Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

La pandemia aumenta las operaciones ambulatorias de reemplazo de cadera

¿La operación ambulatoria de cadera y rodilla podría ser adecuada para ti? Los médicos opinan.

Una mujer sentada en un sofá sostiene un bastón entre sus manos

FIZKES/GETTY IMAGES

In English | Después de jugar fútbol americano en la escuela secundaria, correr en la pista todo el año como jugador del equipo de la NCAA All-American y luego desempeñarse como entrenador de pista, Lee McGinnis con el tiempo pagó el precio con su cadera. “Llegó al punto en el que no podía hacer más ejercicio, el dolor era muy fuerte”, dice McGinnis, de 71 años, un instructor universitario de inglés jubilado en Wheaton, Illinois. En la primavera del 2020 le dijeron que necesitaría el reemplazo de ambas caderas, y a McGinnis le preocupó que no fuera el momento oportuno. Como dice su esposa, una enfermera jubilada: “En medio de una pandemia, nadie quiere estar en un hospital”.

Afortunadamente, su cirujano ortopédico también explicó que la operación de reemplazo articular de McGinnis podía hacerse como paciente ambulatorio en el hospital. El 29 de mayo le reemplazaron la cadera derecha en el Central DuPage Hospital. El 17 de agosto volvió para que le reemplazaran la izquierda. Para facilitar su regreso a casa el mismo día de cada operación, le administraron anestesia intradural en lugar de anestesia general. Le dieron de alta con un bastón y un andador.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Más allá de eso, dice, “mi médico me dijo que me podía ir tan bien con la rehabilitación en casa como en el hospital”. Efectivamente, después de hacer los ejercicios por su cuenta y asistir luego a sesiones de fisioterapia, McGinnis ya camina, anda en bicicleta y juega de nuevo al golf.

La pandemia de COVID-19 ha acelerado la tendencia de operaciones ambulatorias de reemplazo completo de cadera y rodilla en los hospitales de todo el país. En el Northwestern Medicine Regional Medical Group (que incluye el Central DuPage Hospital), durante los seis meses anteriores a la pandemia de COVID-19, el 14% de las operaciones de reemplazo de cadera y rodilla fueron operaciones del mismo día; durante los seis meses posteriores a la pandemia, esa cifra aumentó al 27%.

NYU Langone Health, en la ciudad de Nueva York, experimentó un aumento similar. “Una de las consecuencias involuntarias [de la pandemia] es que los pacientes a quienes anteriormente les inquietaba irse a casa el día de la operación ahora quieren irse a casa el mismo día para recuperarse en su propio ambiente”, dice el Dr. William Macaulay, jefe de la División de Cirugía Reconstructiva para Adultos en el Departamento de Cirugía Ortopédica de ese centro.

Los procedimientos para controlar el dolor son clave para las operaciones ambulatorias

Lo que ha hecho posible realizar operaciones y enviar al paciente a casa el mismo día, según los médicos, son los cambios en los protocolos quirúrgicos —como el uso de técnicas mínimamente invasivas— y una mejor comprensión de las medidas para controlar el dolor. Uno de los primeros lugares en la lista lo ocupa la posibilidad de usar un anestésico intradural de acción breve en lugar de anestesia general. Con esta estrategia, “hay un menor riesgo de que se presenten coágulos en la sangre y un menor riesgo de náuseas y vómitos posteriores a la operación”, dice el Dr. William Sterba, cirujano ortopédico en los hospitales Central DuPage y Delnor de Northwestern. “Las operaciones duran aproximadamente una hora, y con el anestésico intradural de acción breve, para el momento en que los pacientes llegan a la sala de recuperación ya mueven los dedos de los pies”.

Sterba dice que esta “movilidad temprana” en el paciente siempre es la meta, pero la operación más rápida también tiene un beneficio cognitivo. “Cuando se administra la anestesia de acción breve, el cerebro puede librarse de ella con bastante facilidad”, explica el Dr. Matthew Squire, cirujano ortopédico y codirector del servicio de reemplazo articular en UW Health de University of Wisconsin-Madison. Debido a la actual epidemia de opioides, los cirujanos están minimizando el uso de fármacos narcóticos para el dolor y, en su lugar, envían a los pacientes a casa con indicaciones de usar antiinflamatorios no esteroides y otros medicamentos analgésicos.

Estas tendencias parecen tener efectos positivos para muchos pacientes. Un estudio publicado en la edición de septiembre del 2020 de Arthroplasty Today comparó los resultados de las operaciones de reemplazo completo de cadera en pacientes que recibieron el alta hospitalaria el mismo día y en los que permanecieron en el hospital, y halló que si bien los puntajes del nivel de dolor posquirúrgico de ambos grupos fueron similares, quienes tuvieron una operación ambulatoria reportaron un mejor desempeño físico y mental después de 12 semanas; el grupo que se fue a casa el mismo día también presentó tasas de reingreso más bajas.

Cómo saber si la recuperación en casa es adecuada para ti

La decisión de quién es candidato para una operación ambulatoria de reemplazo de cadera o rodilla se toma según el caso. “Los candidatos ideales tienen entre 45 y 75 años y cuentan con suficiente apoyo social en su casa”, dice Squire. Esto es especialmente importante en lo que respecta a la ayuda con la movilidad durante aproximadamente las dos primeras semanas después de la operación. Por otro lado, los pacientes que tienen varias enfermedades concurrentes —como enfermedades cardíacas, enfermedad pulmonar o diabetes mal controlada— no son buenos candidatos para estas operaciones ambulatorias porque se los debe monitorear estrechamente después de la operación.

Incluso después de que pase la pandemia, algunos expertos creen que la operación ambulatoria de reemplazo articular completo seguirá aumentando. “Creo que esta tendencia llegó para quedarse”, dice Macaulay. “Una vez que el público general vea que la gente lo está haciendo, se sentirán más cómodos al respecto”.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.