Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Consejos de expertos sobre las actividades cotidianas durante la crisis por el coronavirus

Cómo evaluar los riesgos y tomar buenas decisiones de acuerdo con tu edad y el estado de tu salud.

Bolso de víveres y un periódico frente a la puerta de una residencia

PANTHER MEDIA GMBH/ALAMY STOCK PHOTO

In English | Como las noticias sobre el coronavirus cambian con tanta rapidez, es difícil saber cómo mantener tu rutina cotidiana. Lo que hace tres días se consideraba un comportamiento aceptable o incluso posible, puede que ya no sea una opción.

A medida que se anuncian restricciones para las reuniones públicas y continúan los cierres de negocios, las personas deben evaluar los riesgos de participar en sus actividades habituales, tomar sus propias decisiones y tener en cuenta su interacción con el público en general.

Imagen de computadora del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Tu salud, tu cheque de estímulo y más.

"Además de tu edad y el estado de tu salud, es importante pensar en el estado de las personas con las que puedas tener contacto”, dice el Dr. Michael G. Knight, director de seguridad del paciente y profesor adjunto de medicina en George Washington University Medical Faculty Associates en Washington, D.C. Knight explica que si bien estar cerca de alguien como un amigo o un compañero de trabajo puede (o no) ser bueno para tu salud, el estado de salud desconocido de esa persona podría tener efectos negativos en un familiar de edad avanzada a quien tal vez debas ayudar o cuidar. “Durante esta pandemia, debemos considerar cuáles actividades son esenciales y cuáles se pueden evitar”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han hecho públicas solo amplias pautas y recomendaciones para proteger al público del coronavirus, como por ejemplo evitar grupos de más de diez personas y quedarte en casa, si eres mayor. Por lo tanto, les pedimos a los principales expertos en enfermedades infecciosas del país que hablaran sobre situaciones más específicas.

Situación: estás cansado de estar encerrado y deseas encontrarte con un amigo en público, pero no estás seguro de dónde puede haber riesgo.

David Katz, médico certificado especialista en medicina preventiva y director fundador del Yale-Griffin Prevention Research Center de Yale University: ”Todas las interacciones sociales dependen de la categoría en la que te encuentres según tu edad y el estado de tu salud: si contraigo esta infección probablemente esté bien, o debo evitar esta infección a toda costa. Si perteneces a la segunda categoría, debes limitar tus interacciones físicas a las personas con las que vives. Si perteneces a la primera, tal vez no haya problema en encontrarte con un amigo al aire libre, bajo el sol y lejos de los demás, y poner algo de distancia entre ustedes. Pero debes entender que si alguien tiene fiebre o tos, deberás cambiar tus planes”.

Situación: deseas visitar a un familiar mayor pero no te quieres arriesgar a exponerlo al virus. ¿Cuál es la mejor manera de manejarlo?

Daniel J. Morgan, médico y profesor de epidemiología y salud pública y enfermedades infecciosas en la Facultad de Medicina de la University of Maryland: “Lo más importante es que evites ir si tienes tos, dolor de garganta o secreción nasal. Si te sientes bien, puedes ir, pero ten el cuidado de lavarte las manos y, si tienes una mascarilla quirúrgica, sería razonable usarla mientras visitas a alguien que tiene un mayor riesgo de enfermarse. Ten en cuenta que la tendencia es prohibir las visitas a los hogares de ancianos porque son los lugares donde más nos preocupa que la COVID-19 cause daños significativos".

Knight: “La mejor manera de saber cómo está un familiar mayor es llamarlo o hacer una videollamada con un teléfono inteligente. Si tienes que visitarlo en persona para brindar asistencia física u otra cosa que no se pueda hacer a distancia, no dejes de lavarte bien las manos antes de interactuar con él. Si tienes tos, estornudos o algún síntoma respiratorio, no vayas a visitarlo. Averigua si puede ayudarlo otra persona, o llama a los servicios locales para ver si pueden hacer una visita de asistencia social”.

Situación: estás cansado de comer lo que cocinas. ¿Puedes ir a un restaurante si todavía está abierto, o puedes pedirles comida para llevar?

Knight: “Si se te antoja una comida de tu restaurante favorito, la opción más segura es pedir que te la traigan. El riesgo de ir a un restaurante no está en la comida sino en la gran cantidad de comensales que están tan cerca unos de otros. La mejor manera de evitar este riesgo es pedir que te lleven la comida y lavarte las manos después de tocar lo que te entreguen, como bolsas de plástico o de papel, menús, recibos, y demás. Muchos servicios de entrega a domicilio ahora ofrecen la opción de dejar la comida en un lugar determinado para que la recojas o en la puerta de tu casa, lo que limita aún más el riesgo de tener contacto con alguien que tenga una infección de COVID-19”.

Situación: crees que puedes tener sinusitis, pero no estás seguro de si hay riesgo en acudir al médico para averiguarlo.

Morgan: “Si no tienes síntomas como por ejemplo dificultad para respirar, llama primero al consultorio de tu médico y diles cómo te sientes. Estamos intentando evitar que las personas se expongan al coronavirus al asistir al médico. Con los síntomas que no parezcan urgentes, ya sea dolor abdominal o signos de sinusitis, es mejor hablar con tu médico por teléfono o por FaceTime”.

Katz: “Llama al consultorio de tu médico y describe tus síntomas por teléfono. Averigua si es algo que se puede abordar por teléfono o por telemedicina. Considero que deberíamos hacer las pruebas de detección de coronavirus fuera de los centros médicos para que las personas no se tengan que preocupar al ir al médico, pero eso aún no está sucediendo”.

Situación: debes abastecerte de comestibles y artículos para el hogar. ¿Cuál es la forma más segura de hacer las compras en este momento?

Morgan: “Para aquellos que tienen los medios, pedir que les lleven los productos a la casa es una buena idea. Si necesitas ir a un supermercado, lávate las manos con agua y jabón o usa un gel desinfectante para manos antes y después de ir, y ten cuidado de no tocarte la cara mientras estés allí. Trata de evitar los horarios en los que creas que habrá multitudes: a primera hora de la mañana es cuando el lugar está probablemente más limpio, y algunos de los virus pueden haber muerto durante la noche. La segunda opción puede ser ir tarde en la noche si es poco probable que el supermercado esté lleno”.

Katz: “Si perteneces al grupo de riesgo, es decir, si tienes más de 70 años o tienes una enfermedad crónica, lo ideal sería lograr que otros familiares más jóvenes te hagan las compras. Piensa en los que son más fuertes y saludables y corren menos riesgo de contraer coronavirus, y permite que hagan esto por ti”.

Knight: “Si debes ir al supermercado porque no puedes hacer un pedido en línea o no tienes un vecino o un ser querido que te haga las compras, ve en los horarios de menor actividad cuando no haya una gran multitud en la tienda. Mantén tu distancia de los demás compradores, evita tocarte la cara y lávate bien las manos cuando salgas del supermercado”.

Situación: te sientes solo. ¿Es seguro invitar a cenar a tu casa a un pequeño grupo de amigos que no están enfermos?

Neil Schachter, médico y profesor de medicina en la Icahn School of Medicine de Mount Sinai en la ciudad de Nueva York y autor del libro The Good Doctor's Guide to Colds & Flu: “De ser posible, lo postergaría. Debes decidir si vale la pena correr el riesgo. Si se considera que tienes un mayor riesgo de enfermarte por tu edad o tus problemas de salud, o si estás en contacto con personas que tienen estos factores de riesgo, debes practicar el distanciamiento social durante al menos dos a cuatro semanas sin hacer trampa. Si vas a invitar amigos a tu casa, mantén una distancia apropiada de por lo menos seis pies entre ustedes, y no invites a nadie que tenga signos de una infección respiratoria”.

Knight: “En general, no recomendaría que las personas mayores invitaran amigos a cenar a su casa. El hecho de que las personas puedan infectarse de COVID-19 y contagiar a otras personas días antes de tener síntomas hace difícil determinar cuáles son los ‘amigos que no están enfermos’. Si te sientes solo, tu mejor opción es llamar a un buen amigo por teléfono o hacer una videollamada con algunos de tus seres queridos”.

Situación: has oído que muchas iglesias, mezquitas y templos han cerrado y cancelado los servicios. ¿Esto significa que debes evitar todas las reuniones o las actividades más pequeñas de voluntariado en tu lugar de culto?

Katz: “Para tomar esta decisión, necesitas conocer las respuestas de estas preguntas: ¿Quién va a estar allí? ¿Dónde han estado y cuál ha sido su exposición? ¿Se han hecho una prueba de detección del virus? ¿Y ninguno tiene fiebre y tos? Si estás delicado, enfermo o eres vulnerable a una infección, o si tu salud es cuestionable y tienes más de 70 años, piensa dos veces antes de asistir a cualquier reunión social durante varias semanas. En todo caso, no debería haber personas desconocidas en el grupo”.

Situación: si tienes que ir a algún lugar y no conduces, ¿es mejor usar el transporte público, un taxi o un servicio de transporte privado?

Schachter: “Estamos intentando desalentar las salidas lo más posible. Tomar un taxi, Lyft o Uber sería mejor que tomar un metro o un tren que te llevarían a una estación donde hay mucha gente, sin mencionar la multitud de personas que viajan en el vagón del metro. Si vas a viajar en un automóvil privado, usa desinfectante para manos o un paño para desinfectarlas después de subir y de bajar del auto”.

Knight: “Si debes ir a algún lado, recomiendo tomar un taxi o un servicio de transporte privado. Trata de evitar tocar las superficies comunes y tocarte la cara durante el viaje. No dejes de lavarte las manos o usar desinfectante para manos cuando salgas del vehículo. Recomendaría evitar el transporte público debido a la gran cantidad de personas que se encuentran tan cerca unas de otras y la gran probabilidad de tener contacto con superficies contaminadas”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO