Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Lo que debes saber sobre los medicamentos y tratamientos contra la COVID-19

Así es como se utilizan los antivirales, corticosteroides y otras terapias para combatir el coronavirus.

Una persona sostiene un empaque del medicamento Remdesivir

FADEL DAWOOD VIA GETTY IMAGES

In English | Mientras el mundo espera con ansias la distribución de las vacunas contra el coronavirus, investigadores y agencias como los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) continúan evaluando posibles tratamientos para combatir la COVID-19, que incluyen el uso de fármacos antivirales, corticosteroides y terapias con anticuerpos.

Hasta este momento, la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA) aprobó solo un tratamiento —el fármaco antiviral remdesivir— para los pacientes hospitalizados que padecen de COVID-19. La FDA también otorgó la autorización de uso de emergencia a otros tratamientos, como el cóctel de anticuerpos monoclonales de Regeneron. Estas autorizaciones permiten su uso mientras se recopilan más datos sobre su eficacia y sus efectos.

El mayor conocimiento que adquirimos sobre la COVID-19 también ha mejorado la respuesta al tratamiento. “Sabemos mucho más ahora que en marzo o abril”, dice la Dra. Gopi Patel, profesora adjunta de Enfermedades Infecciosas del departamento de Medicina de Mount Sinai Hospital en la ciudad de Nueva York.


Visita aarp.org/VacunaCOVID para más información.


En este momento se cree que la evolución de la enfermedad se debe a dos procesos principales: en primer lugar, el virus se reproduce en las células pulmonares y produce síntomas respiratorios y otros efectos, como fiebre. En algunos pacientes luego se produce una respuesta inmunitaria excesiva que causa daño tisular y complicaciones graves, como choque séptico e insuficiencia multiorgánica.

Los expertos se basan en este criterio para considerar que los tratamientos antivirales probablemente sean más eficaces al comienzo de la enfermedad y que los tratamientos con inmunosupresores o antiinflamatorios probablemente sean más favorables en las etapas más avanzadas de la COVID-19.

A continuación incluimos una lista de los medicamentos y tratamientos que se utilizan actualmente para combatir la COVID-19. Esta lista se actualizará a medida que se produzcan nuevos avances.

Remdesivir

El primer y único fármaco aprobado para administrar a los pacientes hospitalizados con COVID-19, remdesivir (el nombre comercial es Veklury), recibió la aprobación de la FDA el 22 de octubre. Se trata de un fármaco antiviral que frena la reproducción del virus SARS-CoV-2 y que ha sido estudiado en varios estudios clínicos, incluso en un estudio doble ciego que auspiciaron los NIH. Este estudio reveló que el fármaco redujo el tiempo de recuperación de los pacientes que presentaban cuadros graves de COVID-19, y los beneficios fueron más notables en los pacientes que solo necesitaban oxígeno suplementario (a diferencia de otras formas más invasivas de apoyo respiratorio, como un respirador artificial).

El 19 de noviembre, la FDA también otorgó acceso al uso combinado de remdesivir y baricitinib, un medicamento usado en el tratamiento de la artritis. Este acceso se concedió una vez que los estudios demostraron que la administración combinada de estos dos fármacos ayudó a reducir el período de recuperación de los pacientes que necesitaban oxígeno. El baricitinib no está autorizado ni aprobado como un tratamiento independiente para combatir la COVID-19.

Dexametasona y otros corticosteroides

El 2 de septiembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) expidió nuevas pautas que recomiendan enfáticamente el uso de dexametasona (junto con otros corticosteroides comunes y económicos, como hidrocortisona) para el tratamiento de pacientes “que presentan casos graves y críticos de COVID-19” después de que un análisis de varios estudios clínicos diferentes reveló que los corticosteroides reducen el riesgo de muerte en los pacientes hospitalizados a raíz de la enfermedad.

La función de los corticosteroides (con frecuencia llamados esteroides) como la dexametasona es reducir la inflamación, por lo que posiblemente prevengan o mitiguen consecuencias como lesiones pulmonares y disfunción orgánica potencialmente mortal en los casos graves de COVID-19. No se recomienda la administración de dexametasona y otros corticosteroides en los pacientes que tienen síntomas leves de la enfermedad.

Bamlanivimab

El bamlanivimab, de Eli Lilly, es un anticuerpo monoclonal que recibió la autorización de uso de emergencia el 9 de noviembre para el tratamiento de casos leves a moderados de COVID-19 en pacientes que no están hospitalizados pero que presentan un alto riesgo de contraer una enfermedad grave, incluso las personas de 65 años o más y las que tienen enfermedades crónicas. Los primeros estudios clínicos revelaron que el bamlanivimab es eficaz para disminuir la cantidad de hospitalizaciones y visitas a la sala de emergencias a raíz de la COVID-19 en este grupo de personas.

Los anticuerpos monoclonales, como el bamlanivimab, son proteínas elaboradas en laboratorios con el fin de imitar la respuesta del sistema inmunitario ante una infección, en este caso, impedir que el coronavirus se adhiera e ingrese a las células. El bamlanivimab no está aprobado para el tratamiento de pacientes hospitalizados ni de quienes necesitan oxígeno.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Casirivimab e imdevimab

Otro tratamiento con anticuerpos, el cóctel de anticuerpos monoclonales de Regeneron (una combinación de los anticuerpos monoclonales casirivimab e imdevimab), recibió la autorización para uso de emergencia el 21 de noviembre para el tratamiento de la COVID-19 leve a moderada en los pacientes que tienen un alto riesgo de enfermar de gravedad, incluidas las personas de 65 años o más y las que padecen enfermedades crónicas.

En un estudio clínico con pacientes de COVID-19 se demostró que cuando estos dos fármacos se administran juntos, se reducen las hospitalizaciones y las visitas a la sala de emergencias a causa de la COVID-19. El casirivimab y el imdevimab no están aprobados para el tratamiento de pacientes hospitalizados ni de quienes necesitan oxígeno.

Plasma de convaleciente

El plasma de convaleciente, o el plasma sanguíneo donado por personas que se han recuperado de una infección por coronavirus, puede contener anticuerpos que aceleran la recuperación cuando se administra a pacientes hospitalizados con COVID-19.

La FDA otorgó la autorización de uso de emergencia al plasma de convaleciente el 23 de agosto, y este tratamiento se ha administrado a más de 70,000 pacientes como parte de un programa conducido por Mayo Clinic que otorga acceso al plasma de convaleciente fuera del marco de un estudio clínico. Sin embargo, los NIH advierten que es necesario obtener más datos de estudios clínicos aleatorizados para evaluar la inocuidad y la eficacia del plasma de convaleciente.

Cheryl Platzman Weinstock y Rachel Nania contribuyeron en la preparación de este informe.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.