Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Tres formas en que la telesalud puede mejorar la atención médica en las zonas rurales

Las visitas virtuales podrían ayudar a 60 millones de personas en Estados Unidos, pero las llamadas no acabarán con las disparidades.

Una mujer consulta a su doctor de forma virtual

MARKO GEBER / GETTY IMAGES

In English

Si recientemente has acudido a una cita con el médico o te has conectado a una sesión de asesoramiento a través de Zoom, estás en buena compañía. El uso de la telesalud ha aumentado de manera drástica (en inglés) durante la pandemia de coronavirus, especialmente al principio, cuando los consultorios de los médicos y las clínicas de salud suspendieron las citas en persona y las sustituyeron por una solución compatible con el distanciamiento social.

Los expertos predicen que estas visitas virtuales han llegado para quedarse, y eso podría ser una buena noticia para los casi 60 millones de personas que viven en zonas rurales de Estados Unidos donde la atención médica es más difícil de conseguir. De hecho, 1 de cada 10 adultos que habitan en las áreas rurales ha visto cerrar un hospital o una clínica médica cercanos, según un reciente informe de AARP (en inglés). Y una quinta parte no tienen acceso a especialistas médicos en su comunidad, como cardiólogos o expertos en cáncer, a pesar de tener tasas más altas de enfermedades crónicas que los adultos que viven en zonas urbanas y suburbanas.

"Ahora mismo, el estado de la sanidad rural es complicado", afirma Brad Gibbens, director interino y profesor adjunto del Center for Rural Health de la Facultad de Medicina de University of North Dakota. "Y la COVID ha agravado la situación", añade, refiriéndose a la escasez de personal y las altas tasas de enfermedad.

Sin embargo, la telesalud puede ayudar a subsanar algunas de las grietas que existen en la atención médica rural. A continuación, te explicamos cómo:

1. Facilita a los pacientes el acceso a médicos y especialistas

Una de las formas más evidentes en que la telesalud puede reducir la brecha en la atención médica en las zonas rurales de Estados Unidos es aumentando el acceso de los pacientes a los proveedores. En las comunidades rurales hay unos 40 médicos de atención primaria por cada 100,000 habitantes, según la National Rural Health Association. En las zonas urbanas, la proporción es de 53.3 por cada 100,000 residentes.

La disparidad es aún más pronunciada cuando se trata de especialistas. En las zonas rurales hay unos 30 especialistas por cada 100,000 habitantes; en las regiones urbanas, esa cifra se dispara a 263 por cada 100,000 habitantes.

No es de extrañar, por tanto, que cerca de una cuarta parte de los adultos de zonas rurales tengan que viajar más de 31 minutos para llegar al consultorio de un médico con el fin de recibir atención especializada, según el informe de AARP. Sin embargo, llamar a un médico —incluso a uno que esté a cientos de millas de distancia— es cuestión de segundos.

Además, está el factor de la comodidad de una visita virtual, especialmente para los adultos con problemas de movilidad y los que viven en lugares con condiciones climáticas difíciles. "Si no tienen que subirse al automóvil cuando la temperatura está a 20 grados bajo cero y caminar sobre el hielo para ver a un proveedor, y pueden obtener exactamente lo mismo en la sala de su casa, las personas lo agradecen", dice Gibbens, de Dakota del Norte.

2. Puede potenciar el cuidado de las enfermedades crónicas

El seguimiento de los pacientes con enfermedades crónicas, como la hipertensión y la diabetes, es otra forma en que la telesalud puede mejorar la atención médica en las zonas rurales, donde las tasas de muchas enfermedades se sitúan por encima del promedio nacional, de acuerdo con la investigación de AARP.

Por ejemplo, los pacientes pueden tomarse la presión arterial o medir el nivel de azúcar en la sangre en casa y enviar sus cifras a un equipo de proveedores de atención médica que pueden ajustar la medicación y otros tratamientos en función de los datos recibidos, explica Saurabh Chandra, jefe del Center for Telehealth de University of Mississippi Medical Center.

Este tipo de vigilancia de los pacientes ha permitido reducir los reingresos hospitalarios y las visitas a las salas de emergencias. Al mismo tiempo, el monitoreo remoto educa a los pacientes y les permite "conocer mejor el estado de su enfermedad" y "tomar más control de esta", lo que se traduce en mejores resultados para el paciente, afirma Chandra.

"Cuando las personas piensan en telesalud, especialmente durante la pandemia, piensan en capacidades de audio y video. Y eso es una parte, pero hay otras modalidades", añade.

3. Ayuda a los médicos rurales a proporcionar una atención de primera clase

Los médicos de las zonas rurales, muchos de ellos médicos de atención primaria, también pueden beneficiarse de la telesalud, señala Jan Probst, profesora y directora emérita del Rural and Minority Health Research Center de la Facultad de Salud Pública Arnold de University of South Carolina. Por ejemplo, si tienen un paciente con un caso complejo, puede colaborar con un especialista de un centro médico urbano o un instituto de investigación académica para determinar el mejor tratamiento.

Este enfoque favorece la "capacidad del médico rural para prestar una atención de máxima calidad al paciente", dice Probst, refiriéndose al exitoso modelo de Project ECHO. Y se ha demostrado que mejora tanto los resultados de los pacientes como la experiencia de los médicos.

Además, los hospitales y clínicas rurales pueden utilizar la telesalud para conectarse con especialistas y ofrecer una atención rápida en situaciones en las que el tiempo es esencial y el traslado de un paciente no es posible. Por ejemplo, un equipo de neurólogos puede conectarse mediante video con médicos de emergencias en un lugar lejano para ayudar a diagnosticar y tratar rápidamente un derrame cerebral, y así reducir el riesgo de daños generalizados y discapacidades a largo plazo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


La telesalud no es la única respuesta a los retos de la salud en zonas rurales

Aunque la telesalud puede aumentar el acceso a la atención médica que salva vidas —y hacer que esa atención sea más conveniente—, no es una "solución milagrosa" para resolver todos los problemas de las zonas rurales de Estados Unidos, dice Gibbens.

Para empezar, cerca de una cuarta parte de los adultos que viven en áreas rurales no tiene acceso a internet de alta velocidad, según el informe de AARP (en inglés), y los adultos de estas zonas de 70 años o más con menores ingresos y peor salud son los que menos probabilidades tienen de conseguir acceso.

Además, "no todo el mundo tiene acceso a una biblioteca que disponga de computadoras", dice Teresa Keenan, directora de investigación sobre salud y seguridad de salud de AARP. "Si no tienes acceso a una computadora en casa ni en tu comunidad, la telesalud no va a ser la respuesta que necesitas", dice.

Es más, un gran número de los encuestados por AARP no están seguros de si su médico ofrece telesalud o de si su seguro la cubre. Aunque las restricciones geográficas y los requisitos de reembolso para la telesalud se han flexibilizado durante la COVID, "la cuestión sería si eso continuará si alguna vez llegamos a superar la pandemia", dice Keenan. Volver a las regulaciones anteriores a la pandemia podría dificultar la conexión de los pacientes y proveedores de las zonas rurales con los especialistas en primer lugar.

Otros obstáculos a la telesalud son la preocupación por la confidencialidad y los errores médicos, según el informe de AARP. Además, varios de los encuestados (alrededor del 40%) se mostraron escépticos respecto a la posibilidad de resolver sus problemas de salud de forma virtual.

Es poco probable que la telesalud llegue a superar a la atención presencial, afirma Chandra. Más bien, considera que el uso del teléfono, el video y otras tecnologías es un puente para resolver las fallas del sistema. "Creo que se pueden emplear ambas con el fin de obtener el mejor resultado para el paciente", afirma.

Gibbens añade: "No creo que haya una única respuesta que lo resuelva todo, pero sí pienso que la telemedicina es un paso importante y que tiene una gran repercusión en la salud y en el acceso a la misma". 

Saber es poder: Beneficios de la telesalud