Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

FDA autoriza vacunas contra la COVID para personas con sistemas inmunitarios débiles

Solo ciertas personas con sistemas inmunitarios débiles necesitan una tercera dosis.

Una mano agarrando un vial de una vacuna contra la COVID

AHMAD GHARABLI/GETTY IMAGES

In English | Un panel asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) votó unánimemente el viernes 13 de agosto a favor de permitir que las personas moderada o severamente inmunocomprometidas reciban una tercera dosis de las vacunas contra el coronavirus de Pfizer-BioNTech y Moderna. La votación tuvo lugar pocas horas después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ampliara las autorizaciones de uso de emergencia para las dos vacunas.

El cambio afecta a un porcentaje pequeño de la población cuyo sistema inmunitario está debilitado por un trasplante de órganos sólidos u otras enfermedades que tengan un efecto igual de incapacitante en el sistema inmunitario. Esto representa menos del 3% de los adultos en Estados Unidos, según la directora de los CDC Rochelle Walensky, quien necesita aprobar la recomendación antes de que las vacunas se pongan a disposición del público.

“Después de una revisión exhaustiva de los datos disponibles, la FDA determinó que este grupo pequeño y vulnerable podría beneficiarse de una tercera dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech o Moderna”, dijo en una declaración la comisionada interina de la FDA Janet Woodcock. “La acción de hoy permite que los médicos aumenten la inmunidad en ciertas personas inmunocomprometidas que necesitan protección adicional contra la COVID-19”.

Personas con inmunodeficiencia moderada y grave

En una presentación el 13 de agosto, los CDC explicaron cuáles poblaciones se consideran moderada o gravemente inmunocomprometidas:

  • Personas que reciben tratamiento para tumores y cáncer en la sangre.
  • Pacientes de trasplantes de órganos que reciben terapia inmunosupresora.
  • Pacientes que han recibido trasplantes de células T con CAR o de células madre hematopoyéticas, cuyo trasplante se haya realizado hace dos años o menos, o que estén recibiendo terapia de inmunosupresión.
  • Personas con inmunodeficiencias primarias moderadas o graves, como los síndromes de DiGeorge y Wiskott-Aldrich.
  • Aquellos con infecciones de VIH avanzadas o sin tratamiento.
  • Pacientes que toman corticosteroides de alta dosis, agentes alquilantes, antimetabolitos, medicamentos inmunosupresores relacionados con un trasplante, agentes quimioterapéuticos para el cáncer clasificados como inmunosupresores graves, bloqueadores del TNF, así como otros agentes biológicos inmunosupresores o inmunomoduladores.

Fuente: CDC

La inyección adicional aumenta la protección 

Las personas que se han sometido a un trasplante de órganos sólidos o tienen otras enfermedades que debilitan el sistema inmunitario tienen menos capacidad para combatir infecciones y son más vulnerables a enfermarse de una, explica la FDA. Y los datos presentados en la reunión del comité asesor de los CDC del viernes muestran que un régimen de dos dosis de la vacuna contra la COVID-19 es menos eficaz en las personas inmunocomprometidas. Esta población también es más propensa a transmitir el virus a los contactos familiares y a contraer una infección posvacunación que podría terminar en una hospitalización. 

Sin embargo, una tercera dosis de la vacuna podría darle al sistema inmunitario lo que necesita para defenderse de la COVID-19, lo que es una preocupación particular a medida que la variante delta, altamente contagiosa, azota a muchas comunidades en todo el país. Un estudio publicado esta semana en la revista The New England Journal of Medicine (en inglés) encontró que los pacientes con trasplante de órganos sólidos que recibieron una tercera dosis de la vacuna experimentaron un aumento significativo en la respuesta de anticuerpos contra el coronavirus, en comparación con los que recibieron un refuerzo de placebo.

Algunos efectos secundarios esperados fueron un poco más comunes en quienes recibieron la tercera dosis en comparación con quienes recibieron el placebo. Sin embargo, los investigadores del estudio escriben que no se reportaron efectos adversos graves después de la administración de la tercera dosis.

La autorización de uso de emergencia enmendada permite que la tercera dosis se administre al menos 28 días después de completar el régimen de dos dosis de la misma vacuna a personas de 18 años o más para Moderna, y a personas de 12 años o más para Pfizer-BioNTech. No se aplica a la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson, ya que los funcionarios de salud dicen que no hay suficientes datos para respaldar una dosis adicional en este momento.

Las personas inmunodeprimidas no necesitarán una receta para recibir la dosis de refuerzo, según los funcionarios de salud. Si no estás seguro de si te recomiendan una tercera dosis, “llama o envía un correo electrónico a tu proveedor”, dice el Dr. William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas y profesor de Medicina en la Facultad de Medicina de Vanderbilt University.

Además de la vacuna, los expertos también enfatizan la necesidad de que las personas inmunocomprometidas sigan las medidas de prevención, como usar una mascarilla en lugares públicos y evitar las multitudes y los espacios mal ventilados. 


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Otros todavía no necesitan vacunas de refuerzo

En el comunicado de prensa de la FDA que anunció la expansión de la EUA, Woodcock reiteró que “otras personas que están completamente vacunadas están adecuadamente protegidas y no necesitan una dosis adicional de la vacuna contra la COVID-19 en este momento”. Sin embargo, es probable que las vacunas de refuerzo contra la COVID-19 para el resto de la población sean inevitables, dicen los expertos. Simplemente, no está claro cuándo serán necesarias o quiénes serán los próximos en recibirlas.

“No creemos que otros, ya sean adultos mayores o no, que no están inmunocomprometidos, necesiten una vacuna en este momento”, dijo el jueves Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en una conferencia de prensa. “Pero este es un proceso dinámico y se evaluarán los datos”.

Cuando se tome la decisión de expandir las vacunas de refuerzo a una mayor parte de la población, Fauci dijo que los funcionarios estarán “listos para hacerlo, y hacerlo con rapidez”. Jeffrey Zients, coordinador de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, enfatizó que el país tiene una amplia oferta y que “las personas podrán recibir un refuerzo de manera rápida y eficiente”.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.