Skip to content

Dr. Luis Rodríguez Terry

 

Braquioplastía: ¿Seré un buen candidato?

En qué consiste la cirugía, los costos y la recuperación.

Perfil de una mujer mostrando sus brazos

iStockphoto/Getty Images

Cirugí plástica para definir y estilizar los brazos.

Todos deseamos tener brazos bien definidos y estilizados. Para algunas personas, la parte alta de los brazos carece de definición, presenta flacidez y acumulación de grasa. En los casos menos severos esto se debe a los cambios naturales que acarrea el envejecimiento, a la pérdida de elasticidad de la piel, al factor hereditario y al efecto de la fuerza de gravedad. En casos más severos se presenta la parte superior del brazo con un exceso de piel exagerado, posiblemente combinado con abultamientos provocados por la acumulación de grasa. Estos síntomas son más comunes en pacientes que han experimentado fluctuaciones de peso marcadas o que han perdido muchas libras después de una cirugía bariátrica.

Para aquellas personas con acumulación leve de grasa y que cuentan con buena elasticidad de la piel, bajar de peso y realizar ejercicios puede ser la respuesta. Sin embargo, para los pacientes de cirugías bariátricas, aquellos que han sufrido fluctuaciones de peso o son mayores, resulta imposible volver a tener brazos tonificados de manera natural. Afortunadamente existe un procedimiento quirúrgico conocido como braquioplastía que permite tratar este problema.

¿Qué es la braquioplastía?

La braquioplastía permite eliminar el exceso de piel y la grasa acumulada en la parte superior de los brazos. La piel de esta área tiene varios problemas; es sumamente fina, tiene poca elasticidad y no es precisamente vulnerable al ejercicio. Por tanto, la última alternativa disponible para corregir la flacidez de esta área es la braquioplastía, con la cual se elimina el exceso de piel y de grasa para restaurar la forma del brazo. Esta cirugía tiene varias modalidades las cuales se diferencian de acuerdo al tipo de incisión que se realice. La selección del tipo de incisión dependerá de la cantidad del exceso de piel y grasa acumulada que tenga el paciente. Hay que tomar en cuenta que el largo de la incisión es proporcional a la cantidad de piel suelta que haya. Es decir, mientras más piel suelta más larga será la incisión.

¿Quién es buen candidato?

Un buen candidato tiene exceso de piel significativo en la parte superior de los brazos. La mayoría de las quejas por parte de los pacientes son que necesitan utilizar camisas más grandes para acomodar el exceso de piel o que no se sienten cómodos al usar ropa sin mangas.

Tipos de incisión

Existen tres tipos de técnicas (incisiones) para tratar el área superior de los de los brazos. La selección de la técnica dependerá del paciente y su diagnóstico.

Tipo 1: Se realiza en pacientes con muy poca flacidez de la piel, pero con cierta acumulación de grasa. En estos casos se realiza una lipoescultura del área, a través de pequeñas incisiones, para eliminar depósitos de grasa y de esta forma reducir sutilmente el grueso del brazo. Este procedimiento se usa en pacientes más jóvenes que todavía poseen buena capacidad de elasticidad, lo que permite que la piel se recoja después de que la grasa se ha eliminado.

Tipo 2: Se realiza en candidatos con piel suelta, la cual se elimina y recoge por medio de una incisión corta que se esconde debajo de la axila. Usualmente, también se realiza una lipoescultura para terminar de moldear el brazo.

Tipo 3: Se lleva a cabo en personas con casos más severos de piel suelta o flácida. Una incisión longitudinal se extiende desde la axila hasta el codo para eliminar el exceso de piel. Esta incisión se puede localizar en la parte interna o posterior del brazo. La localización se determina entre el médico y el paciente durante la evaluación preoperatoria.

En qué consiste el procedimiento

Primero se lleva a cabo una evaluación. El paciente se entrevista con el doctor para repasar los pormenores del procedimiento, la selección de la anestesia y aclarar sus dudas. Se habla del tipo de incisión y se establecen claramente las expectativas.

La braquioplastía comúnmente se realiza con anestesia general. Durante el procedimiento se retira el exceso de piel usando una disección delicada para evitar lastimar los vasos y nervios del brazo. En los casos que conllevan liposucción, pequeñas cánulas se utilizan para aspirar la grasa. En la mayoría de los casos se colocan drenajes para eliminar fluidos que se podrían acumular debajo de la piel. Los tejidos se cierran en capas con suturas delicadas y absorbibles. La cirugía puede tomar entre dos a cinco horas, según la complejidad del caso. Al final se colocan vendajes para crear compresión en el área y controlar la inflamación. Los drenajes se retiran de uno a tres días después de la cirugía.

¿Qué esperar después de la cirugía?

Los resultados de la cirugía son casi inmediatos; sin embargo, debemos tener presente lo siguiente para contribuir a un mejor resultado:

  • En necesario utilizar una faja tipo bolero, en los brazos, la cual brinda compresión. La faja se usa por unas tres a cuatro semanas luego de la cirugía.
  • Las heridas necesitan por lo menos un año para madurar. Durante este tiempo hay que ayudarlas para que queden lo mejor posible. Recomendamos el uso de filtro solar y parches de silicón como terapias postoperatorias. El filtro solar protege las heridas de los rayos ultravioletas, los cuales pueden causar que se pongan obscuras.
  • Se integran masajes con drenaje linfático para acelerar el proceso de desinflamación.
  • El paciente puede comenzar a hacer ejercicio cardiovascular después de la tercera semana. Los ejercicios con pesas, para los brazos, se recomienda luego de la sexta semana para evitar poner mayor tensión a las heridas, que aún están madurando.

Otros datos importantes

El tiempo requerido para reincorporarse al trabajo es de una a dos semanas, según lo extenso sea la cirugía. Para entonces, ya se han quitado todas las suturas y la inflamación primaria ha disminuido. Los primeros días, después de cirugía, se puede experimentar inflamación, moretones, dolor moderado, adormecimiento del área y poca flexibilidad, la cual se irá recuperando poco a poco. Otros eventos pocos probables incluyen: la cicatrización gruesa (hipertrófica), la infección, el seroma (acumulación de líquido) y la posibilidad de daños a tejidos internos o nervios.

Costo de la cirugía

La braquioplastía se considera una cirugía cosmética y por lo tanto no está cubierta por la mayoría de los planes médicos. El costo de la operación, que incluye los costos del uso de anestesia e instalaciones hospitalarias, fluctúa entre los $5,000 a $9,000. El total lo determina su especialista y dependerá del tipo de técnica que utilice y el centro hospitalario donde se realice. Esta cirugía es ambulatoria y el paciente se puede volver a su hogar el mismo día.

Recuerda siempre pedir a tu médico ver fotos del antes y el después de pacientes que haya operado. También toma tu tiempo durante la consulta de evaluación para establecer claramente las expectativas de la cirugía. Considera siempre un cirujano plástico que este certificado por la American Society of Plastic Surgeons (en inglés).

El Dr. Luis Rodríguez Terry es un cirujano plástico certificado por la American Board of Plastic Surgery y director del Plastic Surgery Institute en Puerto Rico.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO