Skip to content
 

Esa piscina de hotel podría enfermarte

Un nuevo informe de los CDC enlaza las piscinas y los jacuzzis de hotel con varias enfermedades graves

Mujer en una piscina

Getty Images

In English | Igual que consumir un vaso de vino extra o papitas chip, ahora puedes agregar “jacuzzi de hotel” a la lista de cosas que solías disfrutar... y ahora te preguntas si no deberías. Esto es gracias a un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicado hoy, donde se señala que las piscinas y los jacuzzis de hotel causan uno de cada tres brotes de enfermedades relacionados a la natación.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

De todos los gérmenes causantes de enfermedades que se dispersan por aguas tratadas, el más grande es el parásito cripto, el cual fue responsable del 89% de las 24,453 enfermedades causadas por infección registradas desde el año 2000 al 2014. Y aunque las piscinas y los jacuzzis fueron la fuente principal de ello, la propagación del parásito cripto no es necesariamente culpa del propietario.

Eso se debe a que este tipo de parásito es tan resistente que sobrevive incluso en piscinas que reciben un mantenimiento adecuado. El cripto se propaga cuando alguien con ese parásito tiene diarrea en la piscina y otros nadadores tragan el agua contaminada. Los CDC hacen énfasis en que los nadadores y los padres de niños nadadores juegan un papel esencial en la prevención de los brotes de cripto.

“El solo tragar un poco de agua que tenga cripto puede ocasionar que niños y adultos generalmente sanos se enfermen por semanas con diarrea acuosa, retortijones estomacales, náusea y vómito”, dijo Michele Hlavsa, directora del Healthy Swimming Program (Programa de natación saludable) de los CDC. “El cloro no puede matar el cripto rápidamente. Desde un principio necesitamos mantenerlo fuera del agua. No entres al agua ni dejes que tus niños entren al agua si están enfermos con diarrea”.

Las otras dos bacterias que causan enfermedades en las piscinas  tienen que ver con el mantenimiento. Una de ellas, la legionella, que causa neumonía severa y síntomas similares a la gripe, es más probable que enferme a las personas mayores de 50 años, así como a quienes fuman o fumaban, o a quienes tienen un sistema inmunológico débil.

Además de la legionella, la bacteria pseudomonas, que causa irritación en la piel conocida como sarpullido de jacuzzi y también otitis externa, se prolifera en áreas viscosas de una piscina o parque acuático. La viscosidad, llamada biopelícula, los protege contra los desinfectantes. La clave para evitar contraer enfermedades de estos dos gérmenes, según los CDC, es que desde un principio un hotel, así como cualquier operador de piscinas públicas o privadas, debe asegurarse de que sus niveles de desinfección eviten que crezca la bacteria —y la viscosidad que esta crea—.

Especialmente si eres mayor de 50 años, los CDC recomiendan que informes a tu doctor sobre posibles exposiciones a la legionella, incluso el uso reciente de un jacuzzi, si sufres males que parezcan ser síntomas de la gripe este verano.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.