Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Realmente necesitas una colonoscopía?

Los expertos en cáncer no están de acuerdo con un estudio nuevo que cuestiona la necesidad de esta prueba.


spinner image Doctor discute el tratamiento con una paciente
MORSA IMAGES

7 señales de advertencia de cáncer de colon 

  •  Sangre en las heces (podría tener aspecto marrón oscuro o negro) 
  •  Hemorragia rectal 
  •  Cambios en los hábitos intestinales 
  •  Pérdida de peso inexplicada 
  •  Calambres o dolor abdominal 
  •  Ganas de defecar cuando el intestino está vacío
  •  Debilidad o agotamiento 

 Fuente: American Cancer Society 

La tasa de mortalidad por cáncer colorrectal —uno de los tipos de cáncer más comunes y mortales en Estados Unidos— ha estado disminuyendo durante décadas. Y los expertos en salud atribuyen la reducción drástica principalmente a los exámenes rutinarios de detección. 

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Después de todo, como sabemos, los cánceres son más fáciles de tratar cuanto antes se detecten. Los exámenes de detección regulares también ayudan a los médicos a detectar y eliminar pólipos problemáticos antes de que tengan la oportunidad de convertirse en cáncer.   

Sin embargo, un estudio reciente que ha recibido mucha atención pública ha cuestionado la eficacia de un tipo común de examen de cáncer colorrectal: la colonoscopía. En Estados Unidos se realizan más de 15 millones de estas pruebas cada año. 

Los resultados de un gran estudio (en inglés) —el primero de este tipo—, publicado el 9 de octubre en la revista New England Journal of Medicine, descubrieron que las colonoscopías solo redujeron el riesgo de cáncer colorrectal en un modesto 18% en los participantes del estudio invitados a realizarse la prueba, y que la reducción en el riesgo de muerte a causa del cáncer que se descubrió no fue significativa. No obstante, muchos expertos recomiendan ser precavidos cuando se trata de interpretar los resultados, y una razón importante tiene que ver con la forma en que se diseñó el estudio.  

El equipo de investigadores europeos dividió al azar a casi 85,000 adultos de entre 55 y 64 años en dos grupos: a un grupo se le pidió que se hiciera una colonoscopía, al otro no. Y entre los participantes a los que se les pidió que se hicieran la prueba, solo el 42% optaron por ella. Los investigadores entonces compararon la cantidad de cánceres colorrectales y muertes por la enfermedad en cada grupo durante un período de 10 años.  

“Así que estamos hablando de una comparación en la que más de la mitad de las personas en el grupo de intervención en realidad no tuvieron la intervención”, dice el Dr. Jeffrey Meyerhardt, director de investigación clínica del Dana-Farber Cancer Institute en Boston. 

En una declaración, el Dr. William L. Dahut, director científico de la American Cancer Society, argumentó: “Es difícil saber el valor de una prueba de detección cuando la mayoría de las personas en el estudio no se la realizaron”. Sin embargo, señaló que los participantes del estudio que se sometieron a una colonoscopía tuvieron una reducción del 31% en el riesgo de cáncer colorrectal en comparación con el grupo que no se sometió a la prueba. El riesgo de muerte también se redujo en aproximadamente un 50%. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Preguntas para hacerle a tu médico

 ¿Necesito hacerme una prueba de detección de cáncer colorrectal?

  • ¿Corro un mayor riesgo de padecer cáncer colorrectal? 
  •  ¿Qué prueba(s) de detección me recomienda? 
  •  ¿Cómo me preparo? 
  •  ¿Qué implica la prueba? ¿Será incómoda o dolorosa?
  •  ¿Implica algún riesgo?
  •  ¿Cuánto tiempo necesito esperar para obtener los resultados? 
  •  ¿Necesitaré que alguien me acompañe para la prueba? 

 Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

“Este resultado señala al valor de la evaluación continua”, dijo Dahut. 

Otro motivo para interpretar los resultados con cautela es que el período de seguimiento del estudio fue de aproximadamente 10 años, dice el Dr. Ashwani Rajput, director del Sidney Kimmel Comprehensive Cancer Center, de Johns Hopkins. Y los beneficios de las pruebas de detección son más evidentes con el tiempo, agrega. Los autores del estudio planean repetir su análisis a los 15 años, así que los resultados podrían cambiar. 

