Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Mitos y verdades sobre la tuberculosis - Dr. Elmer Huerta Skip to content

Dr. Elmer Huerta

 

¿Cuánto sabes sobre la tuberculosis?

10 mitos y verdades sobre una enfermedad que sigue presente.

Hombre tosiendo

Getty Images

Es una enfermedad muy antigua que aún nos aqueja hoy día.

1.      La Tuberculosis es una enfermedad de la antigüedad

Falso. Si bien es cierto que la tuberculosis es una enfermedad muy antigua, en la actualidad, es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes en el mundo. Se calcula que una de cada tres personas en el planeta está infectada con el bacilo de la tuberculosis. En el año 2013, se presentaron nueve millones de casos de la enfermedad en el mundo, de los cuales 9,582 se encontraron en Estados Unidos.

2.      La Tuberculosis es hereditaria

Falso. La tuberculosis es una infección que se adquiere en el trascurso de la vida y es causada por una bacteria llamada bacilo de Koch o micobacteria, la cual se contagia fácilmente de persona a persona a través de la tos. Es probable que este mito se haya originado porque existe una rara forma de tuberculosis congénita, la cual se presenta en el recién nacido y requiere que la madre esté enferma.

3.      La tuberculosis se contagia compartiendo platos y vasos o abrazando, besando o dando  la mano a una persona enferma.

Falso. La enfermedad no se transmite por contacto directo con una persona enferma. La tuberculosis pulmonar, la forma más frecuente de la enfermedad, solo se contagia a través de las pequeñísimas gotas de saliva que despide la persona infectada a través de la tos y de los estornudos. Si bien es cierto que el bacilo de la tuberculosis persiste durante varios meses en superficies secas, el contagio es por la vía respiratoria.

4.      La tuberculosis se cura tomando remedios naturales o caseros

Falso. Al ser una infección producida por una bacteria, la tuberculosis necesita antibióticos para ser curada, los remedios caseros pueden aliviar algún síntoma, pero no curan la enfermedad. El tratamiento de la tuberculosis, producida por la bacteria sensible a los antibióticos, es de solo seis meses. Es importante no abandonar el tratamiento para no provocar formas resistentes de la bacteria.

5.      Se debe siempre aislar a la persona enferma durante todo su tratamiento

Falso. El aislamiento del enfermo con tuberculosis solo se hace al comienzo del tratamiento cuando la persona tiene bacilos de Koch en las secreciones bronquiales. Obviamente, eso se hace para interrumpir el contagio a través de la tos del enfermo. Inmediatamente se comprueba que la persona ya no tiene la bacteria en el esputo, ésta puede realizar todas sus actividades sociales, incluyendo volver al trabajo.

6.      El tratamiento de la tuberculosis es muy costoso

Falso. El tratamiento de la forma de tuberculosis producida por la bacteria sensible a los antibióticos (la infección más frecuente), es muy barato y se distribuye gratuitamente en la mayor parte de los países del mundo. Los seguros médicos cubren el tratamiento en su totalidad. Solo la tuberculosis producida por bacterias resistentes a los antibióticos, que lamentablemente está aumentando, requiere tratamientos más caros, incluyendo costosas cirugías.

7.      La tuberculosis es igual que una gripe y ocurre solo en los pulmones

Falso. Lo que ocurre es que por ocasionar síntomas respiratorios de larga duración, la tuberculosis pulmonar es etiquetada como “una gripe que no se cura”. Por otro lado, si bien es cierto que la principal forma de tuberculosis es la tuberculosis pulmonar, la infección puede darse prácticamente en cualquier órgano del cuerpo humano. Las formas más frecuentes de tuberculosis extra pulmonar ocurren en el intestino, el cerebro, los riñones y los huesos.

8.      La tuberculosis solo le da a las personas que fuman, beben y trasnochan

Falso. La tuberculosis puede presentarse en cualquier persona, es más, la mayoría de los casos ocurre en gente que no es ni trasnochadora, ni bebedora. La infección es más frecuente en personas que viven en la pobreza, hacinadas en habitaciones pequeñas y que no se alimentan adecuadamente. Este mito se origina probablemente del hecho de que en la antigüedad, muchos bohemios y artistas morían a causa de la enfermedad.

9.      Los medicamentos para la tuberculosis deterioran más a la persona

Falso. Uno de los grandes avances de salud pública del siglo pasado es el descubrimiento de los antibióticos que curan la tuberculosis. La recuperación de un paciente con tuberculosis después de su tratamiento es tan espectacular que hace que, lamentablemente, muchos de ellos crean que están curados y abandonan el tratamiento.

10.      Una prueba positiva de tuberculina o PPD indica que la persona está enferma

Falso. La prueba de tuberculina o PPD (que no es una vacuna) se hace en el antebrazo derecho y su resultado positivo indica que el bacilo de Koch está dentro de los pulmones, pero no siempre indica que la persona está enferma. Solo una radiografía de los pulmones indicará si la persona está enferma; de otro modo, el resultado positivo del PPD solo significa que la persona es portadora del bacilo.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO