Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Qué es mejor para curar el corazón?

No hay una opción igualmente indicada para todos.

In English | La majestuosidad del corazón no se les escapa a los poetas, ni a los cardiocirujanos. He visto al corazón salir de un pecho ondulándose como un pitón listo para atacar, y lo he visto desinflarse tímidamente, manifestando la insuficiencia cardíaca que mata a más de 400.000 estadounidenses todos los años.

Vea tambien: 4 cirugías que debe evitar.

Pero a pesar de todo lo que sabemos del corazón, nos queda mucho que aprender. Dos estudios recientes ponen en duda las normas establecidas respecto al tratamiento de las enfermedades cardíacas. Sus resultados incluso me han sorprendido a mí.

Durante muchos años, los cirujanos han tratado la enfermedad de las arterias coronarias (la acumulación de placas en las arterias) con un injerto de resvascularización, conocido como CABG, por sus siglas en inglés. En el CABG, se extrae un vaso sanguíneo saludable de la pierna o el pecho del paciente y se injerta en la arteria con el fin de que la sangre fluya por él en vez de por el tramo obstruído por placas.

Ilustración de un corazón en el pecho de un hombre

Foto: artpartner-images/Getty Images

En las últimas dos décadas del siglo XX, surgieron dos alternativas a la invasiva e incluso peligrosa cirugía de bypass: la angioplastia con globo y la inserción de una endoprótesis vascular ("stent" en inglés).

En la angioplastia con globo, se inserta en la arteria bloqueada un catéter con un globito que después se infla, lo que empuja las placas contra las paredes de la arteria, abriéndola de nuevo. En el otro procedimiento, durante la angioplastia se inserta en la arteria una endoprótesis vascular: un tubito de malla que funciona como túnel por el que puede fluir la sangre.

Desde la introducción de estos métodos alternativos (conocidos como procedimientos PCI), su uso se ha disparado, y hoy en día sobrepasan la cirugía de bypass.

Hasta ahora, pocos estudios habían comparado estos procedimientos con el bypass. Uno de los estudios comparó la mortalidad asociada con las operaciones de bypass con la de los procedimientos PCI. Descubrió que para los pacientes mayores de 65 años con obstrucción de más de una arteria y para los diabéticos, la cirugía de bypass conlleva menos riesgo de muerte. Los pacientes menores de 55 años enfrentaron un poco menos de riesgo con los procedimientos PCI.

El segundo estudio comparó los peligros para la salud que presentan el bypass y la inserción de una endoprótesis vascular. Los pacientes de alto riesgo que recibieron una endoprótesis tuvieron más probabilidades de sufrir un infarto o un derrame cerebral en menos de tres años, y mayor probabilidad de necesitar repetir el procedimiento. En el caso de los pacientes en situación de bajo riesgo, el bypass y la endoprótesis tuvieron consecuencias igualmente buenas.

Los resultados de estos estudios dilucidan un aspecto importante de la medicina: no hay un solo procedimiento que esté indicado para todo el mundo. Yo analizo con mis pacientes su situación única, y juntos llegamos a una decisión. Estos nuevos resultados son algo que todos los cardiocirujanos, incluso yo, tomaremos en cuenta. Usted también debe hacerlo.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO