Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Valen los blanqueadores dentales lo que piden por ellos?

Qué funciona, qué no y cuánto cuestan.

In English | Los estadounidenses les pagan a sus dentistas alrededor de $140 millones al año para blanquear sus dientes, según un estudio realizado por la American Academy of Cosmetic Dentistry (Academia Estadounidense de Odontología Cosmética). Y no sorprende que la mayoría de los hombres y mujeres que gastan ese dinero sean boomers. Ciertamente, la demanda de ese tipo de odontología cosmética —para tener dientes más derechos y blancos— es impulsada por “el interés de esta generación por tener una apariencia más juvenil”, señala Hugh Flax, presidente de la citada academia.

Vea también: Siete pasos para tener dientes sanos

Por otro lado, los estadounidenses también gastan millones de dólares más en blanqueadores dentales de venta libre. Entonces, ¿qué funciona mejor?, ¿qué cuesta más? y ¿qué es mejor para usted? A continuación, se ofrecen algunos detalles para tener en cuenta.

Todos los blanqueadores funcionan del mismo modo: Todos usan peróxido de carbamida, que reacciona produciendo peróxido de hidrógeno al entrar en contacto con el diente. El peróxido de hidrógeno, por su parte, descompone las moléculas más grandes en moléculas más pequeñas, que reflejan más luz, explica Michael Apa, odontólogo restaurador y estético de la ciudad de Nueva York.

Los blanqueadores funcionan bien sobre las manchas superficiales provocadas por el café, el té, los arándanos, el vino tinto, las ocasionadas por fumar y las que aparecen con la edad. No funcionan con los dientes que se hayan puesto grises de adentro hacia fuera, como sucede a veces cuando alguien recibe grandes dosis de tetraciclina, por ejemplo.

La principal diferencia entre los distintos tipos de blanqueadores es la concentración de peróxido que utilizan: Las soluciones que aplican los dentistas en su consultorio generalmente tienen entre un 30 % y un 35 % de peróxido; puede que el profesional lo mande a su casa para que use —bajo su supervisión— fundas hechas a medida (que mantienen el producto blanqueador en los dientes) y soluciones con concentraciones del 10 % al 15 %.

Los kits de venta libre que uno puede comprar, que exhiben el sello de aprobación de la American Dental Association (Asociación Odontológica Estadounidense), tienen un 10 % de peróxido de carbamida. Pero los dentistas usan blanqueadores con concentraciones más altas porque trabajan más rápido y permiten lograr algún blanqueamiento en una sola sesión, en vez de demandar semanas de aplicaciones. Sin embargo, un producto con mayor concentración también aumenta el riesgo de afectar las encías, que es lo que hace necesaria la aplicación o supervisión por parte de un profesional. Algunos dentistas están ofreciendo el blanqueamiento con láser, que evita todos estos inconvenientes.

El blanqueamiento puede provocar sensibilidad dental: Piense en ese dolor que siente cuando come helado. “Por lo general, casi toda la sensibilidad se va después de unos pocos días. Si no lo hace, es posible que necesite la ayuda de un profesional, quien podría aplicarle algún producto para recubrir sus dientes”, comenta Mark Wolff, profesor y vicedecano de la Facultad de Odontología de New York University. Pero esté atento: a veces, puede resultar difícil eliminar la sensibilidad, y el costo de hacerlo puede ir desde algunos pocos dólares para comprar un par de tubos de pasta dentífrica para dientes sensibles hasta varios cientos de dólares por la aplicación de selladores. Si tiene dientes sensibles, antes de empezar el proceso, consulte a un profesional. Puede que haya problemas dentales que deban ser atendidos previamente.

A continuación: ¿Cuánto tiempo permanecerán blancos los dientes? >>

Ningún blanqueador es permanente: La blancura que obtenga de un tratamiento en el consultorio del dentista puede ser mayor, pero durará más o menos lo mismo que la que logre con un kit de venta libre, asegura Wolff. Según él, cuán pronto se vuelvan a manchar y decolorar sus dientes dependerá de su dieta y de los medicamentos que tome. Si bebe y come cosas que manchen —desde el vino tinto a los arándanos—, las manchas reaparecerán más rápidamente y el brillo y la blancura de sus dientes desaparecerán. Si es cuidadoso y limita esos alimentos y bebidas, el brillo debería perdurar unos seis meses.

Sopese las diferencias entre los tratamientos: ¿Debería visitar a su dentista o recurrir a un blanqueador de venta libre? Depende. “A menudo, las bandejas o fundas de los kits de venta libre no encajan adecuadamente, provocando que se derrame el gel blanqueador”, según Flax, de la American Academy of Cosmetic Dentistry. También señala que las cintas o tiras blanqueadoras se pueden desplazar y “hacer que el ácido entre en contacto con sus encías”. Si usted tiene dientes sensibles, un dentista podría ofrecerle procedimientos más cómodos. Y si busca una solución rápida, nada mejor que recurrir a un dentista.

Por otro lado, “las bandejas para blanquearse los dientes en su casa han funcionado bien por más de 20 años”, agrega Flax.

Wolff señala que si bien las tiras o cintas son efectivas, las bandejas trabajan mejor si son aplicadas correctamente.

Costos: El blanqueamiento con láser rondará los $1.000; la aplicación de un blanqueador en el consultorio del dentista cuesta alrededor de $500. Si el dentista le hace un blanqueamiento inicial y luego lo manda a su casa con un kit para que se lo aplique usted mismo, deberá calcular un costo de $300.

Los precios de los kits de blanqueamiento de venta libre pueden variar mucho: entre $30 y $300. No se deje tentar por los productos más caros, aconseja Wolff. “Consulte a su dentista antes de invertir semejante cantidad de dinero en un producto de venta libre”.

Beth Levine es una escritora independiente que vive es Stamford, Connecticut.

A continuación: Cinco alimentos que blanquean los dientes naturalmente >>

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO