Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Conociendo la osteoporosis

La práctica regular de ejercicios, una alimentación rica en calcio y vitamina D ayudan a su prevención.

In English | En cada uno de los 206 huesos que tiene el ser humano, se depositan en forma maravillosa, durísimos minerales (principalmente calcio) sobre un delicado tejido llamado matriz ósea. El resultado de esa amalgama es un órgano considerado el más duro y fuerte del cuerpo humano: el hueso. Los huesos constituyen la armazón sobre la que se apoyan los demás órganos y su integridad es fundamental para conservar la postura y la actividad física.

Lamentablemente, el paso de los años y muchos otros factores hacen que la dureza pétrea de los huesos se pierda y éstos se vuelven blandos y quebradizos. Cuando ese reblandecimiento alcanza una intensidad marcada, los huesos pueden romperse fácilmente y se llega entonces a la osteoporosis; una enfermedad que afecta aproximadamente a 44 millones de norteamericanos, principalmente mujeres.

Para entender que es la osteoporosis, debemos entender primero como se forma el hueso. El hueso tiene un metabolismo muy activo y al igual que el famoso tejido de Penélope, el tejido óseo se esta construyendo y destruyendo constantemente. La formación del hueso es obra de unas células muy activas llamadas osteoblastos, que construyen el tejido sobre el cual se deposita el calcio y otros minerales. La destrucción de hueso es obra de unas células llamadas osteoclastos, las cuales hacen que el hueso pierda el mineral. Durante la niñez y la juventud, la actividad osteoblástica (constructiva) es mucho mayor que la osteoclástica (destructiva) y el resultado neto es el crecimiento de un hueso fuerte y macizo. Pero ya después de de los 35 años, la actividad destructiva de los osteoclastos es mayor que la actividad constructiva de los osteoblastos. Como consecuencia, la dureza del hueso se va perdiendo, apareciendo la osteopenia primero, y si ésta avanza, la osteoporosis después.

La buena noticia es que las pruebas de densitometría nos permiten descubrir tempranamente, el reblandecimiento de nuestros huesos. Esta prueba indolora, mide la dureza o densidad ósea en dos lugares: la columna vertebral y la cadera, aunque modernos (pero menos confiables) aparatos pueden medirla también en los tobillos o las muñecas. El resultado se expresa con dos números llamados el “T score” y el “Z score”. El mas importante es el “T score”, que compara la dureza del hueso con la de una persona del mismo sexo de 30 años de edad. Debido a que la dureza del hueso de una persona mayor es casi siempre MENOR que la dureza del hueso de una persona mas joven, el resultado del “T score” es siempre un número negativo. Si ese número esta entre -1 y -2.5, el hueso examinado tiene osteopenia, si el ‘T score’ es menor de -2.5, la persona tiene osteoporosis.

De acuerdo a la Fundación Nacional de Osteoporosis, toda mujer mayor de 65 años debe hacerse una densitometría. Otras candidatas a la prueba son mujeres posmenopáusicas entre 50 y 65 años que sufren una fractura; que están en tratamiento crónico con glucocorticoides, Dilantin, o barbitúricos; que pesan menos de 127 libras; y que fuman cigarrillos. La cosa no esta tan clara para los varones, se piensa que hombres con bajos niveles de testosterona deben hacerse la densitometría por lo menos una vez en la vida.

Una vez hecho el diagnóstico de osteopenia u osteoporosis, el médico puede prescribir medicamentos que si bien es cierto no curan la osteoporosis, si pueden disminuir el riesgo de fracturas en el futuro. En cuanto a la prevención, una alimentación rica en calcio, la práctica regular de ejercicios, además de suplementos de calcio y vitamina D, han demostrado efectividad en retrasar la osteoporosis.

Podemos concluir que la osteopenia y la osteoporosis son como las canas y las arrugas; procesos que dependen del paso del tiempo, pero que pueden prevenirse y detectarse a tiempo, antes de que causen problemas.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO