Skip to content
 

¿Te preocupa el colesterol? Sáltate el café expreso

Los investigadores encuentran que la asociación entre el café y el colesterol varía según el método de preparación.

Café expreso

RACHEN BUOSA / EYEEM

In English

Si quieres reducir el colesterol, deberías reconsiderar la forma en que obtienes tu dosis de cafeína por la mañana.

Un nuevo estudio (en inglés) publicado en la revista en línea Open Heart descubrió un mayor riesgo de colesterol alto entre los adultos, en particular los hombres, que prefieren el café expreso en comparación con los que beben café filtrado. "El café es el estimulante del sistema nervioso central más consumido en todo el mundo. Debido al elevado consumo de café, incluso pequeños efectos sobre la salud pueden tener consecuencias importantes", señala el estudio. Entre las más de mil sustancias químicas que se encuentran de forma natural en el café, se cree que tres (los diterpenos, el cafestol y el kahweol) contribuyen a elevar los niveles de colesterol en la sangre, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y puede reducir los beneficios que otras sustancias químicas presentes en el café parecen tener en la reducción del riesgo de diabetes tipo 2. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


El estudio más reciente sobre el café expreso

Investigaciones anteriores realizadas en Noruega demostraron una relación entre el consumo de café y los niveles elevados de colesterol, y los investigadores de los Países Bajos determinaron que la técnica de preparación también era un factor. Es más, un estudio realizado en el 2019 en Suecia reveló que las personas que bebían de dos a tres tazas de café filtrado al día tenían un 60% menos de riesgo de padecer diabetes tipo 2 que las que bebían menos de una taza de café filtrado al día. El beneficio para la salud no se observó en los sujetos que tomaron café hervido, un método en el que el café molido grueso se añade directamente al agua hirviendo y se deja reposar durante unos minutos.

Rikard Landberg, profesor de Alimentación y Salud en Chalmers University of Technology en Gotemburgo, y coautor del estudio del 2019, no pudo asegurarlo, pero sugirió que el café sin filtrar probablemente redujo los diterpenos que aumentan el colesterol y que se encuentran naturalmente en los granos de café.

Según los investigadores, el último estudio se realizó porque los anteriores no se habían centrado específicamente en el café expreso, que es una bebida popular en Noruega. Además, la European Society of Cardiology (ESC) no tiene una "recomendación sucinta" sobre el café expreso, más allá de decir que el consumo moderado de café (de tres a cuatro tazas al día) probablemente no es perjudicial y puede tener algunos beneficios. "Teníamos material de un estudio transversal de gran tamaño basado en la población que podía responder a la pregunta sobre la asociación entre el consumo de café expreso y el colesterol sérico", escribieron.

Más de 21,000 residentes de Tromsø, Noruega, habían participado en un estudio a largo plazo que incluía una encuesta del 2015 al 2016 en la que se preguntó sobre el consumo de café, así como sobre la dieta, el estilo de vida y los problemas de salud. En el estudio se tomaron muestras de sangre, lo que permitió comprobar los niveles de colesterol.

Lo que se encontró en el estudio

Beber de tres a cinco tazas de café expreso al día aumentó el riesgo de colesterol total más alto entre los sujetos (especialmente entre los hombres), en comparación con los que no lo bebían. En promedio, el colesterol en la sangre aumentó 0.16 mmol/l para los hombres y 0.09 mmol/l para las mujeres.

Los investigadores también determinaron que beber seis o más tazas de café preparadas con una prensa francesa (o cafetera de émbolo) causó un aumento promedio del colesterol en la sangre de 0.30 mmol/l para las mujeres y de 0.23 mmol/l para los hombres. Entre los que bebían seis o más tazas de café filtrado, las mujeres experimentaron, en promedio, un aumento de 0.11 mmol/l en el colesterol en la sangre, mientras que no se observó ninguna diferencia en los hombres, en comparación con los que no bebían café.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿A qué se debe la diferencia?

Los investigadores no tenían una explicación clara para la discrepancia entre los sexos en lo que respecta al café expreso y a los niveles elevados de colesterol en la sangre. Sugirieron que podría ser el resultado de las diferencias en la forma en que los hombres y las mujeres informaron sobre sus hábitos de consumo de café. La encuesta no especificó qué se consideraba el tamaño estándar de una "taza de café". Observaron que en Noruega las tazas de café expreso suelen ser mucho más grandes que en Italia. También sugirieron que el café expreso, incluido el de las máquinas, las cápsulas y las cafeteras, puede generar diferentes niveles de diterpenos, cafestol y kahweol en el producto final.

Los investigadores señalaron que el tipo de café y el grado de molido pueden influir en los niveles de diterpenos, cafestol y kahweol consumidos. Los granos de arábica contienen las mayores concentraciones de diterpenos, que elevan el colesterol, en comparación con los granos de robusta, dijeron.

Peter Urban es un escritor y editor que se especializa en noticias sobre la salud. Urban trabajó veinte años como corresponsal en Washington, D.C., para periódicos en Connecticut, Massachusetts, Ohio, California y Arkansas, incluido un período como jefe de la oficina de Washington del Las Vegas Review-Journal. Su trabajo independiente se publicó en Scientific American, Bloomberg Government y CTNewsJunkie.com.