esté interesado en un viaje sin alcohol. 

“Ya de entrada tenemos algo en común, y no es difícil iniciar una conversación”, explica. 

Y dice que cuando no está liderando excursiones, tiene “un pequeño círculo de amigos abstemios y otros que beben con moderación”. “Invito a alguno de ellos a viajar conmigo”, explica. 

Como viajera sobria, no está en busca de destinos diferentes, sino que busca maneras diferentes de experimentarlos, dice.  

“Por ejemplo, yo acostumbraba a reunirme con gente en el bar todo el tiempo cuando viajaba. Ahora, ya no voy a los bares”, explica. 

Las amistades nuevas han sido el elemento destacado de sus viajes sin alcohol a Bonaire y Tailandia. 

“Creo que es difícil para las personas sobrias imaginar que los viajes en grupo puedan ser tan divertidos como lo era la vida con alcohol, y lo veo en sus rostros”, dice. “Se sorprenden al ver cuánto nos divertimos”. 

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.