Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Se intensifica el debate sobre las estatinas por la versión genérica de Lipitor

¿Las estatinas son la solución al colesterol alto en las personas?

In English | Aunque usted se considera razonablemente saludable, el médico le ha dicho que su colesterol está demasiado elevado. ¿Debe tomar un medicamento reductor del colesterol llamado estatina para prevenir enfermedades cardíacas?

Vea también: La dosis más alta de estatinas podría aumentar el riesgo de diabetes y dolor muscular

Si bien la pregunta parece simple, dar una respuesta directa puede resultar sorprendentemente difícil.

Botella y tabletas de Lipitor - los riesgos y beneficios de las drogas contra el colesterol alto

Fotografía de JB Reed/Bloomberg/Getty Images

Durante la última década, el Lipitor se ha prescrito a más de 17 millones de personas.

Por lo general, los médicos comienzan por instar a sus pacientes a reducir el colesterol mediante una mejor alimentación, la pérdida de peso y más ejercicio. Pero, en algunos casos, los cambios en el estilo de vida no son suficientes y los médicos prescriben estatinas como Lipitor, Crestor, Zocor y Pravachol —medicamentos cuya capacidad de salvar vidas se ha comprobado con personas que ya han sufrido un ataque cardíaco— a millones de personas consideradas sanas de no ser por su colesterol elevado. Esta práctica se conoce como prevención primaria.

Aunque un nuevo y extenso estudio británico parece indicar que las estatinas son seguras para su uso a largo plazo, algunos médicos especialistas ponen en duda que esta práctica efectivamente sirva para salvar vidas. Y señalan que, si bien por lo general son bien toleradas, las estatinas no están exentas de riesgos.

Es muy probable que el debate sobre las estatinas se intensifique en los próximos meses. La patente de la estatina de mayor venta —Lipitor, elaborada por Pfizer—, que se ha prescrito a más de 17 millones de personas y con ventas superiores a los $100.000 millones ($100 billion) durante la última década, caducará el próximo 30 de noviembre. Durante el próximo año, se prevé que los precios bajarán de forma gradual a medida que comiencen a estar disponibles las formas genéricas del Lipitor, lo que puede ser un aliciente para que muchas más personas lo consuman.

De hecho, en poco tiempo Crestor, con un costo de $5 por pastilla, pronto será la única estatina con patente. Pero, según la opinión del Dr. Mark Hlatky, cardiólogo y profesor de la Facultad de Medicina de Stanford University, incluso si no se considera el tema del costo, "aun quedan dudas" acerca del uso de las estatinas.

"La primera es si realmente funcionan y cuál es el equilibrio entre sus riesgos y beneficios para una persona", afirma.

Las dosis elevadas y sus riesgos

Esa pregunta adquirió relevancia en junio, cuando la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) advirtió que no debe recetarse a ningún nuevo paciente una dosis de 80 mg de simvastatina —el nombre genérico del Zocor—, dado el alto riesgo de que este medicamento produzca daños musculares que desencadenen una insuficiencia renal y la muerte. Mientras tanto, una revisión de cinco ensayos clínicos sobre fármacos de envergadura demostró que los usuarios de dosis elevadas de estatinas tenían probabilidades de desarrollar diabetes un poco más altas que los que ingerían una dosis menor.

Sin embargo, muchos investigadores ven a las estatinas, que tienen otros efectos además de reducir el colesterol, como fármacos milagrosos. Algunos estudios provocativos han establecido una conexión entre las estatinas y un menor riesgo de sufrir cáncer colorrectal, artritis reumatoide, cataratas y esclerosis múltiple. Los usuarios de estatinas presentan menos complicaciones renales luego de una cirugía de gravedad y se recuperan mejor luego de una lesión cerebral. Asimismo, tienen un 60 % menos de probabilidades de desarrollar un cáncer de próstata avanzado. En términos generales, los riesgos de muerte se ven reducidos, en gran medida debido a la menor cantidad de muertes por infecciones y enfermedades respiratorias.

Siguiente: ¿Podría beneficiarse de tomar una estatina? >>

Cómo estimar su riesgo

Una serie de lineamientos publicados por el National Heart, Lung and Blood Institute (NHLBI, Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre) ayuda a los médicos a decidir cuándo es conveniente prescribir estatinas, que derivan muchos de sus beneficios al descenso del LDL, el llamado colesterol "malo", según afirma Hlatky.

Entre los factores que deben tenerse en cuenta, se incluyen los niveles de LDL, signos de enfermedades coronarias y factores de riesgo como el hábito de fumar, la diabetes, la hipertensión y un HDL (colesterol "bueno") demasiado bajo. También utilizan una calculadora de riesgos (en inglés), basada en las conclusiones del estudio del corazón de Framingham —un estudio de gran amplitud y que comprendió a varias generaciones—, para calcular las probabilidades de muerte por enfermedad cardíaca de un paciente en los siguientes 10 años.

