Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Los fabricantes de medicamentos suben los precios

Los fármacos que pierden la protección de la patente a menudo aumentan sus precios.

In English | Los precios de algunos medicamentos de marca muy populares y muy utilizados por hombres y mujeres mayores, han subido desmesuradamente: se trata de los medicamentos cuyas patentes están cerca de expirar. ¿Por qué? Según dos nuevos informes, los fabricantes tienden a aumentar los precios de los medicamentos dentro del año en que perderán sus derechos exclusivos de marketing.

Porcentaje de la variación anual en el precio del Flomax

iStockphoto. Source: Thomson Reuters MarketScan

Pero esto tiene un lado positivo para el consumidor, y es que hay una cantidad inusitada de medicamentos recetados de primeras marcas que perderán las protecciones que les brindan sus patentes en los próximos años, lo que dará paso a las versiones genéricas que cuestan mucho menos.

Entre los medicamentos más importantes cuyas patentes caducarán este año se encuentran Lipitor (para tratar el colesterol alto), Xalatan (glaucoma) y Zyprexa (esquizofrenia). En el 2012, está previsto que expiren las patentes para Clarinex (alergias), Lexapro (depresión), Avandia (diabetes), Plavix (trombosis), Seroquel (psicosis) y varios fármacos usados para combatir el colesterol y la presión sanguínea alta.

Según un análisis realizado por AARP Rx Price Watch Report (Informe de vigilancia de los precios de los medicamentos recetados), publicado hoy, los precios de los medicamentos de marca aumentan considerablemente alrededor de un año antes de enfrentar la competencia de los genéricos.

En el informe, se sugiere que una de las razones del aumento es “la cantidad sin precedente de medicamentos que perderán la patente y deberán enfrentar la competencia de los bajos precios de los genéricos en los próximos años, lo que podría haber llevado a algunos fabricantes a aumentar sus precios en un esfuerzo por mantener los ingresos corporativos y las ganancias”.

Desde el 2004, AARP ha hecho un seguimiento acerca de los precios minoristas de los medicamentos más utilizados. En el nuevo informe, se observa que “el precio minorista de los medicamentos de marca que enfrentaron la competencia de genéricos en el 2010, había aumentado el 51%… entre fines del 2004 y fines del 2009”, lo que equivale a un aumento promedio de $762 por un año de tratamiento entre esas dos fechas.

Y, según el informe, “gran parte de este aumento tuvo lugar en los dos años” previos a la aparición en el mercado de las versiones genéricas de menor costo.

Por ejemplo, el primer medicamento genérico para el tratamiento del agrandamiento de la próstata, Flomax, entró al mercado el año pasado. Los investigadores de AARP observaron que, en el 2008 y 2009, los últimos dos años en los que contó con la protección de la patente, el precio del Flomax registró dos aumentos: un 17% en el 2008 y un 24,8% en el 2009.

Respalda estos hallazgos un nuevo análisis de precios de los 15 fármacos más vendidos, realizado por Thomson Reuters MarketScan, que midió el costo promedio de una dosis diaria a partir de los pagos que realizan las compañías de seguros. Se encontraron aumentos de precios mucho más altos en el 2010 que en años anteriores.

Por ejemplo, los pagos por Lipitor aumentaron un 11,4% el año pasado, en comparación con el 5% en cada uno de los cinco años previos. Los pagos por Seroquel fueron mucho más altos aun: un 16,5%. “El análisis indica que los fabricantes de medicamentos están tratando de ganar la mayor cantidad de dinero posible con los medicamentos más usados, antes de que sus patentes expiren, a la vez que aprovechan el hecho de que la ley de reforma del sistema de salud del año pasado no puso un límite a los precios de los medicamentos”, informa Reuters.

Mire lo que ocurrirá en el futuro cercano. >>

Los planes individuales del programa para medicamentos recetados de Medicare Parte D negocian con los fabricantes para conseguir precios más bajos. Pero aun así, estos podrían incrementarse como consecuencia de aumentos en los precios básicos, lo que afectaría a los beneficiarios de la Parte D, especialmente a los que pagan un porcentaje del costo de sus medicamentos en vez de un copago fijo.

Además, los aumentos de precio también llevan a que la gente alcance más rápido el periodo sin cobertura o "doughnout hole", es decir, un vacío en la cobertura, que se produce luego de que el costo total de sus medicamentos (lo que paga el beneficiario más lo que paga el plan) alcanza un determinado monto límite en cualquier año dado.

Este año, bajo la nueva ley de salud, y como un primer paso hacia la eliminación completa del período sin cobertura, los beneficiarios pagarán el 50% del costo de los medicamentos de marca durante dicho periodo, en lugar del precio completo que debían pagar en años anteriores. Los fabricantes de medicamentos contribuyen con la otra mitad. De todos modos, en el informe de AARP, se advierte que “si bien el valor de esos descuentos… es significativo, podría verse afectado con los años si no se aborda la importante escalada de precios de los medicamentos”.

Por lo general, las patentes de los medicamentos de marca tienen una vigencia de 12 a 20 años. Cuando expira, las versiones de menor costo que la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos) haya aprobado, por estimar que tienen la misma efectividad médica, son habilitadas para incorporarse al mercado. Según IMS Health, una compañía que hace seguimiento a las tendencias de la industria farmacéutica, la utilización de dichas versiones le ahorró al sistema de salud de Estados Unidos $824.000 millones durante la década pasada, y casi $140.000 millones sólo en el 2009.

Usar genéricos en vez de medicamentos de marca también le permite ahorrar al consumidor, ya que los aseguradores cobran copagos significativamente más bajos por ellos. A menudo, los beneficiarios de Medicare Parte D descubren que elegir los genéricos los ayuda a evitar el periodo sin cobertura.

Por lo general, según los hallazgos del análisis de PriceWatch, los fabricantes de medicamentos de marca no bajan sus precios cuando comienzan a enfrentar la competencia de los genéricos, sino que, por el contrario, siguen aumentándolos. “De este modo, el consumidor que decida continuar tomando un producto de marca, probablemente, no experimentará ninguna rebaja en los precios cuando la patente expire”.

Patricia Barry es redactora principal de AARP Bulletin.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO