Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cirugía y técnicas para el levantamiento de cejas Skip to content
 

¿Por qué y cuándo hacer un levantamiento de cejas?

Los diferentes tipos de técnicas, sus ventajas y desventajas.

Levantamiento de cejas

Istock

Las cejas nos ayudan a proyectar una gran variedad de emociones: alegrías, tristezas, molestias, dudas, cansancio, sorpresas. Son más que el marco de nuestro rostro o un componente estético fundamental; son la ventana al mundo de lo que queremos expresar. Pero, ¿qué pasa cuando no nos gusta el mensaje que transmiten y su apariencia? La tecnología se ha convertido en nuestra mejor aliada para corregir el problema.

La cirugía de levantamiento de cejas es un procedimiento quirúrgico para elevarlas y restaurarlas a una forma más atractiva. También ayuda a elevar los tejidos por lo que permite suavizar las arrugas de la frente y alrededor los ojos. Esta operación alivia la sensación de pesadez sobre el área de los ojos, una de las preocupaciones más comunes entre los pacientes que nos visitan.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Razones para considerar la cirugía

La razón principal es el proceso natural de envejecimiento combinado con el efecto gravitacional, donde las cejas van descendiendo según pasan los años. También hay otros motivos, como las cejas pegadas al marco de los ojos o cejas con formas no atractivas o con poco arco. Sin embargo, el propósito principal es elevar las cejas a un lugar óptimo y en proporción con el resto del rostro.

En el caso de los hombres, las cejas se elevan sutilmente en una sola unidad y se evita levantarlas mucho en la parte exterior de la esquina para mantener la naturalidad.

Esta cirugía también ayuda a soltar los músculos que se encuentran entre las cejas y que son los que provocan el famoso número once, que hace lucir enojada a la persona.

Tipos de tratamientos

Neuromoduladores

Una alternativa son las inyecciones de neuromoduladores. Estas consisten en inyectar microdosis de toxinas de botulismo en el área de la frente, entre las cejas y alrededor de los ojos.

Con esta técnica se busca provocar una relajación temporal de los músculos que afectan la frente y el área lateral de los ojos. Obteniendo una frente menos arrugada y unas cejas más arqueadas. Es importante mencionar que este tipo de tratamiento solo modifica levemente la forma de las cejas, pero no las levanta.

Aunque este es un resultado temporal, permite a la persona visualizar cómo luciría si opta por la cirugía.

Las personas que tienen las cejas muy bajitas deben tener cuidado, ya que en algunos casos el paciente, que se somete al tratamiento, puede sentir que sus cejas son más pesadas. El efecto de estas inyecciones dura de tres a cuatro meses.

Levantamiento de cejas abierto o tradicional

El levantamiento de cejas abierto consiste en realizar una incisión de un lado al otro de la frente, cerca de la línea natural del cabello. A través de esta incisión, el cirujano tiene acceso directo a los tejidos del área de la frente y las cejas permitiendo elevar y reposicionar las mismas.

Una desventaja de este procedimiento es que deja una cicatriz visible cerca de la línea del cabello del paciente. La cirugía dura de una a dos horas y se requieren dos semanas de recuperación. Los resultados de este procedimiento duran aproximadamente quince años.

Levantamiento de cejas endoscópico

Esta es la técnica más moderna y el procedimiento es menos invasivo que el tradicional. El uso de la tecnología endoscópica permite realizar una serie de pequeñas incisiones dentro del cuero cabelludo. Es a través de estas incisiones que el cirujano puede entrar con un instrumento muy delgado y una cámara y trabajar sobre los tejidos que necesita elevar y anclar. Una vez que se elevan los tejidos se logra rejuvenecer el área de la frente y restaurar la posición de las cejas.

Una de las mayores ventajas es la obtención de un resultado estético con mínimas incisiones. El paciente necesita solo de siete a diez días de recuperación.  

Otra ventaja es que es un procedimiento de alrededor de cuarenta y cinco minutos y se puede realizar con anestesia local y sedación. Los resultados también son permanentes.  

Tanto el levantamiento de cejas tradicional como el endoscópico se pueden combinar con procedimientos estéticos como la cirugía de párpados superiores e inferiores, reducción de frente y cirugía para el levantamiento de cara y cuello. Solo después de una evaluación minuciosa el especialista podrá recomendar que tipo de cirugía es la adecuada y con que otros procedimientos se puede combinar.

¿Quiénes no deben someterse al levantamiento de cejas?

  • Aquellos con problemas de ojos secos, pues el procedimiento puede agravar o provocar otras molestias en la condición.
  • Personas con cejas tatuadas muy altas o por encima del hueso de la ceja, ya que sería difícil buscar una altura apropiada con la operación. En estos casos, se recomienda el uso de los neuromoduladores.
  • Los pacientes que hayan tenido cirugías de corrección de párpados, en la que se retiró demasiada piel y las cejas no puedan elevarse a un lugar óptimo.

Como siempre, es importante seleccionar a un profesional especializado en todos los tipos de procedimientos mencionados previamente. No tomes decisiones a la ligera y evalúa a quiénes puedan aportarte los mejores resultados.

El Dr. Luis Rodríguez Terry es un cirujano plástico certificado por la American Board of Plastic Surgery y director del Plastic Surgery Institute en Puerto Rico.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.