Según estos lineamientos, las estatinas deben considerarse para pacientes con LDL elevado, dos o más factores de riesgo y un mayor riesgo de morir en los siguientes diez años.

Razones para tomar estatinas

Sin embargo, muchos médicos sostienen que los lineamientos del NHLBI no ahondan lo suficiente, a la luz de estudios recientes que sugieren que un espectro de personas aun mayor podría beneficiarse de la ingesta de estatinas.

Un estudio clínico sin precedentes denominado JUPITER (Justificación para el Uso de Estatinas en la Prevención Primaria), llevó a cabo un seguimiento de 17.802 hombres y mujeres con colesterol normal pero con altos niveles de proteína C reactiva, un signo de inflamación asociado a un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. (Esta proteína se mide mediante un análisis de sangre).

El ensayo se interrumpió dado que las personas que tomaban placebos parecían tener un mayor riesgo de muerte. Su autor principal, Paul Ridker, profesor de la facultad de medicina de Harvard y director del Center for Cardiovascular Disease Prevention (Centro de Prevención de Enfermedades Cardiovasculares) de Brigham and Women's Hospital, sostiene que los hombres y mujeres que tomaron estatinas tuvieron un 45 % menos de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares que los que tomaron placebos, junto con una reducción de las muertes del 20 %.

Sin embargo, el estudio enfrenta a algunos críticos vehementes, que creen que existe una prescripción excesiva de estatinas y consideran que los riesgos de tomar este fármaco superan todo posible beneficio en la prevención primaria.

Las estatinas no reducen el riesgo de muerte tanto como los hábitos saludables para el corazón, asevera el Dr. John Abramson, conferencista del Department of Health Care Policy (Departamento de Políticas de Cuidado de la Salud) de la Facultad de Medicina de Harvard.

"Un estilo de vida saludable comprende ejercicios con regularidad, una dieta mediterránea, no fumar y beber con moderación", agrega. "La tasa de mortalidad de las personas que lo hacen parece ser cerca de un 60 % inferior a la de las personas que no". Abramson observa que, a pesar de nuestra alta tasa de uso de estatina, Estados Unidos se encuentra retrasado con respecto a otros países en la implementación de medidas que promuevan la salud del corazón. "La conclusión es que la mayor parte de su salud está en sus manos", asegura. "No deje que otras personas lo convenzan de que pueden mejorarla con otros productos".

Siguiente: ¿Cuáles son los efectos colaterales del consumo de estatinas durante varios años? >>

En la actualidad, cerca de 32 millones de estadounidenses —uno de cada cuatro a partir de los 45 años— toman estatinas, según el National Center for Health Statistics (Centro Nacional de Estadísticas de Salud).

Una medicación de por vida

Hlatky, residente de Standford, expresa que su preocupación por el ensayo JUPITER se debe a que sólo se llevó a cabo durante dos años.

"La mayoría de las personas no van a consumir el medicamento sólo por dos años", indicó. "Van a hacerlo por el resto de sus vidas". Y advierte que "en ocasiones las estatinas pueden provocar problemas en el hígado o una enfermedad degenerativa del tejido muscular llamada rabdomiólisis". A medida que las conclusiones recientes revelan el riesgo de diabetes, nadie sabe si pueden surgir otros efectos colaterales luego de tomar los medicamentos durante 10 o 20 años.

En la actualidad, cerca de 32 millones de estadounidenses —uno de cada cuatro a partir de los 45 años— toman estatinas.

Hlatky afirma que los resultados recientes del Britain's Heart Protection Study (Estudio de Protección del Corazón de Gran Bretaña) son "tranquilizadores", dado que el seguimiento durante 11 años de 20.536 pacientes determinó que los usuarios de estatinas no presentaban un riesgo aumentado de cáncer o muerte en comparación con quienes consumían un placebo y tenían un 23 % menos de probabilidades de sufrir un cuadro cardíaco de gravedad.

Permanezca atento.

Un panel de especialistas se encuentra actualizando estos lineamientos, explica el Dr. Michael Blaha, becario clínico y de investigación del Johns Hopkins Ciccarone Center for the Prevention of Heart Disease (Centro Johns Hopkins para la Prevención de las Enfermedades Cardíacas). En su opinión, "sin lugar a dudas" van a ampliar la cantidad de personas que deben consumir estatinas.

Blaha es partidario de la idea de usar estatinas para prevenir las enfermedades cardíacas. Si espera a tener su primer ataque al corazón, pregunta, "¿no ha esperado demasiado?"

Michael Haederle es escritor independiente. Sus artículos han sido publicados en People, el New York Times y el Los Angeles Times.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO