Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Reglas de etiqueta para el uso de mascarillas

Qué decir en situaciones incómodas, ya sea en reuniones, en público o en el trabajo.

Varios amigos comparten en el patio de una casa, todos usan mascarillas

Getty Images

In English | Usar una mascarilla en público puede ser la nueva normalidad, pero también puede llevar a una variedad de momentos incómodos. Por ejemplo, ¿cómo aclarar que la mascarilla tiene que cubrir también la nariz?

Y si bien la ciencia demuestra que las mascarillas son una herramienta muy importante en la lucha contra la COVID-19, podemos decir que las normas sociales relacionadas aún están... evolucionando. Para ayudar a resolver algunos problemas comunes, buscamos el consejo de expertos en reglas de etiqueta.

Situación #1: Tú eres el anfitrión

Ya sea que se trate de una boda con 30 invitados o una parrillada en el patio, lo mejor es establecer las reglas por adelantado. Eso significa que cuando invitas a las personas debes especificar tus expectativas sobre cuándo y dónde deben usarse las mascarillas (piensa: ¿cuando lleguen, pero no mientras están sentados afuera? ¿Durante todo el evento sin excepciones? ¿Solo mientras están en el interior?).


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Por supuesto, tendrás que lidiar con las respuestas —que, según los anfitriones recientes que entrevistamos, abarcan de todo, desde reacciones "sorprendentemente belicosas" (cuando se le pidió a una invitada que se pusiera mascarilla para ingresar a la casa a usar el baño) hasta "una conversación que se dio naturalmente" (mientras preparaban la cena en el porche para un grupo de amigos íntimos).

Jessie Newburn, de 57 años, dice que le sorprendió el categórico "no" que recibió de un amigo al que le pidió que se pusiera una mascarilla en una reunión al aire libre. Cuando su amigo se negó, Newburn sugirió que se reunieran en un parque donde pudieran ponerse al día cómodamente, a seis pies de distancia. El amigo llegó, y con una mascarilla.

Según los expertos en reglas de etiqueta, en tu papel de anfitrión, también es tu trabajo asegurarte de que tus invitados sigan las reglas durante un evento. Si no lo hacen, debes recordarles que lo hagan, sin suponer lo peor (que no se preocupan por tu bienestar o el de los demás).

"Todo está en tu tono de voz", dice Diane Gottsman, experta en reglas de etiqueta y propietaria de la Protocol School of Texas, quien recomienda decir algo como "me alegro mucho de que hayas podido venir. Quiero asegurarme de que todos usen mascarilla para que estemos seguros y cómodos". Entonces, ofrécele al invitado una mascarilla desechable de tu propio suministro, y sí, asegúrate de tener mascarillas extras a mano.

Situación #2: Eres un invitado

Si tu anfitrión no saca a relucir el tema del uso de la mascarilla antes de que llegues, no dejes de plantearlo tú. Si no te sientes cómodo con lo que escuchas, di cortésmente: "Realmente aprecio la invitación, pero me quedaré en casa por ahora". "Te sentirás mejor contigo mismo por no comprometer tus propios límites", dice Gottsman.

Si te olvidas de preguntar, puedes hacerlo al momento de la visita. Michael Durand, de 73 años, y su esposa, Marlene Zarfes, de 64, de New Rochelle, Nueva York, usaron mascarillas en una reciente cena en el patio con amigos. Pero una vez que se acomodaron en sus asientos, a 6 pies de la otra pareja, Durand preguntó si a alguien le molestaba si se quitaba la mascarilla. Sus anfitriones dijeron que estaba bien y el grupo permaneció sin mascarillas mientras estaban sentados.

"Si hubieran dicho que preferían que nos quedáramos con las mascarillas puestas, habría aceptado", dice. "La clave aquí es tener en cuenta las preocupaciones de todos y respetar la ciencia".

¿Y qué pasa si llegas a una fiesta en la que los demás no siguen las reglas establecidas? El siguiente paso depende de lo bien que conozcas a las personas. Está bien acercarte a quienes conoces bien personalmente y señalar con delicadeza su falta de mascarilla. Para los invitados que acabas de conocer, lleva al anfitrión a un lado y pide ayuda. Pero si en algún momento no te sientes cómodo, "está perfectamente bien que te vayas", dice Daniel Post Senning, un experto en etiqueta del Emily Post Institute.

En cuanto a tus despedidas, que sean cortas y al grano, dice Senning. Algo como: "Gracias por recibirnos. Nos vamos un poco antes porque nos tomamos muy en serio las pautas de distanciamiento social y el uso de mascarillas".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Situación #3: Estás tratando con extraños

Las reglas son diferentes cuando se está en público y surgen preocupaciones. Incluso si tu primer impulso es hablar, los expertos dicen que no te involucres. No sabes cómo reaccionarán los extraños cuando se les pida que usen la mascarilla que les cuelga del cuello. Lo que es más, hablar no es necesariamente tu responsabilidad, dice Senning. "Tienes que tomar el control de lo que puedes controlar", dice, "y lo que mejor puedes controlar es tu propio comportamiento, no el de los demás".

Si sientes que debes decir algo por razones de salud, hazlo de manera que no suponga una mala intención de parte del desconocido. Tomemos como ejemplo a Laurie Weingart, de 57 años. Hace poco, cuando regresaba a Pittsburgh desde Atlanta con su hija de veintitantos años, se detuvieron en un restaurante de comida rápida. Las dos se sorprendieron cuando vieron que la empleada detrás del mostrador tenía su mascarilla bajo la nariz. Cuando Weingart le pidió a la mujer que se ajustara la mascarilla, la empleada le explicó que estaba muy suelta y no se mantendría en su posición, y hasta le hizo una demostración.

Weingart terminó haciendo el pedido y saliendo tan rápido como pudo. Su hija, que es investigadora de salud pública, salió del restaurante de inmediato. "Su área de especialización determinó su reacción", dice Weingart.

Situación # 4: Estás en el trabajo

Hablar en el trabajo depende del comportamiento de la persona que te preocupa. Pero antes de decirle algo a alguien, asegúrate de conocer bien la política de tu lugar de trabajo sobre el uso de mascarillas.

Partiendo de ahí, si un compañero de trabajo no tiene puesta una mascarilla en un área donde se requiere, puedes pedirle directamente que siga las reglas y se coloque una mascarilla. Sin embargo, con tu jefe, es posible que tengas que ser más cuidadoso con la forma en que te expresas, dice Jessica Lieffring, una experta en etiqueta y fundadora de la firma de consultoría y capacitación The Polite Society.

Lieffring recomienda decir algo que enfatice el motivo de tu preocupación, como por ejemplo: "Realmente me sentiría más cómodo si usaras una mascarilla. Tengo un mayor riesgo de tener complicaciones si contraigo este virus y tengo que ser muy cuidadoso". Si no te sientes cómodo haciéndolo, también puedes pedir ayuda con la situación al departamento de Recursos Humanos.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.