Skip to content
 

13 zonas en casa que están llenas de gérmenes (y cómo limpiarlas)

No dejes que se propaguen los virus ni las bacterias o que se enferme tu familia.

Imágenes de un teclado, un control de videojuegos, un interruptor de luz, cepillos de dientes y un inodoro

Getty Iamges

In English

Aunque no los puedes ver, tu casa está repleta de gérmenes microscópicos que pueden hacer enfermar a tu familia o visitas.

"Hasta el hogar más limpio tiene bacterias y virus", señala Ernesto Abel-Santos, profesor de Bioquímica de University of Nevada, Las Vegas. "De hecho, la mayoría tiene beneficios para nosotros".

Sin embargo, debemos protegernos de los gérmenes que son dañinos.

La cocina, donde se manejan los alimentos crudos, es un criadero para los microbios (término científico para los virus y las bacterias). El baño y la lavandería son también puntos de alta concentración, según Lori Delorme Banks, profesora adjunta de Biología de Bates College en Lewiston, Maine. ¿Por qué? Los gérmenes prosperan en ambientes cálidos y húmedos. El agua y la falta de luz solar promueven el crecimiento de las bacterias.

El contacto con superficies llenas de gérmenes es la principal manera en que se propagan los resfriados, la gripe estomacal y las enfermedades transmitidas por los alimentos. Las personas con afecciones que debilitan el sistema inmunitario, entre ellas la diabetes, podrían correr mayor riesgo de contraer estas enfermedades.

Por ejemplo, el virus de la gripe puede vivir hasta 48 horas en las superficies sólidas, según el Hygiene Council, un grupo internacional de expertos en enfermedades infecciosas. Las bacterias más resistentes pueden sobrevivir hasta una semana.


Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática. Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.


Si bien el virus de la COVID-19 puede vivir varios días en ciertas superficies, las investigaciones han determinado que no se transmite típicamente de esa manera. Este virus se propaga principalmente por el aire, es decir, por medio de pequeñas gotas de saliva transmitidas de una persona a otra al estornudar, toser o hablar.

"Es importante mantener las superficies limpias en la casa porque esa es la principal defensa para tu familia", dice Banks. Muchas superficies se pueden limpiar con agua caliente y jabón, pero Banks recomienda usar un limpiador a base de alcohol (al 70%, como mínimo) o una solución de lejía diluida (una parte de lejía con nueve partes de agua) todos los días o un par de veces por semana. También puedes comprar toallitas desinfectantes que contienen lejía.

Te presentamos 13 zonas donde puden alojarse varios gérmenes y recomendaciones de limpieza.

1. Frascos de especias

¿Piensas que solo estás rociando especias en tu comida? También podría ser que estés transfiriendo —o recogiendo— bacterias en tus manos al agarrar esos frascos de comino, pimentón o chile en polvo. Según un estudio publicado en el Journal of Food Protection el año pasado, las personas generalmente propagan bacterias a los frascos de especias cuando cocinan. Como parte del estudio, los investigadores pidieron a las personas que prepararan una comida con hamburguesas de pavo y una ensalada. Después de cocinar la comida, los investigadores detectaron bacterias del pavo en el 48% de los recipientes de especias. El estudio, encargado por el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de EE.UU., concluyó que los frascos de especias podrían ser un elemento clave para la contaminación. Para evitarlo, hay que lavarse las manos antes de cocinar y después de agarrar la carne cruda. Además, se puede usar un paño caliente con jabón o toallitas desinfectantes para limpiar los frascos de especias.

2. Las superficies de contacto frecuente

Las superficies del hogar con más gérmenes son aquellas que muchas personas tocan a diario, como los grifos, los interruptores de luz y los controles remotos. A esta lista se pueden sumar los teléfonos, los teclados de computadoras, los botones del microondas y las consolas de videojuegos. En vez de limpiar estos artículos con aerosol, usa toallitas desinfectantes que contienen una base de alcohol que se evapora.

3. La esponja de cocina

Este artículo figura entre los que albergan más gérmenes, ya que los agujeros de la esponja facilitan el crecimiento de las bacterias y forman masas que son difíciles de eliminar, según Banks. Ella recomienda remojar la esponja en una solución de lejía diluida, lavarla en el lavaplatos (con un ciclo de alto calor) o colocarla en un tazón con agua y jabón dentro del microondas.

4. La tabla para cortar

Las carnes y verduras crudas pueden contener las bacterias E. coli y salmonela. Abel-Santos recomienda usar dos tablas distintas: una para cortar carne y otra para todo lo demás. Después de cada uso, restriega las tablas con agua caliente y jabón. Considera usar lejía diluida para lavar las tablas de madera y meter las de plástico en el lavaplatos.

5. El fregadero

Los bordes de dentro y alrededor del fregadero pueden albergar bacterias. Usa un cepillo y una solución de lejía diluida para restregar el área del desagüe. Presta mucha atención a las juntas entre el borde del fregadero y la encimera.

6. El refrigerador

Limpia con frecuencia el interior del refrigerador, especialmente los cajones para verduras ya que estos se utilizan para guardar alimentos crudos, recomienda Abel-Santos. Los líquidos derramados gotean, por lo que se recomienda limpiar las manchas y sustancias acumuladas en la parte inferior del refrigerador, tanto en su interior como en su exterior.

7. Las encimeras

Limpia y desinfecta cualquier superficie en la que se preparen alimentos —tanto antes como después de la preparación— para eliminar las bacterias que se transmiten por los alimentos y que pueden causar enfermedades. La misma recomendación se aplica a los mostradores de los baños, en los que se pueden acumular gérmenes al usar hilo el dental o al enjuagar el cepillo de dientes.

8. Las bañeras con jacuzzi

En una investigación realizada por Rita B. Moyes, microbióloga de Texas A&M University en College Station, Texas, se reveló que las bañeras con chorros de agua están repletas de bacterias que pueden causar infecciones de las vías respiratorias superiores. "Los microbios se mantienen con vida en las tuberías gracias a la mugre y la humedad que estas retienen, y así se forma una biopelícula: es decir, una masa pegajosa de bacterias como la que se acumula en los dientes durante la noche", señala Moyes. "El problema es que estas bacterias microscópicas se atomizan cuando el agua pasa por los chorros y pueden entrar a los pulmones".

9. Los cepillos de dientes

Limpia los cepillos de dientes y mete los vasos en el lavaplatos. Reemplaza los cepillos con regularidad.

10. El inodoro

Limpia el área donde se juntan el inodoro y el piso, así como la manija del inodoro, ya que la mayoría de las personas la tocan antes de lavarse las manos, dice Banks. Ella recomienda minimizar los objetos guardados cerca del inodoro, para que no se contaminen de bacterias que puedan dispersarse al momento de la descarga. Otra opción, según Abel-Santos, es bajar la tapa del inodoro antes de descargarlo.

11. El cuarto de lavandería

Las bacterias pueden crecer en el desagüe de la lavadora —por el contacto con prendas sucias, como la ropa interior y las toallas— y acumularse en el tambor del aparato, según Banks. En ambos casos, se recomienda realizar un ciclo sin ropa, con agua caliente y media taza de lejía, aproximadamente una vez al mes o cada dos semanas, dependiendo de la frecuencia de uso.

12. Las toallas

Lava las toallas de mano cada semana o, si hay niños en la casa, con más frecuencia. Evita compartir las toallas, ya que estas pueden albergar microbios.

13. Las papeleras y los basureros

Estos contenedores pueden retener gérmenes provenientes de los artículos desechados. Desinfecta con frecuencia los basureros de la cocina y las papeleras de los baños, usando agua y jabón o un desinfectante. Para controlar los gérmenes, coloca bolsas de plástico en los recipientes.

"Mi consejo es vivir la vida de forma razonable, pero si empiezas a padecer infecciones o casos de intoxicación alimentaria, debes tomar medidas más rigurosas", dice Moyes. "Usa el sentido común".

Video: Cómo hacer tus propios limpiadores naturales

Haz clic en CC para ver los subtítulos del video en español

Nota de redacción: este artículo se publicó el 15 de marzo de 2022. Ha sido actualizado con nueva información. 

Sheryl Jean colabora con artículos sobre envejecimiento, negocios, tecnología, viajes, salud y temas de interés humano. Fue reportera de varios periódicos metropolitanos y sus escritos también se publicaron en el Chicago Tribune y The Dallas Morning News y en el sitio web de la American Heart Association.