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Por último, cabe destacar que los estudios sobre colonoscopías (en inglés) realizados anteriormente han demostrado una reducción mucho mayor en el riesgo tanto de la incidencia de cáncer colorrectal como de la muerte por esta enfermedad; lo mismo ha ocurrido con los estudios que evalúan otros métodos de detección de cáncer colorrectal. 

“No se debe interpretar que las colonoscopías no son útiles. Y lo más importante es que no se debe interpretar que las pruebas de detección del cáncer de colon no son beneficiosas”, dice Meyerhardt. 

En conclusión: hazte la evaluación y mantente al día con las pruebas de detección

A pesar de que los titulares promocionan resultados decepcionantes del estudio, los expertos dicen que las colonoscopías y las pruebas de detección de cáncer colorrectal, en general, realmente salvan vidas y no deberían pasarse por alto. “No hay duda de que las pruebas de detección del cáncer colorrectal funcionan”, dice la Dra. Carole Macaron, gastroenteróloga de Cleveland Clinic, quien señala que este estudio reciente realmente trataba de evaluar la eficacia de una colonoscopía como una intervención de salud pública cuando se ofrece a un grupo grande de personas. 

Si tienes un riesgo promedio de cáncer de colon —es decir, no tienes un historial familiar de la enfermedad u otro trastorno que aumente tus probabilidades de contraerla, como la enfermedad de Crohn—, los exámenes rutinarios deben comenzar a los 45 años y continuar hasta los 75. Ya sea que debas continuar con las pruebas de detección de los 76 a los 84 años es una decisión que debes tomar con tu médico. Los adultos de 85 años o más no necesitan hacerse la prueba.  

Una colonoscopía es solo un tipo de examen detección de cáncer colorrectal. Durante este procedimiento, el médico examina toda la longitud del colon con una herramienta flexible que tiene una cámara conectada en su extremo. Uno de los beneficios de esta prueba es que si tu médico detecta un pólipo durante el procedimiento (pequeños grupos de células que pueden ser precancerosas), puede retirarlo en el momento. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“Si no se extirpa, dentro de 10 o 15 años un pólipo podría evolucionar a cáncer, así que se recomienda extirparlos para que, técnicamente, tu riesgo de cáncer causado por ese pólipo se vuelva cero”, dice Macaron. Si optas por la colonoscopía, deberías hacerla cada 10 años. Si la prueba revela pólipos, tu médico podría pedirte que repitas la prueba antes.

Otras opciones de detección de cáncer colorrectal incluyen una sigmoidoscopia, que es similar a una colonoscopía, pero en la que el médico solo examina una parte del colon, y una colonografía por tomografía computarizada (TC; o colonoscopía virtual), que toma imágenes del colon. Ambas opciones requieren exámenes más frecuentes que la colonoscopía; deben hacerse aproximadamente cada cinco años. 

También hay exámenes de detección que puedes hacer en casa y enviar a un laboratorio o al consultorio de tu médico para su análisis. Estas pruebas de análisis de heces —que deben hacerse cada uno a tres años, según el tipo de prueba que elijas— pueden detectar sangre o ADN alterado en las heces, lo cual genera señales de alerta de cáncer. Es importante tener en cuenta que, si tus resultados de alguna de las pruebas alternativas son anormales, deberás hacerte una colonoscopía. 

¿No estás seguro de qué prueba de detección elegir? 

Habla con tu médico. Cada una tiene ventajas y desventajas, y una puede funcionar mejor según tu situación. “Lo que importa es hacerse una evaluación”, dice Macaron. “Esa es la cuestión”. 

Sin embargo, millones de personas en Estados Unidos no se realizan la prueba. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), alrededor del 30% de los adultos de 50 a 75 años no están al día con los exámenes de detección de cáncer colorrectal; aproximadamente el 20% nunca se han hecho una prueba de evaluación. Y es probable que la pandemia haya causado el aumento de estos porcentajes, ya que la cantidad de personas en el país que se someten a pruebas de detección de cáncer en general ha disminuido drásticamente como resultado de la COVID-19

El consejo de Meyerhardt: no demores tu examen de cáncer colorrectal, cualquiera que elijas hacerte. “Detectar el cáncer en etapas avanzadas aumenta la probabilidad de que los pacientes no se curen de su cáncer o tengan una mayor probabilidad de que su cáncer vuelva”, dice. 

Si se detecta temprano, la tasa de supervivencia de cinco años para el cáncer colorrectal es de aproximadamente el 90%. 

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.