Skip to content
 

¿Cómo reducir esos cachetes redondos que tanto te molestan?

Un procedimiento que gana popularidad.

Mujer halando sus mejillas

Istock

Los selfis han provocado una presión muy grande sobre cómo lucen nuestros rostros. Nunca hemos estado más conscientes de cómo se ve nuestra cara a través del lente. Perfiles estilizados y angulares están de moda, por lo que muchos recurren a procedimientos quirúrgicos con el fin de mejorar cómo se ven y así influir positivamente en la autoestima.

Un procedimiento que se ha puesto muy de moda es la bichectomía, o sea,  la reducción de las bolsas de grasa de Bichat. El procedimiento mejora la apariencia facial y reduce la apariencia redonda o cachetona del rostro. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿Qué son las bolsas de Bichat?

Son masas de tejido adiposo (grasa) que se encuentran localizadas debajo de las mejillas. Se pueden extender desde el área frente a la oreja hasta la esquina del exterior de la boca. Mientras más grande es la bolsa de Bichat más redondo y cachetón será el rostro.  

Una de las funciones principales de las bolsas es la de suavizar el movimiento entre los músculos encargados de masticar y succionar. Se cree que son importantes durante el proceso de lactancia. Esto explica por qué son tan prominentes en los lactantes y se pierden con el paso de los años.

¿Quiénes tienen más grasa bucal?

La presencia de las bolsas de Bichat está relacionada con varios factores. El factor hereditario, sobrepeso, pobre proyección de quijada o mentón o simplemente grasa facial que no desaparece después de la adolescencia, son razones de tener las bolsas de Bichat.

Al realizar una bichectomia se busca estilizar el rostro y crear una sombra entre los pómulos y la quijada. De esta forma, se logra una apariencia facial más delgada, refinada y con mejor armonía entre los componentes faciales. 

¿Quiénes pueden hacerse la operación?

Los candidatos ideales para esta operación deben ser mayores de 18 años y tener: caras redondas con un abultamiento en el área de los cachetes como si tuvieran un caramelo en la boca y poca definición y angularidad de la parte media-baja del rostro. Aun más importante, sin embargo, deben ser pacientes con expectativas realistas de los resultados y de cómo se verán después. 

El procedimiento

La bichectomia es una operación sencilla y segura. A través de una pequeña incisión se remueven las bolsas de grasa, de forma completa o parcial. Dura de 30 a 40 minutos, se suministra anestesia local y se realiza en una oficina médica. El tiempo de recuperación es mínimo y el paciente no debe comer alimentos duros en los primeros días. Deben realizarse enjuagues bucales varias veces al día durante la primera semana.

El paciente sentirá un poco de incomodidad e inflamación dentro de la boca durante el período de recuperación, pero a los cinco días mejorará. Es importante destacar que el resultado final de la operación no se apreciará hasta que se hayan cumplido varios meses después de la cirugía. La razón principal es porque el área de la boca acumula mucha inflamación y la sanación es lenta, por lo que el cambio visual también tomará un tiempo.

Aunque es un procedimiento sencillo, requiere de un alto nivel de experiencia de parte del cirujano. La bichectomía es muy popular entre pacientes jóvenes entre los 20 a 35 años de edad. En pacientes de mayor edad, en los que se aprecia envejecimiento del rostro, se recomiendan otras cirugías relacionadas con el cuello y la cara para lograr un cambio armónico facial.

 

El Dr. Luis Rodríguez Terry es un cirujano plástico certificado por la American Board of Plastic Surgery y director del Plastic Surgery Institute en Puerto Rico.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.